Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Carlos Olalla, actor:  “La cultura no es solo la hija pobre en España sino  la repudiada y marginada” Carlos Olalla, actor:  “La cultura no es solo la hija pobre en España sino  la repudiada y marginada”
Carlos Olalla la semana pasada en Teruel, donde participó en Desafío Buñuel

Carlos Olalla, actor: “La cultura no es solo la hija pobre en España sino la repudiada y marginada”

“Si comparas la situación de los artistas en este país con los de nuestro entorno te echas las manos a la cabeza”

El actor Carlos Olalla es uno de los rostros más habituales de las series de televisión españolas, de las que ha hecho más de cien. Estuvo la semana pasada participando en Desafío Buñuel como intérprete de uno de los cortos.

- ¿Conocía Teruel o ha sido esta su primera estancia?

- Había estado hace muchos años, más de cuarenta años, y guardaba buen recuerdo. Fue una visita turística en la que estuvimos aquí y nos fuimos a ver el que para mí es el pueblo más bonito de España, que es Albarracín, lógicamente. Recuerdo que tomé un arroz mozárabe, que resume quizás todo lo que es esta zona de integración de diferentes culturas y me encanta.

- Se habrá encontrado un Teruel muy cambiado.

- Un poquito, sí, un poquito, pero lo que me ha llamado la atención es la alegría que se respira en las calles. Esto es muy necesario en estos tiempos de pandemia, ver esta ilusión, esta alegría, ver cómo la gente se integra en un proyecto tan bello y tan necesario como el Desafío Buñuel.

- ¿Qué encuentra más interesante de una iniciativa así?

- Me parece que es algo de héroes, porque lanzar iniciativas como esta en estos tiempos que todo cuesta y es difícil, que se paralizan los rodajes, me parece que es para quitarse el sombrero.

- ¿Qué hace falta para que de una vez se reconozca de verdad la importancia que tiene la cultura en la vida de las personas y deje de ser la hija pobre de la identidad de este país?

- Yo creo que la cultura no solo es la hija pobre sino que es la hija repudiada y marginada, es decir, todo lo que suena a cultura en este país siempre se margina y ese es por desgracia un problema de ignorancia. La cultura puede ser uno de los motores fundamentales del país, no solo a nivel de vertebración  y de integración de los territorios, y de culturas, sino también a nivel económico. Aportamos el 4% del PIB y sin embargo consideran que somos un colectivo que vive de subvenciones, y nosotros no hemos visto una subvención nunca, eso lo cobrarán los productores, nosotros no. Y si comparas la situación del mundo de los artistas, de los intérpretes en este país, igual que la de los músicos, comparado con los países de nuestro entorno te llevas las manos a la cabeza. En Francia por ejemplo hay una ayuda para el desempleo de los actores y de las actrices para que no abandonen su profesión hasta que consigan otro trabajo dentro de su profesión. Pero la idea es que no queremos perder el talento, y si tienen que dedicarse a otras cosas luego va a ser incompatible la vuelta atrás y vamos a perder a esos actores y a esas actrices.

- ¿Por qué cree que no lo hace España?

- En este país tenemos una derecha con mucha mala leche y unos medios de comunicación dominados por cuatro manos que son los voceros de todo eso. Me llevo las manos a la cabeza cuando oigo muchas cosas, porque aquí hagas o dejes de hacer te van a atacar si no piensas como ellos.

- Somos un país de muy mala leche.

- De muy mala leche. Yo creo que no hay una derecha tan beligerante y tan agresiva en toda Europa. Si lo analizas, el problema grave que hay en este país a nivel político creo que es el corrimiento que ha habido hacia la derecha generalizado, que cuando oyes a Ciudadanos, a Vox o al PP criticar a Unidas Podemos porque son radicales bolivarianos de extrema izquierda. Si lees el programa de Si lees las propuestas de Podemos lo que encuentras es un programa socialdemócrata moderadito tipo el del PSOE en los años 7o y 80. Si estos consideran que eso es un dadicalismo bolivariano de extrema izquierda, dónde se están posicionando ellos. Lo que pasa es que como se autodenominan, y los voceros de los medios de comunicación les autoproclaman como gente de centro, pues nos creemos que eso es el centro, pero aquí el problema es que no existe la izquierda.

- Habrá perdido la cuenta de los papeles que ha hecho.

- No, no, no la he perdido, llevo la cuenta. Series son más de cien, con a veces papelitos de uno o dos capítulos y otros ya con más recorrido, y películas estaba en 28, y este año he podido rodar dos en Sevilla. Una de ellas estamos pendientes de poder acabar porque los exteriores se han de grabar en Nueva York, y la otra es El mundo es vuestro,  un homenaje a Berlanga y a La escopeta nacional; es un humor muy llevado al extremo, muy subido, pero con una carga de significado político maravillosa.

- ¿Cómo hace un actor profesional para sobrevivir?

- El problema de nuestra profesión, y eso cuesta entenderlo desde fuera, es la intermitencia. Es decir, tú estás hoy en una serie y maravilloso, porque tienes una nómina cada mes y tal, pero claro, lo primero que haces cada viernes cuando te llegan los capítulos de la siguiente semana es ver si tu personaje muere porque de ahí te vas al paro. Para mí hay una cosa importante, en el mundo de la empresa tradicional hay una obsesión por la seguridad mal entendida, tener un contrato fijo, una nómina, estar en una empresa grande, y eso al final siempre depende de otro que no eres tú. En cambio en esta profesión tanto a nivel técnico como interpretativo sabemos que cuando acabes una serie, una película o una obra de teatro te vas a ir al paro y no vas a tener prácticamente ayudas, pero sigo aquí, creyendo en mí y en que voy a encontrar otro trabajo y buscándolo. Ese es un concepto de seguridad mucho mejor entendido que el que hay en la calle, y más en tiempos de precariedad laboral como los que tenemos hoy.

- ¿Cómo están viviendo estos tiempos?, porque entre los grandes damnificados están ustedes.

- Indiscutiblemente, pero no solo a nivel interpretativo, ya que los músicos son los que más lo han sufrido, sin duda. Nosotros todavía hemos tenido la suerte que los rodajes son como burbujas y  has podido seguir trabajando. Y creo que el papel de la cultura ha sido importante en estos tiempos de pandemia. Cuando llegó el confinamiento cada mañana subía un poema a las redes y la respuesta de la gente fue maravillosa, era darte las gracias por darles algo de belleza en este tiempo de oscurantismo.

 

El redactor recomienda