Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Los escolares plasman su creatividad en el certamen de cuento ilustrado de Poiesis Los escolares plasman su creatividad en el certamen de cuento ilustrado de Poiesis
La comunidad educativa de cinco centros escolares del Bajo Aragón asiste a la entrega de premios del V Certamen de cuento ilustrado Gloria Fuertes promovido por la Asociación Literaria Poiesis. M. N.

Los escolares plasman su creatividad en el certamen de cuento ilustrado de Poiesis

Cinco colegios presentan 150 trabajos en una V edición en la que el Covid desata la creatividad

Los colegios Juan Sobrarias, La Inmaculada, San Valero (Alcañiz), Virgen del Pilar (Calanda) y el aula de Aguaviva del CRA Olea han participado en el V Certamen de cuento ilustrado infantil Gloria Fuertes 2020-2021, que el pasado domingo 6 de junio falló sus premios en un acto organizado por la Asociación Literaria Poiesis con el apoyo del área de Infancia y Juventud del Ayuntamiento de Alcañiz.

Los nueve diplomas vencedores del concurso, al que se presentaron más de 150 trabajos, fueron entregados ayer un acto celebrado en el Centro Joven de Alcañiz en el que las ganadoras y los ganadores leyeron y proyectaron sus cuentos.

Judith Lillo y Sara Bravo, alumnas del Juan Sobrarias de Alcañiz. M. N.




Por parte del colegio público Juan Sobrarias de Alcañiz, el cuento premiado fue La mejor medicina, de Judith Lillo y Sara Bravo, alumnas de quinto de Primaria. Isabel Coma, también de quinto de Primaria y estudiante del colegio La Inmaculada de Alcañiz, presentó Érase una vez Blanquita, mientras que sus compañeros de centro educativo César Serrano y Adrián Mallén, de sexto curso, derrocharon imaginación en su obra Curative Man vs. Coronavirus.

El poder de la vacuna, de Inés Lapuente (quinto de Primaria), y ¡Vencer con emoción!, de María Pilar Angui y Marcos Buil (segundo de Primaria) fueron los trabajos premiados en las Escuelsa Pías de Alcañiz.

Susana Mene (3i) y Pepa Griñón entregan el premio a Judith Lillo y Sara Bravo. M. N.




 

Por su parte, el aula de Aguaviva del CRA Olea situó otros dos premiados en el cuadro de honor: Paula Carbó (tercero de Primaria) por Las hadas y el Covid y Leo Crespo (primero de Primaria) por El incendio coronavirus.

Por último, Lucía González (segundo de Primaria) y Nisrin Farih (sexto de Primaria) triunfaron, representando al colegio Virgen de Pilar de Calanda, con Venus contra Covid-19 y Salvando el mundo, respectivamente.

Fomentar la creatividad

El presidente de Poiesis, Julio Moreno, explicó que el objetivo del certamen es “fomentar la creatividad de los niños”.

Esta edición ha acusado la pandemia y ha bajado el número de cuentos ilustrados aportados, unos 150, mientras que a la convocatoria anterior se presentaron más de 200. También hay “un par de colegios menos” entre los participantes, lamentó Moreno.

Isabel Coma, del Colegio La Inmaculada de Alcañiz, lee su cuento. M. N.

En todo caso, los niños y niñas se han volcado con la temática de este año, que no podía ser otra que el coronavirus. “Lo primero que se valora es que se ajuste al tema y después la calidad, la complementariedad entre texto e imagen y que la historia que cuente tenga un interés”, indicó el presidente, que se disculpó con los niños que no han resultado premiados porque “es díficil hacer una selección justa; te salen duras por todos los lados”. En general, se otorgan dos premios por colegio

Liberar las emociones

“Se trata de estimular, incentivar y reconocer el esfuerzo que los chicos y las chicas hacen, porque enfrentarse a una página en blanco es difícil”, dijo la conductora del acto y dinamizadora infantil, Pepa Griñón, quien resaltó que los niños han vaciado en los cuentos “las emociones que ellos tuvieron durante la pandemia y el confinamiento”, así como “toda la frustración, la inquietud y los miedos” del momento. Por lo tanto, para ellos “ha sido un trabajo también de reflexión y de interiorización de lo que ha pasado” muy beneficioso para “proyectar todo eso que se queda dentro” si no se le da salida.

César Serrano y Adrián Mallén, del Colegio La Inmaculada, desbordaron imaginación con su ‘Curative Man’. M. N.

Por su parte, la concejala delegada de Infancia y Juventud, Susana Mene, mostró su apoyo “absolutamente a todas las iniciativas que se hagan en la ciudad, incluso si vienen de fuera, para apoyar el desarrollo en valores, educativo, imaginativo” o “creativo” que tengan que ver con la sociedad infantil y juvenil.

“Todas las personas que trabajan en educación son muy conocedoras de la importancia que tienen y el valor educativo que poseen los álbumes ilustrados como herramienta de trabajo en las aulas”, dijo Mene. “Si, a mayores, estos cuentos ilustrados son creados por los niños y niñas de los centros, el valor se incrementa porque estamos hablando de que son el futuro de nuestra sociedad y necesitamos que sea un futuro formado, creativo, abierto de mente y con las herramientas necesarias para esta democracia que tanto necesita una juventud libre y creativa”, concluyó.

El redactor recomienda