Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Marco Antonio Garcés Desmaison, presidente de la Academia del Partal, asociación especializada en restauración: “Los monumentos son vivos y en cada época suman nuevas aportaciones artísticas” Marco Antonio Garcés Desmaison, presidente de la Academia del Partal, asociación especializada en restauración: “Los monumentos son vivos y en cada época suman nuevas aportaciones artísticas”
Marco Antonio Garcés Desmaison el fin de semana en Albarracín

Marco Antonio Garcés Desmaison, presidente de la Academia del Partal, asociación especializada en restauración: “Los monumentos son vivos y en cada época suman nuevas aportaciones artísticas”

“El turismo de masas tiene un lado negativo, se corre el peligro de que pueblos históricos pierdan su esencia”
Cruz Aguilar

Marco Antonio Garcés Desmaison es el presidente de la Academia del Partal, que durante todo el fin de semana ha celebrado en Albarracin su X Encuentro Científico. Han asistido 70 personas, el máximo establecido por los organizadores para cumplir la normativa covid, y los debates y ponencias han sido seguidos por al menos otras 70 personas vía streaming. Garcés Desmaison es arquitecto dedicado a la restauración y desde 1994 es jefe de la Sección de Monumentos de la Dirección General de Patrimonio de la Junta de Castilla y León.

-¿Qué es la Academia del Partal?

-Es una asociación sin fines de lucro que se dedica al estudio y reflexión sobre la restauración del patrimonio, se fundó en el 92 y el objetivo principal es el intercambio de información y debatir sobre el patrimonio, sobre todo cómo restaurarlo, intervenir en él y transmitirlo a generaciones futuras con autenticidad y rigor.

-¿Cómo se ha articulado el encuentro?

-A partir de 30 conferencias muy breves,  todas en rigurosa primicia de la actividad de restauración e intervención en edificios concretos. El objetivo es fomentar el debate, nos reunimos en torno al patrimonio y hablamos de cómo hacer las cosas y cómo enfrentarnos a una actuación. Es una radiografía de lo que está pasando en este momento en el sector de la restauración

-El debate en materia de restauración siempre es posible porque se trata de una profesión donde no es fácil aplicar un manual, ¿no es así?

-Sí, pero por encima de todo defendemos que el estudio riguroso del bien, de forma objetiva, la investigación de las condiciones, características y valores de los edificios es lo que tienen que servir de base para cualquier iniciativa. La restauración no es una ocurrencia sino una disciplina dentro de la arquitectura que tiene que sujetarse a un método de intervención en los edificios que marque qué se puede y que no se puede hacer y siempre respetando la esencia de los bienes.

-¿Es la Fundación Santa María un ejemplo en material de restauración?

-La Fundación Santa María es un modelo a seguir no solo desde el punto de vista de la restauración sino por su gestión brillante.

- Están en Albarracín, el pueblo más turístico de Teruel y uno de los que más visitantes reciben de España, ¿cómo afecta el turismo al patrimonio?

-Tiene una vertiente negativa evidente, el turismo de masas, pseudocultural, amenaza a ciudades y pueblos históricos porque corremos el peligro de que pierdan su esencia si no hay un equilibrio entre el turismo, que no podemos ni debemos evitar ,y la convivencia con los habitantes que siempre han vivido allí, eso debe de ser apoyado desde organismos técnicos locales, que compatibilicen los usos y hagan un balance correcto de las actividades, que tienen que equilibrarse, y por supuesto destinar recursos a que los monumentos sean conocidos por niños y jóvenes porque son los que tienen que aprender el valor cultural de los sitios en los que viven.

-¿Cómo se podría controlar esta afluencia?

-Se puede hacer, hay ciudades que lo consiguen, pero hasta ahora los planes de gestión son ineficaces, habría que buscar otros para que no se llegue a casos como Venecia, donde se habla de poner tornos para controlar los aforos, que es un despropósito.

-En muchas ocasiones se restaura un bien patrimonial para evitar su deterioro pero luego no se muestra al público, principalmente por cuestiones de logística, ¿habría que apostar siempre por dinamizar el patrimonio?

-Siempre, si los edificios no se usan están abocados a la ruina, al deterioro y a la perdida, los edificios fueron para la gente y son para la gente, forma parte de nuestra disciplina, no podemos obviar que el uso que se introduzca en ellos sea compatible con la esencia de ese edificio, pero un edificio que no se usa no hay retorno, los propietarios de los bienes deberían devolverle a la sociedad el esfuerzo que hacen las administraciones por restaurarlos.

¿Hacia dónde va el sector de la restauración?

-Nos preocupa que las administraciones no tienen correctamente orientados sus protocolos y métodos de actuación sobre el patrimonio y se corre el peligro de una banalización del patrimonio. Puede haber actuaciones que no estén precedidas de investigación y, por otro lado, no hay formación académica en estos momentos y los equipos que tienen la administraciones autonómicas son escasos y no están suficientemente preparados. Ahora mismo la administración autonómica está desbordada y no afronta la restauración de forma correcta y además tiene las limitaciones a las que les somete la ley de contratación del estado.

-Uno de los temas abordados en el encuentro es la polémica por las puertas de bronce diseñadas por Antonio López que plantea el cabildo de la Catedral de Burgos, ¿qué opina?

-La implantación de estas puertas ha generado un debate local a cuenta de la conveniencia o no de intervenir en un patrimonio mundial. Nosotros hemos apoyado la iniciativa del cabildo, sin entrar en la propuesta expresa de Antonio López, hay muchos ejemplos de otros casos de edificios históricos en los que se han implantado elementos actuales en perfecta armonía con la esencia del monumento. Muchos de nosotros pensamos que todos los monumentos son vivos y a lo largo de los siglos van recibiendo las aportaciones de los creadores artísticos de sus respectivas épocas y  entendemos que las iniciativas del cabildo era válida.

-¿Cómo les ha afectado la pandemia?

-Paradójicamente el sector de la construcción, y la restauración dentro de él, han seguido su actividad, que no es que sea mucha, pero no ha habido demasiados descensos derivados de la covid.

El redactor recomienda