Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

Elisenda Stewart, instructora de la Fundación Once del Perro Guía: “El perro guía, a diferencia del bastón, evita que el usuario colisione o golpee el mobiliario” Elisenda Stewart, instructora de la Fundación Once del Perro Guía: “El perro guía, a diferencia del bastón, evita que el usuario colisione o golpee el mobiliario”
Elisenda Stewart en Teruel con Xabat, un labrador que prepara como perro guía

Elisenda Stewart, instructora de la Fundación Once del Perro Guía: “El perro guía, a diferencia del bastón, evita que el usuario colisione o golpee el mobiliario”

La lista de espera para hacerse con un animal es de cuatro años y medio y actualmente hay 990 activos
banner click 244 banner 244
La instructora de la Fundación Once del Perro Guía (FOPG) Elisenda Stewart asegura que los métodos de entrenamiento han cambiado mucho en los últimos años y que ahora se utiliza el adiestramiento en positivo basado en el respeto hacia el animal y en su bienestar. Stewart ofreció recientemente una exhibición en la Glorieta de Teruel, durante la celebración de la Semana de la Once en Aragón.

-¿Qué formación es necesaria para ser instructora de perros guía?

-Actualmente, es un grado medio de Formación Profesional que se imparte en la Fundación. Cuando yo me formé, no había ninguna escuela en España que ofreciera esta formación tan específica, así que lo hice en el Reino Unido.

-¿Cómo se lleva a cabo el trabajo con los animales?

-Nuestro trabajo se realiza de forma práctica, aunque también hay una parte de formación teórica con el usuario. El entrenamiento con los perros empieza cuando tienen 15 meses. Previamente, pasa por un test para conocer cómo se comporta física y temperamentalmente y saber si tiene las cualidades necesarias para ser perro guía. Cuando pasa a un entrenamiento más avanzado, lo llevamos por entornos diferentes como los que suele visitar cualquier persona en su vida cotidiana: rural, urbano, transportes público, comercios...

-¿Cuánto tiempo se invierte en el adiestramiento?

-La formación es flexible, depende del ciclo de cada individuo, pero va desde el año y medio a los dos años. Realizamos sesiones diarias de lunes a viernes y para un grupo de 5 o 6 perros a la vez. Al principio, las sesiones duran 20 minutos y, cuando van avanzando y su capacidad de concentración es mayor, llegan a ser de 45 minutos. Los métodos de entrenamiento han cambiado mucho. Ahora se valora el aprendizaje positivo, que prima el respeto al animal y su bienestar. La obediencia es muy importante para que el perro responda fácilmente en situaciones sociales y sepa estar quieto o tumbado.

-¿Qué habilidades debe adquirir?

-Debe aprender a desplazarse en línea recta y de bordillo a bordillo, la forma correcta de cruzar, marcar las escaleras y evitar el mobiliario urbano porque cada vez hay más elementos: bancos, patinetes, sillas... El perro debe tomar la decisión correcta sin golpear y rozar constantemente los elementos del entorno.

-¿Cuántas horas puede trabajar un perro guía?

-Un perro guía no está de servicio 24 horas. Solo trabaja cuando se le pone el arnés para realizar un recorrido con el usuario y el resto del tiempo son mascotas. Necesitan unas condiciones de vida y de bienestar adecuadas para que puedan guiar de forma eficaz y segura.

-¿Qué ventajas ofrece el perro guía frente al bastón?

-Para la negociación de los obstáculos, es primordial contar con un perro. De esta forma, el usuario no tiene que ir pendiente de colisionar o golpear. Además, con el animal el ritmo de la marcha es constante mientras que con el bastón es toco, paro y sigo.  Además, es un facilitador social porque otorga mucha visibilidad. En muchas ocasiones, sobre todo los usuarios que han tenido vista, nos dicen que contar con un perro es como volver a ver.

-¿Cuántos perros entrega la fundación cada año?

-Durante los dos últimos años, la situación ha sido muy compleja por la pandemia. En la escuela de la fundación se gradúan anualmente entre 110 y 120 perros guía y actualmente hay 990 activos en España. Además, la fundación tiene un convenio con un centro de adiestramiento ubicado en Rochester, en el estado de Michigan, llamado Leader Dogs for the Blind (LDB), del que también llegan 24 animales al año. La lista de espera para hacerse con un perro guía es muy grande y el tiempo medio de espera es de cuatro años y medio.

-¿Cómo se realiza la adaptación entre el usuario y su perro guía?

-Depende del usuario, pero inicialmente se realiza en las dependencias de la fundación en Boadilla del Monte y posteriormente en su entorno domiciliario. El usuario debe aprender las técnicas de manejo y cuidado del perro y ganar autonomía.

-¿Qué razas son las más utilizadas?

-El labrador y el golden retriever, o un cruce de ambos, y el pastor alemán en un porcentaje pequeño. También se utiliza el cruce de labrador y caniche, llamado labranichis, para las personas alérgicas.

-¿Cómo se cubren los costes?

-Como todas los servicios que ofrece la Once, se financia mediante el juego social y responsable. El coste de adiestrar a un perro se sitúa entre los 30.000 y los 40.000 euros y los usuarios no pagan nada, salvo su mantenimiento.

-Las personas ciegas o con deficiencia visual que van acompañadas por un perro guía tienen reconocido por ley el derecho a poder acceder a cualquier local, establecimiento o medio de transporte...

-Cada vez menos encuentran menos problemas. Las personas, en general, son muy correctas y respetuosas. Pero también deben saber que, cuando el perro guía está trabajando, no hay que acercarle otro perro para que le salude o tocarlo porque puede hacer que se distraiga y se desoriente, y también el usuario.

El redactor recomienda