Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Aragón actúa para convencer a las 150.000 personas reacias a vacunarse Aragón actúa para convencer a las 150.000 personas reacias a vacunarse
Vacunación de una joven en el centro de salud Ensanche de la capital

Aragón actúa para convencer a las 150.000 personas reacias a vacunarse

Sanidad insiste en que conforman una bolsa de "población susceptible de contagiarse" de la covid

El Gobierno de Aragón ha implantado una serie de medidas para lograr que las 150.000 personas que muestran reticencias a vacunarse lo hagan, teniendo en cuenta que esos ciudadanos, junto con los menores de 12 años que no han pasado la enfermedad, conforman una bolsa de "población susceptible de contagiarse" de la covid.

La consejera de Sanidad, Sira Repollés, y el director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo, han comparecido ante los medios este martes para dar cuenta de las nuevas medidas sanitarias que se van a implantar en la comunidad ante la ralentización y descenso de la curva de contagios.

En ella, Falo ha detallado algunas novedades en el proceso de vacunación, entre ellas que ya no se va a mantener un estocaje de dosis y que tampoco se va a producir ya el suministro regular por parte del ministerio, en tanto en cuanto la comunidad cuenta con una reserva de 176.000 vacunas que se consideran más que suficientes para hacer frente a las dosis pendientes.

El ministerio, en este sentido, irá proporcionando vacunas conforme se soliciten, al igual que hará el departamento de Sanidad aragonés con los centros de salud, porque todos ellos tienen guardadas dosis suficientes.

Aunque ya hay un millón de personas con la pauta completa (un 75,4 por ciento de la población total de Aragón, cifra que se eleva al 78,3 % en las personas mayores de 12 años), Falo ha reconocido que hay una franja de edad, entre los 20 y los 40, y especialmente entre los 20 y los 30, en la que las coberturas no son las deseables.

De hecho, entre los 20 y los 30 no están vacunadas una de cada tres personas y entre los 30 y los 40 no lo están una de cada cuatro.

Ha advertido de que a partir de ahora la enfermedad se va a ligar fundamentalmente a quienes no hayan pasado la enfermedad y a los no vacunados.

Ese "banco de personas susceptibles de infectarse", como los ha llamado Repollés, es de 300.000 personas (incluidos los menores de 12 años), y se calcula que la población a vacunar, es decir, aquellas personas mayores de esa edad que no han iniciado la pauta, es de 150.000, población diana que "no manifiesta necesidad de ponerse la vacuna" y a la que se dirigen las medidas anunciadas.

Ese programa de "captación activa" incluye desde hace unos días el envío de 200.000 mensajes de texto, a todas las personas del sistema del Salud que no se han vacunado y a todas aquellas que se han puesto la primera dosis pero no la segunda.

También se va a establecer un punto de vacunación en algunas empresas, de momento en trece de las catorce con más empleados de Aragón, y a partir del 23 de septiembre en todos los centros de salud de la comunidad se establecerá un horario para la vacunación sin cita, de 14.00 a 15.00 horas en los centros con horario solo de mañana y de 15.00 a 16.00 en aquellos que también abren por la tarde.

Los centros de salud también están haciendo llamadas telefónicas con "éxito muy limitado", según ha reconocido Falo, y también se plantea la adhesión a todas las personas que acuden a los centros de urgencias y a sus acompañantes.

Sanidad podría estudiar también, una vez disponga de los datos de vacunación en los escolares, la posibilidad de plantearla en aquellos centros educativos en los que los niveles de cobertura sean inferiores a la media.

Falo ha insistido en la necesidad de vacunarse, dados los datos de efectividad, puesto que cada millón de personas con pauta completa ha evitado 1.300 muertes, 172 ingresos en UCI y más de 1.800 en camas de hospitalización convencional.

La vacunación "es lo único que nos puede sacar con garantías de la pandemia", ha recalcado Falo, quien ha advertido de que mientras el mayor porcentaje posible de personas no esté vacunado habrá que seguir trabajando con la idea de que "aún puede haber ciertos niveles de restricción".

Respecto a la posibilidad de aplicar una tercera dosis, la consejera ha señalado que si de acuerdo a la evidencia científica así se recomienda, en Aragón "estamos preparados para ello" pero ha urgido a que la decisión se dilucide cuanto antes.

El redactor recomienda