Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

343_muver1200x150-1200-x-150-px.gif banner click 343 banner 343

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

Joan Blesa, artista de Xátiva autor de ‘Parábolas de los evangelios’: “El tema religioso sigue teniendo cabida dentro  del arte contemporáneo” Joan Blesa, artista de Xátiva autor de ‘Parábolas de los evangelios’: “El tema religioso sigue teniendo cabida dentro  del arte contemporáneo”
Joan Blesa centra su obra pictórica en los Evangelios y la religión cristiana. M. A.

Joan Blesa, artista de Xátiva autor de ‘Parábolas de los evangelios’: “El tema religioso sigue teniendo cabida dentro del arte contemporáneo”

Egresado en Bellas Artes en Teruel, el valenciano inició el ciclo de exposiciones del Museo de Arte Sacro
banner click 244 banner 244

El joven artista de Xátiva Joan Blesa, recién egresado en Bellas Artes en el campus de Teruel, fue el encargado de abrir la temporada de exposiciones temporales que durante los próximos meses podrán verse en el Museo de Arte Sacro de Teruel. A través de siete pinturas conforma Parábolas de los Evangelios, que repasa las narraciones a través de las cuales la religión cristiana ha transmitido algunas de sus enseñanzas morales.

-El arte religioso o inspirado en Dios no abunda en las exposiciones o colecciones de arte contemporáneo, ¿no cree?

-Bueno, es un tema que parece que esté olvidado, pero si investigas descubre que no, que todavía hay muchos artistas que siguen trabajándolo en la actualidad. Lo que sí es cierto es que las personas de mi generación, los más jóvenes, no sienten demasiado interés por este tema.

-¿Por qué ocurre eso?

-Creo que tiene que ver con que la mayor parte de los jóvenes, de la gente de mi edad, no han entrando en profundidad en el tema de la religión. Quizá no les ha preocupado demasiado entender qué pasa con la vida de Jesús, o la historia del pueblo de Israel, y al no entender el contexto es algo que no les llama la atención. Pero teniendo en cuenta que vivimos en España, un país tan relacionado con la cultura judeocristiana, creo que es algo que nos ha construido culturalmente y forma parte importante de nosotros.

-¿Por qué le interesa a usted en particular?

-Personalmente mi familia es cristiana evangélica. Durante una época yo me separé de ese mundo, pero conforme iba terminando la carrera de Bellas Artes, a medida que entendía cómo funciona el arte, y que supone un interés por la profundidad y la trascendencia de las cosas, fui yendo hacia el estudio de lo divino que desembocó en Cristo. Ahora mismo en eso se fundamenta todo mi trabajo y toda mi obra.

-Su obra, también en lo formal, está abordada desde una perspectiva que tampoco es habitual en las facultades de Bellas Artes actuales, la pintura figurativa.

-Me considero incapaz de hacer una abstracción en pintura. Para hacer abstracción hay que valer para la abstracción, es algo mucho más complejo de lo que puede parecer. Hay gente que quizá cree que la abstracción consiste en pegar cuatro brochazos sobre un lienzo, y nada más lejos de la realidad, la abstracción es tremendamente compleja y complicada. La figuración o el realismo también es complejo, pero tiene que ver más con la técnica que con la reflexión, que también, pero no al nivel de la abstracción, que tiene un proceso mental más intrincado.

-Pero el asunto religioso es pura reflexión y procesos mentales...

-La verdad es que sí... Pero yo me siento mucho más cómodo en la figuración. En mi primera etapa en Bellas Artes sí que probé muchas disciplinas diferentes del arte, pero me di cuenta que en el realismo me sentía muy cómodo y podía desarrollar algo interesante.

-¿Puede abordarse el arte religioso sin ser creyente?

-Yo creo que sí. Personalmente yo soy creyente y probablemente eso me proporciona un interés añadido en la investigación del tema. Pero como persona que vive en España y que culturalmente viene de esa tradición, creo que cualquiera podría acercarse a este tema desde el arte al margen de sus creencias.

-¿Por qué eligió las Parábolas Bíblicas para su exposición?

-Mi Trabajo de Fin de Grado tenía dos partes, y la primera era un acercamiento historiográfico al arte cristiano. E investigando sobre él me di cuenta de que había mucho contenido sobre las formas en las que Jesús acercaba su mensaje a una sociedad que mayoritariamente era iletrada, no sabía leer. Y él acudía a las parábolas porque eran muy pedagógicas. Utilizaba elementos que las personas conocían, como la agricultura o elementos que veían cotidianamente, para acercarles a una explicación de una verdad espiritual que quizá de otro modo hubiera sido más compleja.

-¿Por qué eligió precisamente estas?

-Son siete lienzos pero seis parábolas, porque una de las piezas es un díptico. En primera instancia las elegí por preeminencia, por importancia en el Evangelio, como son El Sembrador o la Oveja Perdida. Hay otra muy importante que es el Buen Samaritano que aún no he abordado, y el resto las elegí por gusto personal sobre la enseñanza a la que acercan.

-Es una gran oportunidad para recién egresados en Bellas Artes que espacios como este Museo de Arte Sacro de Teruel se abra a su creación, ¿verdad?

-Es un auténtico privilegio, y también es interesante ver el contraste entre las obras que son contemporáneas y otras obras del siglo XV o XVII con las que conviven en la sala. Demuestra que pasan los siglos pero el ser humano sigue teniendo interés por un tema que es trascendente e importante para nuestra vida.

-¿Su formación en Teruel le ha dejado poso?

-Desde luego, han sido muchos años y mi unión a esta ciudad, donde he tejido imporantes vínculos, es muy grande.

El redactor recomienda