Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Maestrazgo, un museo infinito abierto al mundo Maestrazgo, un museo infinito abierto al mundo
Las residencias artísticas de estudiantes de Bellas Artes en el Maestrazgo también encuentran acomodo entre los contenidos del MVM

Maestrazgo, un museo infinito abierto al mundo

El espacio virtual de la comarca turolense presenta su nueva web por el Día Internacional de los Museos

La pandemia y la eclosión de lo virtual ha provocado que museos y artistas hayan profundizado en los soportes web para llevar sus contenidos hasta el público, en un proceso que, sin ser nuevo, ha experimentado durante este último año su verdadero auge, y que está por ver si sobrevivirá a la covid, si coexistirá con el modelo anterior en el futuro o, bastante más improbable, si lo sustituirá.

Los museos celebran el próximo 18 de mayo su Día Internacional bajo un lema que viene al pelo de estos tiempos de crisis e imaginación -dos elementos que siempre se dan juntos-; El futuro de los museos: recuperar y reimaginar. Pero la Comarca del Maestrazgo se adelantó más de diez años a ese tren, con la creación en 2008 del Museo Virtual del Maestrazgo (MVM), una plataforma cooperativa en la que, a través del trabajo de administraciones, instituciones, asociaciones y particulares, se ha reunido una ingente cantidad de información sobre patrimonio material e inmaterial de ese territorio, accesible a todo el mundo y casi sin límites.

 

Una sección de actualidad da cuenta de las principales novedades patrimoniales

Ayer, con motivo del Día Internacional de los Museos, el Área de Patrimonio Cultural de la Comarca del Maestrazgo presentó la nueva plataforma web, que se ha renovado para hacerla más vistosa, sencilla de usar y útil tanto al público investigador como al visitante particular.

Creada por Virtual y Civan, empresa de diseño, la nueva web responde al continuo incremento de la demanda de información generada por la misma, y la necesidad de facilitar el acceso a un público de muy diferentes naturalezas.

“Creemos que la renovación servirá para mejorar su capacidad de divulgar el contenido vinculado al patrimonio cultural de manera atractiva y adaptada a todos los públicos. Un museo más acorde con las últimas tendencias de diseño, más accesible, con mucho arte y muchas historias reunidas para compartir y aprender” explicaba durante la presentación de ayer Sonia Sánchez, técnico de Patrimonio de la Comarca del Maestrazgo.

Por su parte, el presidente comarcal Roberto Rabaza asegura que cambia el fondo pero no la forma, ya que el objetivo del MVM sigue siendo “ser un espacio innovador, que atiende a un amplio concepto de patrimonio, del territorio en el que se forma y que supone un privilegio para las personas que viven en él o a quienes que se sienten vinculados al mismo”.

Carlos Muñoz, de la empresa Virtual y Civan, destacó que las plataformas web suponen una gran oportunidad en el mundo rural, “y la Comarca del Maestrazgo lo vieron muy claro desde el principio, con una apuesta muy acertada”.

Estructura clara

La consejera comarcal de Cultura de la Comarca, Marta Monforte, explicó ayer a grandes rasgos la estructura de la nueva plataforma, que cuenta con dos grandes áreas, una más profesional denominada Espacio Científico, en el que pueden consultarse más de 900 artículos sobre patrimonio natural, arquitectónico, artístico, documentación archivística o fotográfica, historia, literatura y un larguísimo etcétera, recuperables a partir de palabras clave, lugares, cronologías o temáticas; y otras más dirigidas al público general, entre la que se encuentra “un Espacio Didáctico sobre el trabajo que suele hacer con escolares del territorio y otro de Actualidad, Exposición y Espacios Museísticos donde se hace difusión de mucho material de interés menos académico”, desde el Museo de las Guerras Carlistas de Cantavieja hasta una nutrida exposición acerca de la Cerámica del Maestrazgo o sobre las diferentes escuelas que existieron en los pueblos de la comarca durante las primeras décadas del siglo pasado; pasado por la obra de Eleuterio Blasco Ferrer, la actividad de la herrería, los abrigos rupestres, el Padre Calasanz Rabaza, el Torreón Templario de Castellote o el Centro del Esparto de la Cuba, por citar solo algunas de las numerosas referencias sobre las que el MVM ofrece información.

El museo se creó en 2008 y se presentó oficialmente en el Museo Provincial de Teruel, siendo Carmen Escriche su directora y Jaime Vicente Redón, el responsable actual, director general de Cultura y Patrimonio del Gobierno de Aragón. “Su creación respondía a exhibir el material que ya teníamos”, recuerda la técnico Sonia Sánchez, “pero también a ampliarlo creando nuevo contenido con ayuda de la gente”. Trece años después ese objetivo se da por cumplido, ya que lo que Sánchez destaca en primer lugar del MVM es que “es un museo social realizado por mucha gente, con fondos de mucha gente, y que se ha nutrido del trabajo de personas que viven en los pueblos, de otros que tienen que vivir en la ciudad pero que se sienten igualmente vinculados, de las asociaciones culturales, de los ayuntamientos y de la colaboración de mucha gente”.

No es el único, pero alguno de los contenidos que más se han mimado han sido el de las exposiciones de patrimonio histórico y cultural material e inmaterial, “sin descuidar las dos facetas que nos parecen imprescindibles; la difusora y también la científica”

Sipca y Dara

Una de las colaboraciones decisivas en la historia del museo que ayer presentó su nueva plataforma ha sido el Sistema de Información del Patrimonio Cultural de Aragón (SIPCA) y el sistema de Documentos y Archivos de Aragón (DARA).

En representación de ambos ayer compareció en la presentación, de forma telemática, Francisco Bolea, que recordó que el SIPCA se creó un año después que el propio MVM, y que “Sonia Sánchez fue la primera persona que se reunió conmigo para empezar a colaborar”.

El primero de los organismos se dedica a documentar, catalogar y ofrecer al público bienes patrimoniales, de carácter inmaterial, mueble e inmueble, mientras que el segundo hace lo propio con documentos y fotografías. “El MVM envió toda la documentación sobre patrimonio que tenía, que era mucha, nosotros la cotejamos, la completamos y la refundimos con la que teníamos y se la devolvimos, de modo que ambos salimos muy beneficiados”.

La obra de Eleuterio Blasco Ferrer está minuciosamente catalogada en la web

Según Bolea, la colaboración entre SIPCA, DARA y el MVM, dedicados los tres a poner en manos del público de forma gratuita y lo más accesible posible información relativa al patrimonio, supone ventajas en diferentes sentidos. “En primer lugar compartimos herramientas informáticas complejas a las que, por sí sola, seguramente no podría tener acceso la Comarca del Maestrazgo. En segundo lugar compartimos información, de forma que ambos tenemos una fuente de datos gratuita y de enorme valor. En tercer lugar permite que los fondos del MVM estén también en una plataforma global con el Gobierno de Aragón detrás (www.sipca.es), que está ya en las 35.000 visitas mensuales y que así contribuye a difundir mejor sus contenidos; y, por último, el contacto y la relación de asesoramiento entre ambas entidades ha hecho que mejoremos”. “Nosotros hemos ayudado al MVM en el ámbito de las normas, metodologías, digitalización de documentos, conservación o métodos de trabajo, y ellos han mejorado muchísimo nuestra información, corrigiendo errores con la fiabilidad que te da tener a gente al pie del territorio”, aseguró.

En la presentación de ayer también intervino la profesora de Magisterio Estefanía Monforte, quien junto a Sonia Sánchez desarrolló el Museo de la Escuela, “aportando con su tesis la parte más científica”, o abundante material sobre la memoria de los vecinos de la comarca. Monforte subrayó que “no solo en las ciudades hay cultura. También la hay en los pueblos y es igual de valiosa”. Durante su tesis doctoral sobre educación Monforte recuperó, junto a la colaboración de numerosos habitantes del Maestrazgo, no solo buena parte de los pupitres o materiales de las antiguas escuelas sino también su historia e incluso su disposición física. “Eso fue posible gracias a que nos lo contó la gente del pueblo. Las escuelas rurales tienen cosas en común pero cada una es única y gracias a eso lo recuperamos”. Monforte explicó además que existen proyectos en marcha entre el MVM y la universidad, “y espero que se plantee algún TFG que redunde en el estudio de este tipo de temas”.

Abrigo de la Vacada

Otro material muy interesante que puede encontrarse en el MVM es la visita virtual al Abrigo rupestre de la Vacada, en Castellote. El paseo se realiza gracias a una aplicación informática de realidad virtual, que se nutre del trabajo de campo de Manuel Bea, y que nació “como una forma de divulgar y de dar a conocer un espacio como este, que es de máxima importancia pero al mismo tiempo complicado de alcanzar, especialmente para personas de movilidad reducida”. El fondo, que además sirve como base de datos libres, rápida e intuitiva con abundante información útil para el estudio del arte rupestre levantino, Patrimonio Mundial de la Unesco desde 1998, “espero que no sea el único que exista en el MVM en el futuro”, aseguró Bea.

Durante la presentación del nuevo MVM también hubo un turno para las asociaciones culturales de algunos de los 15 pueblos de la comarca, que ha través de sus archivos, su trabajo e incluso los enseres o fotografías que guardan en sus casas han jugado un papel fundamental en la creación del museo y de sus fondos.

Alberto Salesa, presidente de la asociación El Morrón de Cuevas de Cañart aseguró haber quedado encantado con la nueva web, “una herramienta que contribuye ha hacer mucho más visible el trabajo de todas las asociaciones. Parece que tengas a Sonia (Sánchez) detrás de cada sitio, explicándote su significado”.

Alex Buj, de la Asociación Cultural de Tronchón, destacó la forma en la que “se sintetiza la información de todos los pueblos y se recupera el patrimonio dormido, que tenemos la gente en nuestras casas muchas veces sin ni siquiera ser conscientes de que existe”. Según Buj, el Espacio Científico del MVM “es algo de incalculable valor por la cantidad de información que nos pone al alcance de la mano.”

Jesús Villarroya, presidente de la asociación cultural de Fortanete, matizó “la gran cantidad de posibilidades de futuro” que se abre con ese Espacio Científico, y conminó a seguir trabajando por incorporar más fondos a los Espacios Museísticos, “como la Cárcel de Fortanete”.

Además José Manuel Salesa, secretario de la Asociación Cultural de Montoro, aseguró que iniciativas como el MVM “incrementan la autoestima de las personas que vivimos aquí. La historia y la cultura de la gente de este territorio tiene mucho valor, y esto contribuye a que lo sepamos y lo valoremos”.

El MVM estrena nuevo espacio

Una de las novedades en el contenido de la nueva página web del Museo Virtual del Maestrazgo con respecto a la que existía es el Espacio Didáctico. Su contenido lo explicó ayer Laura Monforte, directora del CRA Alto Maestrazgo desde 2018. En 2017 ese CRA obtuvo el premio Palmira Pla por un proyecto educativo titulado Creatividad en el Mundo Rural, y a partir del curso siguiente se integró la experiencia en un Programa de Innovación Educativa, que consistió en sistematizar una serie de actividades y talleres que se venían organizando, a través de los programas Artech, con el Área de Cultura y Patrimonio de la Comarca del Maestrazgo.

 

Portada de la nueva web que estrena el Museo Virtual del Maestrazgo, diseñada por Virtual y Civan


“A lo largo de cuatro años cada curso el escolar aborda una temática diferente relacionada con el patrimonio, para tener, al final, una visión global. Desde la Escuela Tradicional hasta el Arte Rupestre Levantino, todas esas actividades aporta a nuestros alumnos experiencias diferentes y muy enriquecedoras”, explica Monforte.

La profesora explicó, a modo de ejemplo, que “este curso escolar se trabajó el patrimonio arquitectónico”. En cada localidad los escolares eligieron un elemento arquitectónico significativo, que visitaron junto a Sonia Sánchez. “Después se trabajaron en el aula, y dentro del proyecto Europa Creativa hemos creado Buenas Historias, con escritura creativa sobre ese patrimonio, y ahora estamos embarcados en desarrollar proyectos creativos con materiales artísticos aptos para los escolares”. Antes de la pandemia se organizaba una exposición itinerante con todos esos materiales, que volverán a ponerse en marcha cuando las circunstancias sanitarias lo aconsejen.

El redactor recomienda