Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El CD Teruel suma su primera victoria en Segunda RFEF El CD Teruel suma su primera victoria en Segunda RFEF
El CD Teruel sumó los tres puntos en la segunda jornada de liga. Archivo

El CD Teruel suma su primera victoria en Segunda RFEF

El conjunto turolense se impone por la mínima al Andratx balear
El CD Teruel se llevó los tres puntos de su viaje a Mallorca tras vencer por la mínima al Andratx en la segunda jornada de competición con un gol de Jaime Barrero en un soberbio lanzamiento de falta.

Víctor Bravo planteó un partido bastante conservador de inicio, jugando con tres centrales y dos carrileros para tratar de contener la presión a la que le sometió el Andratx desde el inicio. Lo baleares llegaban con más soltura al área de Talibi que los rojilla al a portería local. 

Cumplido el minuto 35 el peligro llegó en forma de lanzamiento de falta con un disparo que quedó fuera del alcance del portero rojillo y que solo el travesaño logró despejar. Si la madera evitó una goleada rojilla el pasado domingo, éste apareció como aliado de los aragoneses.

Apenas dos jugadas después Guille puso a prueba los dedos del guardameta mallorquín con un potente disparo desde la frontal del área tras dehacerse del defensor. El cancerbero rozó lo justo para despejar fuera.

Los primeros compases del segundo tiempo siguieron el mismo guión, con el Andratx presionando, metiendo al CD Teruel en su área pero con la respuesta incisiva rojilla en cada oportunidad, aunque ni uno ni otro logró el premio del gol.

El gol rojillo llegó con la primera hora de juego con un lanzamiento de falta de Jaime Barrero que superó la barrera y puso el balón fuera del alcance del portero, que aunque alcanzó a rozarlo, no pudo evitar que se colase por el mismo ángulo de la portería.

Aunque después del gol el CD Teruel no leperdió la cara al partido, los baleares, urgidos por la necesidad, aumentaron todavía más la presión protagonizando abundantes llegadas que la línea de cuatro defensas y Talibi, en última instancia, fueron desbaratando.
 

El redactor recomienda