Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Tarragona creció en población debido al incremento del teletrabajo Tarragona creció en población debido al incremento del teletrabajo

Tarragona creció en población debido al incremento del teletrabajo

INE determinó que los territorios limítrofes a grandes conurbaciones metropolitanas, como la ciudad portuaria de Tarragona, incrementaron el número de habitantes en 2020.

La flexibilidad laboral en remoto ha permitido a muchos ciudadanos deslocalizarse, como consecuencia de las restricciones sanitarias por la pandemia del COVID-19. En el caso de Tarragona se ha visto un incremento en la tendencia demográfica en el año de la pandemia. De esta manera, la provincia fue una de las pocas de España que aumentó su población, según información de la Estadística del Padrón Continuo publicada recientemente por el INE.

Por otra parte, los datos del organismo autónomo demostraron que sólo 17 provincias ganaron población. En total, Tarragona llegó a los 821.404 habitantes, luego de un incremento de 4.632 personas, el cuarto en términos absolutos, pero el tercero en cuanto porcentaje.

Un confinamiento más pasadero


La pandemia del coronavirus ha obligado a trabajar desde el hogar a casi tres millones de empleados, según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA). Este fenómeno ha generado que la ergonomía de la oficina en casa sean una prioridad para las empresas y sus trabajadores.

En este nuevo despacho hogareño, un estudio de la multinacional Steelcase, llevado a cabo entre más de 70.000 trabajadores de diez países (incluyendo España), concluyó en la necesidad de crear un home office que se convierta en un espacio que genere bienestar, optimismo y comodidad. En esta línea, si bien los empleados pueden hacer home office desde sus mesas para cama o escritorios, los fisioterapeutas recomiendan habilitar un puesto fijo, con una silla ergonómica que cuide la postura y algún espacio donde archivar los papeles de trabajo.

Del mismo modo, el fomento del teletrabajo y la búsqueda por un lugar donde hacer más llevaderos los confinamientos podrían explicar la tendencia en la inmigración. Según explicó Pau Miret, profesor colaborador de los estudios de arte y humanidades de la UOC e investigador del Centre d’Estudis Demográficas (CED), los incrementos de la población no eran esperados, teniendo en consideración que la inmigración se ha parado. “Una explicación tiene que ver con gente que se ha marcado a segundas residencias o bien ha buscado segundas o terceras coronas, aprovechando la posibilidad de teletrabajo”, dijo.

Miret considera que el teletrabajo ha llegado para quedarse, pero solo en algunos contextos laborales. En ese sentido, los trabajadores que se dediquen a sectores profesionales como la informática van a seguir teletrabajando, pero, por ejemplo, en el ámbito de la educación el experto determina que no es una tarea fácil y, seguramente, se vuelva a la presencialidad.

En España, un análisis general mostró cómo una parte de la población ha optado por mudarse de las grandes conurbaciones metropolitanas a provincias limítrofes. En el caso de Tarragona, hay casos de personas que vivían en Madrid o Zaragoza que se han instalado definitivamente en segundas residencias de Cambrils o ciudadanos de Barcelona que hicieron lo mismo en puntos del Baix Penedes.