Síguenos
La peña El Ajo lanza su cartel vaquillero pensando en la normalidad postcovid La peña El Ajo lanza su cartel vaquillero pensando en la normalidad postcovid
Una de las actuaciones realizadas en la peña El Ajo en la Vaquilla anterior a la pandemia

La peña El Ajo lanza su cartel vaquillero pensando en la normalidad postcovid

Recupera la mayoría de las actuaciones previstas para las fiestas de 2020, que se suspendieron

La peña El Ajo ha lanzado esta semana el cartel de conciertos y espectáculos que quiere llevar a su escenario durante las Fiestas del Ángel. Esto no sería noticia si durante dos años hubiera habido celebraciones, conciertos, actuaciones, festivales y eventos de todo tipo. Pero como el resto de fiestas la pandemia frenó en seco todo tipo de manifestaciones colectivas. Ahora, se vuelve poco a poco a la normalidad, porque la situación epidemiológica lo permite. En menos de un mes Las Fallas, que fue la primera fiesta que se suspendió en 2020, volverá a celebrarse en sus fechas habituales intentando ofrecer una cierta “normalidad”.

Pensando en que también las Fiestas del Ángel se hagan en un ambiente de cierta normalidad, la peña El Ajo ha lanzado su cartel, manteniendo sobre el 80% de los artistas que tenían en el que presentaron en febrero de 2020, justo un mes antes del confinamiento, y que no se pudo llevar a cabo ni en julio de 2019 ni en julio de 2020.

“Hemos programado los eventos como una Vaquilla normal”, apunta Javier Cantalapiedra, secretario de El Ajo, porque “no podemos demorar la contratación a semanas antes de las fiestas”, añade. Si se deja pasar más tiempo asegura que no se podrían contratar artistas y por eso han vuelto a trabajar en los plazos que lo hacían antes de la pandemia y a tener todo cerrado a primeros de año.

Apunta además que este año va a haber una dificultad añadida y es que se están programando muchos festivales de música, por distintos puntos de la geografía española y en sitios tan próximos a Teruel como Valencia.

En el caso de El Ajo han podido mantener muchos de los grupos con los que tenían acuerdos antes de la pandemia, excepto en casos concretos como una figura internacional que no tenía previsto hacer gira por Europa este año. En este tiempo además han cobrado más notoriedad entre el gran público. Sería el caso por ejemplo de Rayden, que participó recientemente en el Festival de Benidorm, para elegir al representante de España en Eurovisión y que quedó en cuarta posición.

Los internacionales Dubioza Kolectiv o Talco comparten cartel con Nativa, grupo de algunos de los integrantes de La Raíz; Muyayo Rif o Green Valley. Rap, reggae, ska, pop o música electrónica sin olvidar la percusión de Brincadeira o conocidos Djs como Abel Ramos, el elenco de este festival no tiene nada que envidiar a los que se celebran en otras localidades por todo el país.

Cartel para este año que está circulando por las redes sociales

Pero a diferencia de lo que ocurre en otros eventos de estas características, los conciertos de El Ajo son gratuitos. Esa es la idiosincrasia de la Vaquilla de Teruel, todas las actuaciones que se realizan entre el viernes y el lunes de la Vaquilla son gratuitas.

Y ahí es donde ha salido la vena reivindicativa de la peña, porque no solo son gratuitos sino “libres” de ayudas y subvenciones. Así lo indican en sus redes sociales junto al cartel de la peña para 2022.

Cantalapiedra matiza este apunte y explica que, además de la subvención que reciben de Interpeñas por el convenio que se firma con el Ayuntamiento de Teruel todos los años, en anteriores ediciones han solicitado ayudas en diferentes convocatorias de distintas instituciones sin éxito cuando festivales y actuaciones musicales de todo tipo que se realizan por toda la provincia sí que son subvencionadas. En alguna ocasión, como el concierto de Marea en 2019, sí que han sido subvencionados pero con una cantidad ínfima con respecto a la justificación que presentaban.

“Intentamos buscar fuentes de financiación”, apunta, porque más allá de la ayuda de Interpeñas solo se cuenta con la aportación de los socios y con los ingresos que se reciben por la contratación de las barras.

En su opinión, hacer falta apoyo para poner en valor a las peñas y que esta fiesta vuelva a ser lo que era.

Y si algo es intrínseco a la Vaquilla, son sus peñistas. Por ello, el lanzamiento del cartel es también una llamada de atención a los turolenses y vaquilleros de otros sitios para que se sumen. Sortean cuatro cuotas para animar a ello. “Las peñas necesitamos peñistas, necesitamos ingresos porque seguimos teniendo gastos y para poder hacer previsiones”, apunta Cantalapiedra.

El directivo de El Ajo confía en que al lanzar ya el cartel la gente apunte en su agenda el fin de semana del 10 de julio. “Hemos movido todo esto para que la gente se organice y pueda venir a la Vaquilla”, afirma.

En su opinión, además, “una programación del nivel de la que hemos sacado nosotros puede ser un revulsivo más para que la Vaquilla pueda ser considerada Fiesta de Interés Turístico Nacional, la aportación que podemos hacer como peña”, y advierte que si la situación epidemiológica lo permite hay que tratar de hacer una Vaquilla lo más normal posible, porque si no al año siguiente la gente no volverá.

Como El Ajo, el resto de las peñas vaquilleras trabajan ya desde hace meses en las contrataciones y cierres de fechas para charangas, grupos y discomóviles y en captar socios que colaboren a mantener más viva que nunca la mejor fiesta del mundo. Al menos para los turolenses.