Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

El equipo rojillo comienza a notar el aliento de sus persecutores en la nuca El equipo rojillo comienza a notar el aliento de sus persecutores en la nuca
El guardameta del CD Teruel, Taliby, durante el último partido ante el Lleida Esportiu. CD Teruel

El equipo rojillo comienza a notar el aliento de sus persecutores en la nuca

Tras los dos últimos empates a domicilio, el CD Teruel pierde su colchón de puntos con el resto
banner click 241 banner 241
Continúa la alegría en Teruel, y es que, tras una jornada más, los rojillos se mantienen como líderes indiscutidos del grupo tres de la Segunda Federación con un total de 37 puntos. El empate ante un Lleida reforzado les sirvió para añadir un punto a su cuenta particular y mantener, por una semana más, el cetro de emperadores de la competición. No obstante, algunos de los aspirantes al trono, que hasta el momento pululaban ensimismados, parecen haber despertado de su letargo y se preparan para dar un golpe de estado con el que cambiar las tornas de la partida.

 Desde que empezó la competición en septiembre la igualdad  ha sido máxima. Tanto es así que,  hasta mediados de diciembre, no hubo un líder claro de la liga. En aquel momento el CD Teruel y el Espanyol B venían compartiendo, jornada tras jornada, el primer puesto. Sin embargo, el domingo 18 de diciembre supuso un punto de inflexión para la competición. Aquel día, el cuadro rojillo se impuso por la mínima ante la SD Formentera con un gol de Guille Andrés, pero el filial del Espanyol no pudo pasar del empate ante el Manresa, lo que supuso que los de Víctor Bravo se marcharan al receso navideño con el cetro de líderes absolutos. 

Al regreso de la competición la dinámica continuó. Los turolenses vencieron en casa al Manresa, de nuevo con Guille Andrés como protagonista, mientras que los catalanes se hundieron un poco más. En un partido trepidante marcado por el intercambio de golpes y la lluvia de goles el filial del Espanyol salió derrotado con un resultado de 3-4 ante el Terrassa. 
Así pues, tras el parón los de Pinilla se aprovecharon del mal momento que atravesaban los equipos de arriba, afectados por los encantos de la Navidad, y, con estos resultados, se tejieron un colchón de cinco puntos con el segundo clasificado y de diez puntos con la frontera de los playoffs.

Pese a ello, esta competición ha demostrado en varias ocasiones que no puedes confiarte, ya que cualquier error cuenta y puede pagarse caro. En este sentido, tras las dos últimas jornadas en las que el CD Teruel no ha conseguido pasar del empate a domicilio ante dos rivales de altura como son el Terrassa y el Lleida, la cosa vuelve a estar apretada, y es que uno de los equipos de arriba que hasta el momento había pasado desapercibido, ya que la pugna por la primera posición venía siendo entre el Espanyol B y el CD Teruel, ha dado un golpe sobre la mesa y ha presentado su candidatura para bregar por la corona de la competición. Se trata del Valencia Mestalla. 

Los ches siempre vieron los toros desde la barrera, y es que, mientras Espanyol B y CD Teruel intercambiaban golpes, los de la ciudad del Turia los perseguían de cerca sin llegar a entrar en conflicto. Sin embargo, ahora los del Antonio Puchades llegan con los cuchillos afilados y con ganas de hacer daño. 

En las últimas jornadas, los de Miguel Ángel Angulo consiguieron cerrar dos victorias clave lejos de casa ante la SD Formentera y el Manresa por 0-1 y 0-2, respectivamente, que les permitió superar al Espanyol B, quien no termina de salir del atolladero, y colocarse en la segunda posición a tan solo dos puntos del CD Teruel, recordándole así a los turolenses que no pueden soltar el pie del acelerador si quieren conservar el puesto de líder, pues en las últimas dos jornadas los valencianistas han sido capaces de recortarles cuatro puntos. 

Con este contexto, el siguiente partido del CD Teruel se antoja crucial para mantenerse en lo más alto de la tabla. El próximo domingo los de Víctor Bravo reciben en Pinilla al penúltimo clasificado, el Olot. Sobre el papel, deberían ganar con facilidad, no obstante no hay espacio para confiarse, pues los de Girona vienen de empatar ante el que hace unas pocas jornadas se peleaba por el liderato, el Espanyol B.
  

Ni la mete ni recibe

El CD Teruel continúa en un buen momento, sin embargo, también es cierto que, en las dos últimas jornadas, ha experimentado una sequía goleadora que no le permitió en ninguno de los casos romper el empate a cero. 

En ambos partidos la escuadra rojilla tuvo la oportunidad de decantar la balanza, pero los delanteros no tenían la mirilla del todo ajustada y no estuvieron demasiado acertados. 
Por otro lado, el contrapunto positivo es que los turolenses no marcan, pero tampoco reciben goles. En total, los de Víctor Bravo llevan cuatro partidos sin recibir un tanto en contra. 
El último encuentro en el que los turolenses encajaron fue en la jornada catorce ante la Penya Deportiva. En aquel enfrentamiento Salinas marcó el único gol de su equipo, aunque no sirvió de mucho, ya que el Teruel venció por 2-1. 

Así pues, en estas últimas jornadas el rendimiento de la defensa supera al ataque, que deberá desembotarse para ayudar al Teruel a volver a anotar. 

El redactor recomienda