Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Javier Ibargüen, arquitecto experto en restauración patrimonial: “Restaurar el patrimonio es rentable, genera empleo y dinero con los impuestos” Javier Ibargüen, arquitecto experto en restauración patrimonial: “Restaurar el patrimonio es rentable, genera empleo y dinero con los impuestos”
Javier Ibargüen, en Albarracín durante el encuentro de la Academia del Partal

Javier Ibargüen, arquitecto experto en restauración patrimonial: “Restaurar el patrimonio es rentable, genera empleo y dinero con los impuestos”

“Si se duplicara el 1,5% Cultural del Ministerio de Fomento, se podrían poner a punto los bienes de muchas localidades”
Cruz Aguilar
Javier Ibargüen es arquitecto experto en restauración y participó el pasado fin de semana en el X Encuentro Científico que celebró en Albarracín la Academia del Partal, integrada por expertos en restauración patrimonial.

-Ofreció una ponencia titulada ‘La conservación del patrimonio arquitectónico del territorio despoblado de Aragón’, pero, ¿qué relación hay?

-En mis trabajos profesionales me he movido por municipios de escasísima población y estoy muy sensibilizado con lo que está pasando. Los municipios que han tenido una población de un tamaño que multiplica por diez la población actual tiene un patrimonio que se corresponde con ese tamaño. A  día de hoy se encuentran con esos edificios que al final son su seña de identidad, su principal característica. La huella que se nos queda cuando visitamos una población son sus monumentos y paisajes, también su gente, pero en la memoria visual lo que permanece son sus monumentos. Las administraciones muchas veces están luchando para  que los monumentos de mayor relevancia, sobre todo desde las transferencias autonómicas, se vayan restaurado, aunque hay algunos como los castillos que son una asignatura pendiente. Pero hay arquitectura de carácter histórico como molinos, pequeñas ermitas… cuya restauración está costando mucho asumir, las diputaciones están jugando un papel fundamental en la restauración de esos monumentos que no son BIC, pero aun los BIC, que en Aragón tenemos más de 1.800 no se pueden abarcar.

-¿Qué intentó mostrar en su ponencia en Albarracín?

- Pretendía, como vienen arquitectos de toda España, poner en relieve que en Aragón tenemos el 2,8% de la población de España y el 9,43% del territorio, lo que conlleva que en ese mismo porcentaje tenemos monumentos.

-¿Tiene que haber un número de vecinos en un pueblo para que sus bienes se mantengan o no hay una relación tan directa?

-No tiene nada que ver, aunque cuanto mayor ha sido el municipio mayor cantidad de edificios singulares tiene. En la provincia de Teruel la conservación tan buena del patrimonio en los cascos históricos se debe precisamente a la falta de desarrollo en los momentos de desarrollismo. En el caso de Albarracín evidentemente la Fundación Santa María ha sido clave, pero el no haber tenido un desarrollo grande en los años 60 y 70, cuando en España se produjo el empuje, es lo que le ha llevado a preservarlo. También ocurre en pueblos del Maestrazgo y Matarraña, que han conservado su esencia en el ambiente.

-¿Qué soluciones plantean para poner a salvo los bienes patrimoniales?

-Hay que mentalizar a las autoridades de que la inversión en patrimonio resulta muy rentable social y económicamente. Aporta autoestima y reserva los sentimientos de pertenencia, además los trabajos de restauración son mano de obra que da trabajo y supone ingresos en impuestos. Hay estudios concienzudos de la reversión que producen las inversiones de patrimonio.

-Habla de ingresos directos, pero hay una reversión en forma de gasto del turista, ¿no es así?

-Para el turismo de Aragón, que no tiene costa, es importantísima la restauración de los monumentos, está demostrado en muchas poblaciones,

-La Iglesia tiene un ingente patrimonio que actualmente es incapaz de conservar. ¿Qué se podría hacer al respecto?

-El hecho de la propiedad registral en las pequeñas poblaciones es puramente teórico porque es el pueblo la que la usa, aunque no vayan a misa. Forma parte de los sentimientos de todo el mundo, seas o no religioso, y cuando la ven restaurada se sienten muy orgullosos

-Los castillos han sido los grandes abandonados del patrimonio, al menos en Teruel. ¿Por qué?

-En Teruel casi van por delante del resto de Aragón. Casi todas las poblaciones han tenido castillo y el problema es que tienen un coste de restauración elevado porque son grandes edificios y a ello se suma que todos son un yacimiento arqueológico y la restauración implica hacer una excavación. Cualquier actuación es mano de obra, revierte al Estado y valdría la pena un esfuerzo mayor en este sentido. Solo que se duplicara el 1,5% del Ministerio de Fomento se podría poner a punto el patrimonio de muchas localidades. Además, el 1,5% de las obras de cada Comunidad Autónoma debería revertir en el patrimonio de esa región. En Aragon hubo el año pasado más de un centenar de peticiones y finalmente se aprobaron tres actuaciones, una por provincia.

-Hay otro patrimonio, como el industrial, que aún está más olvidado.

-Efectivamente, habría que sensibilizar a los territorios sobre este patrimonio porque si no hay voluntad por parte de la administraciones las pequeñas poblaciones no lo pueden asumir. Hay un tema que puede favorecer al patrimonio y son los parques fotovoltaicos y eólicos, espero que los municipios aprovechen esa inyección económica que van a tener para que redunde en la conservación del patrimonio.  

-Algunos territorios se han levantado en pie de guerra y no les valen las contraprestaciones que usted plantea.

-Territorio sin duda nos sobra y en zonas excepcionales tanto en cuestión patrimonial como paisajístico no habría que plantear estas instalaciones.

-En los últimos tiempos ha habido en la provincia una gran polémica sobre la preservación o no de las torres de la térmica de Andorra, que finalmente se van a desmantelar. ¿Cree que es lo correcto?

-Yo hubiera sido partidario de preservarlas, el paisaje industrial que suponen es algo que tenemos muy asumido en la mente y me parece que sería bueno su conservación.