Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

‘Los caprichos’ de Goya como recurso didáctico en el campo de la humanística ‘Los caprichos’ de Goya como recurso didáctico en el campo de la humanística
Reproducción de ‘El sueño de la razón produce monstruos’, original de Goya y pirograbada por Antonio Moreno

‘Los caprichos’ de Goya como recurso didáctico en el campo de la humanística

Antonio Moreno expone en internet la serie analizada y reproducida en pirograbado

Antonio Moreno, natural de Monreal del Campo y afincado en Torrijo, dio a conocer en esta última localidad, en diciembre de 2017, su colección de pirograbados que reproducían algunos de los grabados que forman parte de la serie Los caprichos de Francisco de Goya. El turolense reprodujo quince de las ochenta estampas que forman la serie, con todo lujo de detalles y con ampliaciones de algunos elementos importantes, no tanto desde el punto de vista artístico, que también, sino sobre todo del expresivo. La colección de pirograbados sobre la obra de Goya creados por Moreno ha ido creciendo desde entonces ­-actualmente ha realizado 40, la mitad del total-, y ha pasado por numerosas salas de exposiciones de la provincia, así como institutos y centros de formación, donde el propio autor ha dado algunas conferencias, ya que el fin último de esta iniciativa es dar a conocer esta parte de la obra del pintor de Fuendetodos y poner de manifiesto la actualidad que rezuma más de dos siglos después de su creación.

Antonio Moreno ha creado recientemente un sitio web (https://sites.google.com/view/pirograbadosgoya) en el que vuelca toda esta información para uso público, con fotografías de todos los grabados que ha reproducido hasta la fecha, con textos originales de Francisco de Goya y otros escritor por él mismo, analizando el significado de cada una de las estampas, en las que Goya criticó agria y agudamente la sociedad pacata e ignorante de la España ultramonárquica del cambio de siglo entre el XVIII y XIX.

La web, en tres idiomas con una presentación limpia y brillante, explica los entresijos del contexto de Goya y de su obra, que en este año del 275 aniversario de su nacimiento resulta especialmente apropiado, así como de las técnicas, recursos y lenguajes que empleó el aragonés en sus creaciones seriadas. También explica Moreno la importancia de Los caprichos de Goya y el por qué ha considerado importante divulgarlos explicados y analizados. En su opinión, los grabados son una parte de la obra de Goya “no destinada a eruditos ni a ser admirada como obra de arte, sino para ser divulgada entre el pueblo, para desenmascarar vicios, corrupciones, hipocresías y supercherías”. Cobran especial relevancia en el sentido de que “no fueron obras creadas por encargo, sino motivadas por la preocupación de Goya por contribuir a la mejora de la condición humana”. Sin embargo Antonio Moreno considera que “existe una lamentable carencia de conocimiento y difusión pedagógica de uno de los legados más originales y profundos, como es la serie de Los caprichos”, por lo que trata de contribuir a través de sus pirograbados y de su puesta en público a través de internet a su difusión. Según Moreno, incluso quien conoce Los caprichos y ha podido verlos no se pregunta en muchas ocasiones el auténtico significado de cada una de las estampas”. Pero el turolense también se fija en los aspectos artísticos, por lo que cada una de sus reproducciones están acompañadas en la web por una imagen de la estampa original, extraída de la web de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, y de pirograbados parciales que reproducen detalles del original a mayor tamaño, y que permiten hacerse una mejor idea del nivel de detalle y de perfección artística que alcanzó el pintor aragonés en la realización de esos grabados.

A su vez Antonio Moreno recurre al pirograbado, una técnica que descubrió a mediados de los años 80, y que ha utilizado desde entonces para reproducir en buena parte obras de Goya, pintor del que se declara ferviente admirador. De hecho esta serie, aunque se dio a conocer hace pocos años, comenzó en 1996, coincidiendo con el 250 aniversario del nacimiento del de Fuendetodos. Para cada una de las tablillas Antonio Moreno no se limita a reproducirla, sino que investiga profundamente su significado, interpretaciones y contexto histórico. En la web donde actualmente puede verse su trabajo hay además imágenes del proceso de creación de cada pirograbado en diferentes fases del mismo, de forma que es fácil hacerse idea de la minuciosidad del proyecto.

Desde diciembre de 2017 Moreno ha expuesto su colección de pirograbados en diferentes salas de la provincia, donde además ha protagonizado varias conferencias, a medida que la colección ha ido creciendo desde las 15 hasta las 40 reproducciones actuales, con el objetivo de completar las 80 que forman parte de la serie original de Goya. Así, el objetivo de Moreno es “aprovechar la capacidad de difusión que proporcionan los medios técnicos actuales”, en referencia a la web, “para ofrecer una visión actualizada del objetivo original de esta obra, la denuncia de conductas reprobables o irracionales”. Moreno insiste es que “estoy convencido del enorme potencial pedagógico que tienen estas estampas para elaborar un eficaz proyecto educativo de formación hymana a través del arte, pues en el fondo esta serie de grabados se puede considerar como una enciclopedia del comportamiento individual y social”.

Una serie esencial

A finales del siglo XVIII Francisco de Goya realizó las 80 estampas que hoy en día se reunen bajo el título de Los caprichos, su cuarta serie de grabados en las que criticaba ferozmente a la sociedad del momento, especialmente la nobleza y el clero, profundamente conservadora, supersticiosa, corrupta e ignorante. Algunos de los temas que reprodujo en ella se repiten de algún modo en Los desastres de la guerra, si bien aquellos abordaban su pesimista reflexión sobre la sociedad desde un ámbito más general, y estos pormenorizaban en mayor medida la guerra entre España y Francia.

La importancia de estos 80 grabados es capital desde el punto de vista formal y también en su fondo, ya que es un perfecto termómetro de una sociedad anclada en el pasado, en la que una minoría –entre la que estaba Goya– miraba con esperanza hacia un racionalismo incipiente en Europa personalizado en la Francia revolucionaria, que nunca permeó por completo en España, debido sobre todo al regreso de los infames borbones a España tras la guerra y la restauración del catolicismo, el conservadurismo y el cazurrismo autóctonos.

El redactor recomienda