Síguenos
Un DeLorean fue el coche más fotografiado en la concentración de clásicos de Teruel Un DeLorean fue el coche más fotografiado en la concentración de clásicos de Teruel
El DeLorean del valenciano David Saiz fue uno de los coches más fotografiados en la décima edición de la Concentración de Vehículos Clásicos Ciudad de Teruel

Un DeLorean fue el coche más fotografiado en la concentración de clásicos de Teruel

Entre los 160 vehículos había también modelos de Porsche y Cadillac y varios Citroën 2 CV

El DeLorean del valenciano Jesús Saiz, que tiene su propia cuenta en Instagram con 599 seguidores, fue uno de los coches más fotografiados en la décima Concentración de Vehículos Clásicos Ciudad de Teruel, que este domingo regresó al calendario con 160 participantes después de dos años de paréntesis a causa de la pandemia.

La concentración, organizada por el Club Autoclásicos Mudéjar con la colaboración de Caja Rural de Teruel y el Ayuntamiento, despertó el interés de numerosos aficionados, que acudieron al aparcamiento de la Renfe o siguieron el desfile de los vehículos por las principales calles de la ciudad.

Jesús Saiz adquirió su DeLorean con motor Renault en 2014 a un particular en Minnesota y, desde entonces, su valor en el mercado no ha dejado de subir hasta alcanzar los 800.000 euros. Y es que la película Regreso al futuro de Robert Zemeckis convirtió un DMC DeLorean en su máquina del tiempo.

Un aficionado acaricia un Cadillac expuesto en el aparcamiento de Renfe

Este coche y un Seat 1400 matriculado hace 64 años son dos de las joyas de su colección, pero sin embargo el que más disfruta al conducir es un Renault 5 turbo “porque llegas enseguida y es muy cómodo”, dijo.

Pero el DeLorean es el que le piden que lleve a las concentraciones como la de Teruel porque es el que más interés despierta entre el público, “lo que hace que la carrocería acabe siempre llena de huellas”. “Hasta la gente más entendida trata de sentarse al volante”, comentó al respecto. Por eso este domingo, tras levantar sus puertas, la organización puso unas cintas a su alrededor para disuadir a los más atrevidos de tomar asiento.

Fiabilidad

Enrique Navarrete tiene desde hace 32 años un Porsche 356 de 1954 con el que ha hecho más de un millón de kilómetros “y nunca me ha dejado tirado”. Recientemente lo ha reparado íntegramente, “tornillo a tornillo” en un taller especializado “y todas las piezas están como si se acabaran de estrenar”.

Un Mack R-600 adquirido hace un año por un turolense en Pamplona

Tras un rodaje de 3.000 kilómetros en apenas 15 días, este domingo lo trajo desde Lérida a Teruel, una ciudad que siempre ha disfrutado intensamente porque su abuela paterna era de Camarena de la Sierra, explicó.

En 1955, el actor James Dean falleció en un accidente de tráfico en el que conducía un Porsche Spyder 550. Navarrete tenía entonces 7 años y le dijo a su padre que algún día se compraría uno igual de color plateado, lo que hizo realidad 35 años después.

Aunque han intentando comprárselo, aseguró que nunca se desharía de él “porque es una pieza más de mi cuerpo”, dijo acompañado de Isabel Cabrerizo, que desde hace nueve años le acompaña a concentraciones de clásicos por toda España. Navarrete llegó a tener hasta tres ejemplares de la marca alemana, aunque actualmente solo conserva dos.

Los vehículos circulan por la ronda Ambeles en su recorrido por Teruel

En la concentración también participaron camiones, algunos de ellos americanos como el Mack R-600 de 1972 adquirido hace un año por un turolense en Pamplona. “Aunque nunca he sido camionero, tengo camiones y coches clásicos”, comentó Paco, quien aseguró que lo más difícil de esta afición por los vehículos clásicos es encontrar recambios.

Después de concentrarse en el aparcamiento de Renfe y almorzar, los propietarios de los vehículos participaron en una visita turística a la ciudad antes de sentarse al volante para desfilar por el Ensanche, la vía perimetral Manuel Pertegaz y la carretera de Alcañiz, entre otras vías, para terminar la jornada con una comida de hermandad.