Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

La impresión en 3D deja de tener secretos para los vecinos de Palomar de Arroyos La impresión en 3D deja de tener secretos para los vecinos de Palomar de Arroyos
Un total de 26 niños participaron en el taller de impresión 3D que tuvo lugar en el trinquete de Palomar de Arroyos este viernes por la mañana. Alicia Royo

La impresión en 3D deja de tener secretos para los vecinos de Palomar de Arroyos

Una investigadora del pueblo, Mari Carmen Escobedo, organiza un taller para dar a conocer los avances de esta técnica
banner click 236 banner 236
Cruz Aguilar
Todos los niños y mayores de Palomar de Arroyos conocen desde este viernes en qué consiste la impresión en 3D e incluso saben las aplicaciones que tiene en el campo de la medicina. Un total de 26 niños se apuntaron a la actividad, en la que escogieron el juguete que querían diseñar y algunos lo imprimieron. Además, cada uno de los participantes se llevó un detalle personalizado.

La encargada de dirigir la actividad fue la doctora en biología del desarrollo que dirige el Laboratorio de Ingeniería Biomédica y Tisular del Hospital General Universitario de Valencia, Mari Carmen Escobedo. La investigadora es de la localidad y el viernes pudo por fin explicar de forma práctica a sus vecinos a qué se dedica profesionalmente. Su trabajo se centra, entre otras cosas, en la impresión de reproducciones de tumores y otras patologías médicas para que los cirujanos puedan verlas a tamaño real y con todo lujo de detalles para así planificar su abordaje antes de abrir al paciente y reducir el tiempo que pasan en el quirófano.

De todo ello se ocupa un equipo formado por once personas que trabaja en el Hospital General Universitario de Valencia. Se trata de la primera unidad piloto de estas características de la Comunidad Valenciana y, aunque hay otras en Madrid –que fue pionera–, Cataluña y Andalucía, la particularidad de la que pilota Escobedo es que se diseñan y construyen sus propias impresoras. Para ello cuentan con la ayuda del Fablab de Béjar, que está adscrito a la Universidad de Salamanca y cuya colaboración se debe a que su responsable, el ingeniero industrial Andrés Sanz, trabajó codo con codo con la bióloga de las Cuencas Mineras durante muchos años.

Aplicada a cualquier campo


En el trinquete los más pequeños observaron la forma que tienen las impresoras y vieron cómo se realizan las impresiones. La actividad de la mañana estival sirvió para abrir boca de cara a un taller que Escobedo quiere realizar al año que viene. “Ha posibilitado enseñarles un poco la impresión 3D que hoy en día se utiliza para todo y en cualquier campo”, aseguró la investigadora de Palomar de Arroyos.
 
Una niña enseña el detalle que le entregaron por participar. A.R.M.


Por la tarde, Mari Carmen Escobedo ofreció una charla para adultos sobre los modelos que imprimen en la unidad piloto del Hospital General Universitario de Valencia. Además, se montaron varios expositores y, en cada uno de ellos, un miembro de su equipo explicó diferentes procesos.

En uno de ellos, la ingeniera biomédica y en mecatrónica, Francesca Flore, mostró, con ayuda del ordenador, cómo se trasladan las imágenes médicas de los TAC que reciben al lenguaje de la impresora. El ingeniero biomédico Alejandro López se ocupó de la impresión de los modelos generados por Flore.

Por último, Sara Mirabet, que es bióloga, mostró  junto a Mari Carmen Escobedo las piezas impresas para algunos de los casos más interesantes abordados durante el año de andadura del laboratorio valenciano. Entre ellos estaba la reproducción de un tumor de cirugía vascular y otro cerebral que la gente puedo tocar.

El redactor recomienda