Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

192_banner-ddt-premioscca-1200x150px.gif banner click 192 banner 192

201_embou-1200x150.gif banner click 201 banner 201

El único curso de restauración de retablos de España se imparte en Albarracín El único curso de restauración de retablos de España se imparte en Albarracín
La escultura de la Inmaculada, sobre la que están trabjando dos de las alumnas, se incorporó en el siglo XVIII al retablo de la Parroquieta, que es original del siglo XVI

El único curso de restauración de retablos de España se imparte en Albarracín

Los alumnos están recuperando una pieza de la Parroquieta del siglo XVI remodelada en el XVIII
Cruz Aguilar

Un total de diez alumnos se forman estos días en Albarracín en la restauración de retablos, una disciplina muy específica que apenas se toca en las aulas de las universidades y sobre la que se imparte en la Fundación Santa María el único curso para profesionales que hay en España.

Los alumnos, dirigidos por el profesor de restauración de escultura de la Escuela Superior de Conservación y Restauración de Valladolid, Ignacio Barceló, están recuperando el retablo de la Parroquieta, que se construyó en la segunda mitad del siglo XVI pero fue reformado sustancialmente en el siglo XVIII.

El profesor explicó que dos siglos después de su concepción se modificó para añadir el sagrario, fruto de un cambio en la liturgia que tuvo lugar en el XVIII, y una escultura de la Inmaculada de bulto redondo que ahora preside el retablo. “La transformación es bastante importante, se eliminan las tablas centrales del centro y la predela y se incorpora el sagrario y la virgen”, detalla el experto.

Una de las restauradoras, trabajando en la decoración marmórea del sagrario

Además, antes de esa modificación estructural, se llevó a cabo una intervención para policromarlo de nuevo con plata corlada, que es la que asemeja el oro y que era utilizada en sustitución de éste por motivos económicos. Barceló explica que se sabe que esta policromía fue posterior a la construcción porqu, al tener que desensamblar ahora algunas de las piezas, se ha localizado esta pintura. Además, también han podido constatar que el corlado es anterior al XVIII, cuando el retablo todavía conservaba su integridad estética original.

La intervención realizada ha consistido en una limpieza general de las tablas, “que estaban muy dañadas, presentaban muchos repintes y suciedad generalizada que oscurecía toda su policromía”, según precisó el experto que está al frente del curso. El resultado está siendo óptimo ya que la retirada de la suciedad permite apreciar tonalidades “que eran completamente invisibles”.

El retablo ha sido sometido también a una reintegración volumétrica, ya que se habían perdido algunas zonas de la pieza, y cromática. Eso sí, como recalca Ignacio Barceló, siempre utilizando una técnica “diferenciadora, discernible y reversible”. Los alumnos del curso han realizado todo el proceso completo de restauración, de principio a fin.

El curso de restauración de retablos es uno de los más demandados por ser el único específico que se imparte en España para profesionales. Este año se recibieron un total de 27 solicitudes para las diez plazas disponibles.

Vista de las diferentes zonas de trabajo de los alumnos durante el curso

Se desconoce a quién estaba dedicado el retablo en su origen, ya que la tabla central fue sustituida por una escultura de la Inmaculada. El ático está decorado con el Calvario, mientras que en el cuerpo central están San Antonio Abad, San Pedro, Santa Lucía y San Juan Bautista. En la predela hay dos escenas en las que aparecen Santa Catalina y Santa Bárbara en un lado, y San Sebastián y San Roque en el otro. El experto en restauración comentó que esta iconografía no es inusual ya que en la restauración de un retablo anterior localizaron un recorrido iconográfico similar y ya aparecían algunos de estos santos, como San Juan, San Pedro, Santa Catalina o Santa Lucía, lo que responde a una devoción en la zona por ellos.

El redactor recomienda