Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Friné Velilla, Moto GP Media Manager: Friné Velilla, Moto GP Media Manager:
La MotoGP Media Manager de Dorna, Friné Velilla, en la sala de prensa del circuito bajoaragonés. O.L.

Friné Velilla, Moto GP Media Manager: "Fue muy duro tomar medidas por la pandemia pero lo importante era salvar el campeonato”

Valora la adaptación de Dorna y de los medios de comunicación a la situación actual
La labor de los medios de comunicación en un gran evento deportivo internacional como  es el Mundial de MotoGP requiere una gran coordinación entre la empresa organizadora y los periodistas. Desde el 2010, Friné Velilla es la máxima responsable de facilitar el trabajo de cientos de periodistas que durante un año normal asiste a las carreras, en coordinación con departamento de prensa de los diferentes circuitos. Sus comienzos hasta llegar al puesto de responsabilidad actual fue debido al dominio de los idiomas. 
“Estudié traducción e interpretación y ya desde pequeña fui a un colegio americano y desde los 10 años hacía las asignaturas en inglés. Siendo catalana ya dominaba desde muy joven tres idiomas, aunque luego en la universidad estudié también portugués, y en estos años he aprendido el italiano, francés y algo de alemán, por lo que los idiomas es mi fuerte. En el mundo del motor empecé como traductora en el Rally Costa Brava sobre 1995. Como lo organizaba el RAC, posteriormente solicitaron mis servicios para la Fórmula 1 y MotoGP en el Circuito de Barcelona Cataluña”, recordaba la responsable de Dorna.  

Una de sus mayores pasiones de la actual Medial Manager de Dorna es viajar, por lo que su trabajo actual es ideal para conocer otras culturas, aunque su vinculación con el mundo de las motos fue casual. “No tenía conocimiento alguno del mundo del motor, sabía las cuatro ruedas y un volante para los coches y las dos ruedas y un manillar para las motos. Actualmente sigo sin tener conocimientos de mecánica ya que tengo otras funciones y responsabilidades, para eso están los ingenieros del mundial. Fue casualidad de la vida entrar en el mundo del motor, pero una vez comencé vi que me atraía mucho la idea de viajar y las funciones que podía hacer, por lo que no dudé en enviar el CV a Dorna”, dijo. 

A lo largo de todos estos años, ha ido haciendo diferentes funciones, hasta ocupar el cargo de jefa de prensa del Mundial de MotoGP. “Entré en el 2005 como traductora de la web, cuando tenía un volumen muy inferior al de ahora, con datos espectaculares. Poco a poco fue cogiendo más tareas del departamento, haciendo envíos de satélite, tratando con las teles y radios y en el 2010 ya me nombraron jefa de prensa”. 

A partir de ahí, se encarga de coordinar que en cada Gran Premio los periodistas de los diferentes medios puedan realizar su trabajo correctamente. “Desde la bandera de cuadros de Cheste nos ponemos a trabajar en la siguiente temporada. Cuando estás en un Gran Premio estás mentalmente en el siguiente ya que estás preparando los pases, ahora con el covid el periodista tiene que tener el PCR y meter todos los datos en una plataforma ya que hay que seguir unos protocolos. Luego por otro lado organizar todo lo que vaya surgiendo en un Gran Premio, como las ruedas de prensa, eventos, presencia de VIPS. El jueves por ejemplo tuvimos el homenaje a Hugo Millán, ayer viernes estuvo Jorge Lorenzo y hay que organizar la agenda para que pueda hablar con las televisiones. Luego también hay que coordinar el horario de las diferentes ruedas de prensa, para que todos puedan tener información de los pilotos”, resume. 

Para poder realizar el trabajo correctamente, tiene un pequeño equipo de personas y en cada circuito cuenta con un responsable de prensa “Cuento con el soporte de la prensa nacional de cada circuito, que cuenta con gente que atiende a cosas puntuales de cada día, pero luego nosotros coordinamos que todo salga bien. En Dorna estamos seis o siete personas que nos encargamos de todo”.

A la hora de valorar la rápida, aunque difícil, adaptación del Mundial de MotoGP a la situación actual, la clave ha estado en el buen hacer y la experiencia de Dorna, destacando el acto de Portimao la temporada pasa en el que todas las partes implicadas en la organización del Mundial dedicaron una emotiva ovación a Carmelo Ezpeleta. 

“Estamos muy orgullosos de formar parte de este gran proyecto que se ha sabido reinventar, no solo en esta situación de pandemia. Hace ya años tuvimos que hacer una transición hacia lo digital, con millones de usuarios al día de hoy y luego con los acuerdos con el resto de las partes implicadas, con los cambios de dos a cuatro tiempos, las nuevas categorías, la llegada de nuevos circuitos y las negociaciones con gobiernos de países de los cinco continentes. Todo ello hace que estemos muy orgullosos de cómo han ido las cosas ya que nos hemos adaptado muy bien”, explica. 

Sin duda, es una de las peores situaciones que Dorna ha tenido que afrontar en el más de cuarto de siglo que lleva organizando el campeonato, buscando soluciones a contrarreloj para intentar salvar la temporada. Velilla recuerda cómo pasaron de “estar la sala de prensa llena a quedarnos casi solos, solamente la gente imprescindible.  Fue muy duro decirle a la gente que no podía venir, tener que seleccionar a 15 fotógrafos de los 80 que solemos tener, comunicar a la prensa escrita que no les dejábamos entrar hasta ver la evolución. La única prioridad era salvar las carreras para que el mundial pudiera tener una continuidad y no hubo más remedio que tomar medidas drásticas. Afortunadamente pudimos celebrar un campeonato reducido en el que todos hicieron un gran trabajo, pero fue muy triste dentro de la enorme satisfacción de la vuelta de las carreras en Jerez, ver las gradas vacías y que las victorias eran tan frías sin el calor del público”.  

Afortunadamente, poco a poco se ha ido adaptando a los tiempos y se ha ido ampliando el acceso a los profesionales. Primero se ampliaron los fotógrafos, luego se pudo traer a la prensa permanente, luego los vacunados podían acceder al paddock y poco a poco se van dando pasos. La prensa ha sabido adaptarse muy bien y se ha coordinado lo mejor posible para que los periodistas tengan la mayor información de todos los pilotos por vía telemática. Tenemos que ir poco, manteniendo las medidas de seguridad y esperemos que en un futuro volvamos a la mayor normalidad posible”. De lo que no cabe ninguna duda es que el Mundial de MotoGP es una gran familia
 

El redactor recomienda