Síguenos
Judit Gimeno: “La afición, aunque él no se lo crea, me llega de mi padre que ganaba mucho” Judit Gimeno: “La afición, aunque él no se lo crea, me llega de mi padre que ganaba mucho”
Judit Gimeno, el martes en la redacción de DIARIO DE TERUEL

Judit Gimeno: “La afición, aunque él no se lo crea, me llega de mi padre que ganaba mucho”

La deportista de Torre de las Arcas es triple subcampeona del mundo en la modalidad Trap-5 de tiro al plato
banner click 241 banner 241
Ni siquiera el tupido manojo de medallas y diplomas que ha logrado reunir Judit Gimeno en el último año y medio pueden ocultar una profunda sonrisa de emoción y también algo de orgullo. La tiradora de Torre de las Arcas ha llegado en una carrera meteórica a lo más alto del tiro al plato mundial habiéndose clasificado en segunda posición en el Campeonato del Mundo celebrado hace un par de semanas en Portugal. De antes, colecciona trofeos nacionales de distintas categorías.

-¿Cómo fue la competición celebrada en Portugal en la que usted progresó hasta el subcampeonato?
-Competí en la modalidad de Trap-5, que no es ni Foso Universal ni Foso Olímpico, en la que cinco máquinas disparan los platos a una velocidad de 65 metros  (+/-1). El año pasado yo quedé octava. Entreno todos los días que puedo por mi trabajo y creo que se me ha dado bastante bien. 

-¿Cuando llegó a la competición tenía el objetivo de subir al podio o ha sido una sorpresa?
-Sí que quería subir al podio porque le he puesto mucho empeño. Podía hacer hasta tres podios y me llevé los tres con medalla de plata. Así, terminé subcampeona del mundo en Trap-5 de damas, Trap-5 en equipos mixtos y por equipos nacionales.

-Usted se ha hecho un hueco en la élite mundial sin llevar mucho tiempo tirando
-Sí, llevo solo un año y ocho meses  tirando al plato.

-¿Cómo fue empezar a disparar con 40 años?
-La afición, aunque él no se lo crea, me viene de mi padre. Siendo yo bien pequeñita él me llevaba a los campos de tiro en Barcelona y por todos los pueblos de Teruel, cuando se celebraban las tiradas en las fiestas. Es que mi padre ganaba mucho, y yo siempre iba a verlo. Tomé la decisión de tirar al plato porque, como mi padre padeció una enfermedad, me tuve que sacar yo el permiso de armas. Y entonces me dije que como me había sacado el permiso iba a hacer lo que de verdad me gusta que es tirar al plato porque nunca es tarde.

-¿Cómo fue la primera vez que se puso la escopeta en el hombro para disparar desde un foso?
-Lo recuerdo: acerté tan solo ocho platos de 25 de una serie. Disparé con una escopeta de caza, que realmente no son armas preparadas para el tiro al plato, y me fui con la sensación de que tenía que hacerlo mejor. Bajé a mi casa con una sonrisa pensando en que lo tenía que repetir  una y otra vez. 

-Además, es un deporte que tiene un alto componente psicológico
-Siempre he dicho que en el tiro al plato en un 90 por ciento es más psicológico más que de puntería. Es difícil porque aunque no lo parezca, en solo unas décimas de segundo pueden pasar miles de cosas por la cabeza (el trabajo, tu estado anímico, el exterior y los compañeros que tienes al lado) y yo estoy intentando aprender mucho de eso cada día. Intento que todos esos factores no me influyan porque para mí lo más importante es la salida del plato. 

-¿Qué le queda por conquistar después de haber logrado la plata mundial? ¿Cree que puede  llegar a competir en los Juegos Olímpicos de París?
-No, porque en los Juegos Olímpico se compite solamente en Foso Olímpico y Precisión y aunque  este año en Foso Olímpico me suben de categoría, solo llegaré a estar en Tercera. Mi planteamiento pasa por competir este próximo año en la modalidad de Foso Universal, en el que voy a estar en Primera por mis números en competición. Además, en dos años va a ser todo olímpico. Precisamente, el lunes ya escogieron a las dos tiradoras que irán a los Juegos. Lo veo injusto porque en año y medio que queda lo puedo hacer mejor que ellas.

-Entonces, ¿confía en estar con la delegación española dentro de seis años en Los Ángeles?
-Sí, sí. La actual campeona es Fátima Gámez y yo aprendo de ella. Fátima es de Córdoba y cuelga muchos vídeos y viéndolos se aprende mucho. He competido contra ella en más de quince ocasiones en este año y medio y siempre la observo, voy a mirar qué es lo que hace diferente a mi, o cómo tira, me fijo en qué le va mejor a ella para practicarlo yo ... Pero sí, sí que me veo en los Juegos de 2028.

-¿Cree que el Tiro es un deporte masculino o existe la igualdad?
-Creo que no hay igualdad. Ahora en España estamos 56 chicas tirando, pero el año pasado éramos solo 32. En un año ha subido en 24 féminas. Se está practicando más y cada vez se ven más júnior femeninas. No lo veo un deporte de igualdad porque, por ejemplo, en la Copa de España los chicos tienen su copa y las chicas no. (Las chicas) pagamos lo mismo que los chicos pero ellos tienen un premio de 1.000 euros y las chicas de 300, y no entiendo por qué porque todos somos tiradores y podemos estar a la misma altura.

-Usted tiene ahora el nivel 3 pero está pendiente de su ascenso
-Estoy pendiente de que me asciendan porque he subido rápidamente de nivel. Esto se mide según las tiradas nacionales o autonómicas que vas haciendo. En tiradas de 200 platos hay que hacer un mínimo 180 platos y 190 para subir a Segunda o Primera categoría, que es el tope. Me falta solamente una tirada para subir dos categorías. Además, saltaría dos categorías, que no suele ser muy frecuente. En Aragón solo se ha dado un caso el año pasado cuando lo consiguió un chico. Y yo quiero conseguirlo el día del Pilar.

-Usted entrena en Valdecebro. ¿Cual es el motivo por el que viaja desde Torre de las Arcas a Teruel para entrenar?
-Tengo un trayecto de una hora y veinte minutos desde mi casa a Valdecebro. Bajo porque la junta directiva me lo facilita muchísimo. Soy agricultora y si un día he terminado pronto mi trabajo y veo que tengo tiempo para desconectar tirando al plato llamo a la junta y siempre me dejan subir a entrenar.¡Además, ellos aprovechan y entrenan conmigo!
 

El redactor recomienda