Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

María Gabarre: María Gabarre:
María Gabarre

María Gabarre: "Soy gitana y he podido sacar la ESO, he querido hacer ese cambio"

La alumna de la Escuela de Adultos Isabel de Segura busca un futuro mejor para ella y su hijo

María Gabarre a sus 29 años acaba obtener el graduado en Educación Secundaria Obligatoria. Se casó a los 15 años pero ahora ha decidido retomar sus estudios y va a continuar haciendo un ciclo formativo. Asegura que la labor de la asociación Ymca y de la Escuela de Adultos Isabel de Segura de Teruel le han permitido conseguir su sueño.

-¿Por qué decidió hacer los estudios de Secundaria en la Escuela de Adultos?
-Porque quería un futuro mejor para mí y para mi hijo. Por mi raza es muy complicado buscar un trabajo apropiado. Al principio no quise estudiar porque tenía mi cultura de me caso joven, tengo mis hijos y eso es la vida. Dejé los estudios en primero de ESO porque me casé con 15 años. Pero, a medida que iba avanzando, me daba cuenta de que eso no era así. Quería un futuro mejor de cara al ámbito laboral. Una se cansa de escuchar siempre no, no, no... porque te hace falta la ESO o un grado y veía que se me cerraban muchas puertas.

-¿Cómo ha sido el proceso?
-Empecé cuando conocí a la asociación Ymca. Al principio me frustraba muchísimo porque tenía mucho tiempo que no estudiaba y pensaba que tener la ESO era un sueño inalcanzable para mí. Decía: No voy a poder porque ya estoy casada, tengo mis hijos, no tengo tiempo,... pero seguí luchando y lo he conseguido.

-Habrá sido complicado encontrar ese tiempo para estudiar y compaginarlo con esas responsabilidades familiares.
-Sí, he tenido mucha gente que me ha ayudado, familiar y amistades. Ha sido difícil porque cuando tienes un niño de cuatro años tienes que atenderle, pero yo siempre estaba ahí. A veces me quedaba hasta tarde estudiando o dejaba todo y estudiaba porque era mi objetivo. Me enfoqué un poco más en mí porque a veces, cuando tienes familia, piensas más en los demás y dejas de pensar en ti pero dije: Me voy a amar a mí misma y voy a sacar todos los sueños.

-¿Cuáles son las asignaturas que más le han gustado?
-La asignatura que más me ha gustado ha sido Química. No pensé que iba a ser tan buena en Química y el profesor ha sido espectacular conmigo, me ha ayudado muchísimo, e Historia también. Historia era una de las asignaturas que nunca me gustaban porque tenías que leer mucho pero con las profesoras que han sido geniales conmigo y me han ayudado muchísimo. Y la que menos me ha gustado, Matemáticas.

-¿Quiere seguir estudiando?
-Sí, voy a hacer la matrícula de grado medio, me gustaría el de técnico administrativo. Quiero hacerlo y compaginarlo con algo de trabajo porque ahora estoy desempleada.

-¿Cree que con la ESO va a tener más oportunidades laborales?
-Espero que sí, aunque a veces cuando vas a echar el currículo te digan que no y te desanimas. Antes me frustraba y decía, lo dejo, pero ahora no. Sigo. Creo que cada uno en su vida tendrá una oportunidad y yo espero la mía.

Apoyo familiar

-¿Cómo ha sido el ambiente en clase con los compañeros?
-Al principio, soy una persona silenciosa y no hablo. De hecho, Miriam, mi profesora de Historia me decía: “¿No vas a hablar?”. Pero después ya no me callaba nada. Soy fácil para hacer amistades y no tengo problemas con nadie. Si algún compañero ha necesitado ayuda, le he ayudado. He hecho amistades.

-¿Qué le decía su hijo cuando se ponía a estudiar?
-Eso es lo que más motiva. Lo más valioso como madre es el amor de un hijo y el ver que tú puedes darle ese ejemplo a ellos. Me decía: “Estoy orgulloso de ti, te quiero mucho, mamá y yo voy a estudiar como mi mamá”. Quiero que sea un gran profesional, sea policía, bombero, sea lo que sea, que no me diga: “Si tú no estudiaste, mamá”. Mira, a los 29 años, sea tarde o no, lo hice.

 

-¿El resto de la familia le ha apoyado?
-Sí. Mi marido muchísimo, me ha dicho no trabajes, estudia,.. Me ha ayudado mucho. Pero sobre todo, mi madre que es la que se ha encargado del niño. Ha sido la pieza fundamental. Está superorgullosa. Ayer me dio un birrete y se echó a llorar. Como vienes de una raza que hay muchas cosas buenas, pero para la raza gitana las mujeres somos las que se casan, las que no estudian y yo he querido hacer ese cambio. Mira, yo soy gitana y he podido. Y eso no implica que no tengas tu cultura, tu familia, tu esposo, tus hijos. Que no pasa nada, que puedes seguir avanzando, que ya no estamos en los tiempos de antes. Las mujeres somos cada vez más independientes y eso es lo que quiero marcarle a la raza gitana, que sí se puede.

El consejo

-¿Qué les diría a las chicas jóvenes de hoy?
-Que estudien, que no se cansen jóvenes, que disfruten de su vida. Que no van a ser menos gitanas por estudiar, que sigan adelante con sus sueños. Porque es una gran satisfacción, que no todo es tener familia, hijos y quedarse esperando a lo que le traiga el marido. Que sean independientes porque sé que hay muchas gitanas, sobre todo aquí en Teruel, que son muy inteligentes y serían capaces de cambiar el mundo si quisieran, de hecho había una que sí quería estudiar y yo le ayudé, le apoyé. Que las gitanas tienen que salir adelante, que estudien, se preparen y sean personas normales y corrientes que no por eso van a ser menos gitanas

-¿Qué papel ha tenido Ymca en este proceso?
-Sin esta asociación y sin Alba no hubiera podido hacer nada. La verdad es que me encontró en un momento muy deprimido porque estaba desempleada y no sabía qué rumbo coger en mi vida. Me ha ayudado mucho a encontrarme a mí misma, a avanzar y ser fuerte.