Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Rosa Báguena recopila las coplas y jotas de Teruel en ‘Así le canto a mi tierra’ Rosa Báguena recopila las coplas y jotas de Teruel en ‘Así le canto a mi tierra’
Rosa Báguena firmando su libro ‘Así le canto a mi Tierra’

Rosa Báguena recopila las coplas y jotas de Teruel en ‘Así le canto a mi tierra’

El libro contiene más de cuarenta canciones que recorren la provincia y recitan sus costumbres
Nuria Andrés

“Ni poeta ni cantante, solo una mujer a la que nunca le faltó ilusión”. Así es como se define Rosa Báguena, la mujer que ha puesto banda sonora a la provincia de Teruel, y también a sus fiestas y tradiciones, en su libro Así le canto a mi tierra, una recopilación de coplas y jotas junto a sus partituras. Es precisamente esa ilusión de la que habla Rosa Báguena la que hizo que esta mujer, pese a los devenires de la vida, nunca abandonara su pasión por la música y las tradiciones. Incluso cuando su vida laboral se alejó de esta disciplina artística, Báguena no olvidó su latido musical y componía versos para sus compañeras de trabajo de una fábrica en Teruel.

La compositora nació en la capital de la provincia, pero toda su vida se desarrolló en Formiche. De su infancia, Báguena recuerda que el médico le decía a su madre que debía impulsar el potencial de voz de Rosa, así como también, su maestra veía que tenía una gran facilidad para hacer rimas, y también para recordar poesías, en especial, ella se acuerda de cuando tuvo que aprenderse Del Salón en el ángulo oscuro, de Gustavo Adolfo Bécquer.

Aunque Báguena nunca pudo formarse profesionalmente, ella rememora toda su vida unida a la música. “Cuando era pequeña, me acuerdo que en verano venían muchos niños al pueblo a visitar a sus abuelos y yo siempre me iba con ellos a cantar y a pasármelo bien”, recuerda la artista.

La composición ha sido, desde siempre, uno de los grandes pilares de la vida de Rosa Báguena. Su tierra, las fiestas, las tradiciones, los Amantes, La Vaquilla… han sido algunas de sus fuentes de inspiración, y es ahora, cuando la compositora saca a la luz gran parte de su armamento para dar forma a su libro Así le canto a mi tierra. Fueron sus amigos los que la animaron a recopilar todas las letras que había compuesto para que estas nunca se perdieran. “Yo tenía todas las coplas guardadas y mis amigos me preguntaban siempre que por qué no las recopilaba todas y hacía un libro con ellas”, cuenta Rosa Báguena, y es que, de hecho, fue su amiga Angelina Mínguez la que finalmente habló con la editorial Taula Ediciones para establecer las bases de lo que posteriormente sería Así le canto a mi tierra. “Tenía todas las letras escritas en papel, se las enseñé a la editorial y enseguida me dijeron que lo iban a publicar. Apostaron por la obra porque creyeron que valía la pena”, comenta la compositora.

Finalmente, Rosa Báguena consiguió recopilar casi cincuenta canciones que ahora se presentan en su libro y que tratan tanto de temas cotidianos como podría ser Internet, con su pieza Pequeñas cosas; como de lugares con La magia de Madrid, Bella Salamanca o Galicia; y por supuesto, de Teruel y sus fiesta con sus letras de Marcha a la Vaquilla, Habanera a los Amantes...

Además, este compendio de canciones se creó con el ánimo de que todo aquel que lo desee pueda, a su vez, tocar e interpretar muchas de las coplas que se recogen en el libro, ya que también se incluye su partitura. “Muchas veces cuando nos juntamos con amigos, queremos interpretar una canción y no podemos porque, aunque la conocemos, no sabemos su partitura, yo lo que quería con este libro es que la gente pueda tocar algunas de las canciones que se incluyen en el libro”, cuenta Rosa Báguena, quien, además, afirma que todas las letras de Así le canto a mi Tierra, son de su puño y letra, de hecho, según cuenta, no se ha fijado en ningún conjunto de coplas anterior para crear su libro. Fueron su entusiasmo, su amor por su tierra y, sobre todo, sus amigos- Covi Galeote,Josan Esteban y Joseluis Ruiz- los que dieron vida a Así le canto a mi tierra. “Todos somos amigos, nos gusta la música, la jota y estamos enamorados de nuestra tierra. Por eso componemos y nos gusta cantar”, recalca Báguena.
 

Rosa Báguena y la rondalla Sonar Turolense en la presentación de ‘Así le canto a mi tierra’

Coplas de la pandemia

Pese al silencio que ha creado la pandemia del Coronavirus, la música sigue sonando. Durante los meses de confinamiento del año pasado tanto Rosa Báguena como sus amigos siguieron componiendo y creando canciones. De hecho, la autora de Así le canto a mi tierra aprovecho la música de la Mazurca de Albarracín para crear una canción que simbolizaba una llamada a la cordura. Esta letra, que se recoge en el libro de Báguena, no solo sirvió para mantener con la mente ocupada a su autora, sino que, además, Covi Galeote y su hija Celia Gómez se atrevieron a ponerle música y darle forma de canción. Una canción que luego se subió las redes para animar a la gente.

Canciones especiales

La emoción y el sentimiento son lo que predomina en estas coplas. Rosa Báguena admite que no podría decidir cuál es su favorita porque a todas les guarda una gran estima, pero, sin embargo, sí que hay tres de ellas con las que se estremece especialmente cuando las escucha. Una de ellas es No digo Adiós, una canción cuya letra compuso Rosa Báguena y su música, José Antonio Esteban. En ella se relata el dolor de una madre al perder a su hija, fue la propia madre la que pidió a Báguena y a Esteban componer una canción para su hija que había fallecido en circunstancias ‘un tanto extrañas’. Báguena cuenta que esta letra ha sido una de las que más le ha costado componer por la tristeza que conllevaba esa historia, pero, ahora, para la compositora es una de sus canciones más especiales porque no solo ayudó a una madre que estaba pasando por un duelo, sino que, con su letra, aportó cierta visibilidad pública a este caso.

Otra de las favoritas de Rosa Báguena es Habanera a Los Amantes. No solo porque la autora se confiese una enamorada de la leyenda de los Amantes de Teruel y de las tradiciones, sino también, porque Celia Galeote, que es quien la suele cantar, la interpreta de una manera muy especial. “A Celia le gusta mucho esta canción y cuando la canta, pone mucha emoción y sentimiento. A mí me conmueve”, señala Rosa Báguena. Además, Así huele mi tierra, es otra de las preferidas de la compositora, no solo por todos los recuerdos que le vienen a la cabeza cuando la escucha o la lee, sino también, porque a ella le encanta escribir sobre el lugar donde creció.

Pero además, otra de las canciones que más le emociona y que, también, inaugura su libro de Así le canto a mi tierra, es Marcha de la Vaquilla, una pieza en la que, sobre la música de Manuel Esparrells, Báguena adaptó su letra para hacerla más popular y cercana a los turolenses. Ahora, está canción no solo supone un estímulo para todos los turolenses para que recuerden que pronto podrán volver a disfrutar de su fiesta, sino que además mantiene vivo el recuerdo de todo lo que suponen esos tres días para toda la población de la capital.

El redactor recomienda