Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

343_muver1200x150-1200-x-150-px.gif banner click 343 banner 343

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

Carmen Escobedo, directora del laboratorio de ingeniería biomédica del Hospital General de Valencia: Carmen Escobedo, directora del laboratorio de ingeniería biomédica del Hospital General de Valencia:
Carmen Escobedo es de Palomar de Arroyos y trabaja en el Hospital General de Valencia

Carmen Escobedo, directora del laboratorio de ingeniería biomédica del Hospital General de Valencia: "Las impresiones 3D permiten abordar el tumor antes de abrir al paciente"

"Vamos a crear el primer banco de tejido virtual de Europa para acceder a los huesos sin manipularlos"
banner click 244 banner 244
Cruz Aguilar

Mari Carmen Escobedo es doctora en biología del desarrollo que dirige un laboratorio de investigación, compuesto por un equipo de once personas, que está en la Fundación del Hospital General Universitario de Valencia denominado Laboratorio de Ingeniería Biomédica y Tisular. El pasado viernes impartió un taller en Palomar de Arroyos, su pueblo para mostrar a los niños la impresión 3D y a los adultos los avances que esta técnica permite en medicina.

-¿Qué es Realistic?
-Es un proyecto de investigación que nos ha financiado la AVI, la Agencia Valenciana de Innovación, y en el que participan el Instituto Tecnológico del Plástico, Aimplast, y la empresa de escáner IT3D. Nos ha permitido montar una unidad piloto de apoyo a la cirugía dentro del hospital y colaboramos con 17 servicios médicos de varios hospitales de la Comunidad Valenciana. Es la primera unidad piloto de estas características de toda Valencia. Hay una unidad piloto en el Gregorio Marañón de Madrid y otras en Cataluña y Andalucía. La  particularidad de la nuestra es que nosotros nos hacemos las impresoras para construir modelos más realistas y hacemos modelos para muchos tipos de servicios médicos, maxilofacial, de tumores o dermatología.

-¿Qué aporta a un servicio de dermatología?
-Escaseado 3D y realidad virtual, por ejemplo en úlceras de gente que está encamada, cuando les ponen el tratamiento no ven si cicatriza y nosotros hacemos estudios todas las semanas y vemos si la zona está regenerando.  O bien lo calculamos sobre la imagen o le hacemos un modelo impreso para que lo vean los médicos.

-¿Cómo se aplica en cirugía?
-Para cirugía vascular lo que hacemos mucho son modelos personalizados. Ante un tumor complejo de operar nos traen las imágenes del TAC del paciente que nosotros procesamos y dejamos lo más limpias posible para ver el alcance del tumor. Cuando está procesado cambiamos el formato del archivo para pasarlo a un lenguaje que entiendan las impresoras y el médico elige entre los 200 materiales disponibles el que más se parece a los tejidos por dureza y elasticidad. Ese modelo 3D les permite hacer el abordaje previo y estudiar lo que van a encontrar cuando abran. También les sirve para enseñar a los alumnos de los primeros años y para explicar al paciente y sus familiares en qué va a consistir la operación.

Escenarios

-¿Y en el caso de que intervengan dos servicios?
-Preparamos el escenario que se va a encontrar cada servicio, por ejemplo el que va a operar el tumor y el que tiene que hacer la reconstrucción de la cara.

-¿También intervienen en reconstrucciones faciales?
-Sí, cuando hay accidentes y grandes roturas que el servicio de maxilofacial tiene que poner mallas les hacemos un modelo personalizado, escaseando el rostro del paciente, para que puedan encargar las mallas que encajen a la perfección y probarlas sobre el molde.

-¿Cómo es la impresora?
-La hemos diseñado nosotros mismos y tiene ocho cabezales que permiten imprimir en ocho materiales diferentes a la vez. Lo que hacen en otros servicios es que se tienen algunos cabezales de impresoras comerciales que imprimen 2 o 3 materiales y luego ensamblan las partes.

-¿Qué resultados han obtenido en este año de trabajo?
-Llevamos más de 50 casos y los cirujanos nos transmiten que desde que usan estos modelos se reduce mucho el tiempo de operación, por ejemplo en intervenciones de 6 horas las reducen 2 o 3 porque pueden hacer una planifican de antemano sabiendo lo que se van a encontrar, esto mejora la recuperación del paciente.

-¿Este servicio no lo prestan las empresas privadas?
-Sí, hay algunas que se dedican a ello en España, lo que pasa es que son modelos muy caros y la ventaja que ofrece nuestro laboratorio es que la comunicación con los médicos es más fluida y las piezas se pueden ir adaptando y mejorando.

Unidad piloto

-¿De qué otros aspectos se ocupa su unidad piloto?
-Además de los modelos en 3D para operaciones y el escáner para valorar cicatrizaciones, participamos con la Unidad de Quemados del Hospital La Fe de Valencia para la fabricación de órtesis, que son las máscaras que se ponen a los quemados para que su piel se regenere. Este proyecto está iniciándose ahora, pero lo que hacemos es escanear el rostro del paciente para crear unas máscaras adecuadas, que son réplicas de su cara, que llevan el tratamiento cicatrizante. El fin es que al paciente no le queden marcas, que es uno de los problemas que existen.

-Colaboran con el Centro de Transfusión de la Comunidad Valenciana. ¿Cómo ayudan?
-Estamos creando el primer banco de tejidos virtual de Europa. En los bancos de tejidos se almacenan los huesos de donante cadáver, que son muy útiles para, por ejemplo, prótesis de cadera o injertos de rodilla. Se conservan a muy bajas temperaturas y de ellos se hace una ficha para que desde los Servicios de Traumatología puedan consultarlos y buscar lo más compatible tanto a nivel inmunológico como de tamaño de la persona que va a recibir. Después tiene que observarlo y, para evitar esta manipulación, vamos a hacer una copia virtual que volcamos en un programa informático de forma que cualquier servicio de traumatología pueda acceder y comprobar cuál es el hueso más adecuado e incluso probar a colocarlo con la simulación.

El redactor recomienda