Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

343_muver1200x150-1200-x-150-px.gif banner click 343 banner 343

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

Mariano Lavida, mago: Mariano Lavida, mago:
Mariano Lavida

Mariano Lavida, mago: "Hay una parte de uno mismo que solo se encuentra en el silencio y en la soledad"

Aislado en el Pirineo cuatro años después de casi morir de éxito, regresa a escena y actúa en Valjunquera
banner click 244 banner 244

Mariano Lavida, mago, regresa. Lo hace después de un retiro de cuatro años en una aldea perdida del Pirineo aragonés cuyo silencio y tranquilidad ha compartido durante este tiempo con su otro habitante, un pastor. Tras este retiro voluntario y más largo de lo esperado (iba a ser de un año) vuelve al mundo del espectáculo, pero con otra concepción de la magia y de la vida. La noche del martes actuó en Valjunquera en la Semana Cultural.

-¿Por qué se retiró?

-Fue una temporada intensa. Salía en televisión, tenía 24 años, la gente me paraba por la calle, me pasaba el día metido en una furgoneta y se me fue de las manos experimental y económicamente, y pensé que debía frenar o desintegrarme. Me cogí un año sabático y me aislé en Sinués, en una aldea del Pirineo, donde vivía un pastor trashumante y allí estuve aprendiendo con él.

-Un cambio radical.

-Sí, porque vivía entre Madrid, Zaragoza y Barcelona y de un día para otro me bajé de un show y decidí que ese había sido el último, y me quedé en el monte, en el silencio absoluto. Es una fase que todo el mundo debería vivir, el silencio, la tranquilidad, la paz...

-¿Qué se aprende del silencio?

-Lo que se aprende es a verse, porque una parte de uno mismo solo se encuentra en el silencio y en la soledad. Te das cuenta de que uno es más allá de lo que piensa, de las cosas que cree, de los prejuicios... el silencio te permite encontrarte con estar vivo y relativizar todos los problemas. Es lo que me ocurrió a mí. Ha sido una escuela. Ahora vuelvo con fuerza, con ganas y de una manera más sabia, más inteligente y más madura.

-¿Está retornando al mundo del espectáculo de magia, pero desde cuándo es ese retorno?

-Llevamos varios meses calentando, y a tope hemos vuelto en junio, julio y agosto. Yo me dedico a una magia que se llama “con carta”. La Cartomagia es una magia antigua, poco comercial, la hago con la baraja de cartas y basada en el imposible potente de todos los públicos, pensando en los adultos también, no solo en los niños. Considero que mucha de la magia que se hace está pensada para los niños, cuando los niños ya viven la magia. Sin embargo, los adultos están metidos en sus prejuicios y no creen en ciertas cosas que son imposibles. Ese imposible que ves consigue que estés concentrado un rato y no estés pensando en otras cosas. La magia conduce al asombro, a dudar, a preguntarte.

-¿Ha variado la forma de hacer magia en esta segunda etapa de su vida?

-La forma de hacer magia ha variado en varios aspectos. Ahora he vuelto para dedicarme al mundo rural. Así es como empecé, en la provincia de Zaragoza, porque soy de un pueblo de Zaragoza, Alagón. Y ahora estoy llevando la magia a los pueblecitos, porque el 99% de la gente del mundo rural no ha visto nunca magia con cartas

-¿Qué es la magia con cartas?

-Es el tipo de magia que se hacía hasta finales del siglo XIX. Estaba basada en el efecto. No es la magia comercial actual. La diferencia con la que yo hacía antes es que entonces era un chaval que no sabía de qué iba la vida y ahora sé un poco más. Esa sabiduría y conocimiento que he podido adquirir en este tiempo es lo que han cambiado mi forma de hacer magia.

-¿Uno de sus referentes es Juan Tamariz?

-Es el mejor mago de cartas del mundo. España es cuna de la Cartomagia. La Cartomagia pura y dura empieza en Francia como origen pero España y Tamariz es la referencia para muchos magos de España, aunque hay varias corrientes. Tamariz hace la magia que ha podido sobrevivir al paso de los siglos, es decir, la magia antigua anclada con la clásica.

-¿Cuántas corrientes de magia podemos encontrarnos?

-Debería haber tantas corrientes como magos, pero hay dos corrientes, la realista, la que te pide que toques y analices para vivir el imposible, y la otra, que tiene que ver con el resto de las artes y que tiene que ver más con la ficción. Es como una burbuja clásica para vivir el imposible. Hay muchas más, pero la principal es la realista, es aquella que te plantea la magia como algo que sucede en la realidad, aunque la vives y la interpretas en el momento presente. Por eso Tamariz siempre dice que la magia es una presentación, no una representación, es decir, que la magia  se vive en el presente.

-¿La de esta noche en Valjunquera es única actuación que realiza en la provincia de Teruel?

-Hemos tenido varias actuaciones en Teruel en junio, aunque el proyecto lo hemos arrancado en el Pirineo, en Jacetania, Alto Gállego... y la idea es hacerlo más integral en septiembre.

-¿A qué se refiere?

-Hacer un proyecto para todo Aragón. Llevar la Cartomagia a cada uno de los rincones de Aragón, empezando por los pueblos de las tres provincias.

-¿Se ha planteado alguna vez volver a pisar un plató de televisión?

-A lo mejor sí, pero de otra manera. Me han tanteado, pero ahora quiero hacer una gira intensa para llevar la Cartomagia como a mí me gusta y, a lo mejor, hago algo de televisión, porque es un medio interesante, pero todavía no está decidido. Puede ser que haga algo más adelante, en un medio y corto plazo.