Síguenos
El Ayuntamiento de Teruel pedirá al Gobierno de Aragón que facilite la instalación de placas solares en el Centro Histórico El Ayuntamiento de Teruel pedirá al Gobierno de Aragón que facilite la instalación de placas solares en el Centro Histórico
Vista aérea del Centro Histórico de Teruel, en cuyos tejados no se pueden instalar placas solares

El Ayuntamiento de Teruel pedirá al Gobierno de Aragón que facilite la instalación de placas solares en el Centro Histórico

Se van a estudiar también las afecciones de la línea de alta tensión Ojos Negros-La Eliana

El Ayuntamiento de Teruel solicitará al Gobierno de Aragón que redacte criterios interpretativos a la Ley de Patrimonio aragonés que permitan instalar placas solares destinadas al autoconsumo eléctrico en los edificios del Centro Histórico de Teruel. Fue una propuesta presentada al pleno por el Partido Popular y que salió adelante con los votos afirmativos de todos los grupos menos Espacio Municipalista que se abstuvo. Esta formación planteó una propuesta sobre la línea de alta tensión proyectada entre Ojos Negros y La Eliana y que pasará por Castralvo y por diferentes parajes de interés paisajístico del término municipal de Teruel, que se aprobó por unanimidad. El equipo de gobierno PP-Cs avanzó que tiene pendiente una reunión con la empresa promotora de esta línea.

Pero antes, el Partido Popular sacó adelante ayer una propuesta para que se inste al Gobierno de Aragón que redacte criterios interpretativos que permitan autorizar la instalación de placas solares en el Centro Histórico.

La iniciativa fue defendida por el concejal de Urbanismo, Juan Carlos Cruzado, que explicó la circunstancia que se da en Teruel, donde no se puede instalar placas en las calles del Centro Histórico pero sí en otros barrios como el de San Julián. Explicó de una manera gráfica que al asomarse por la barbacana de la estación de autobuses se verían las placas de San Julián y sin embargo en tejados del Centro que no se ven no se pueden instalar.

Recordó el incremento exponencial que ha experimentado la energía eléctrica, que en dos años ha sido del 336%, y que la instalación de este tipo de instalaciones para generar y almacenar energía ha reducido sus costes de instalación.

Preocupación

La alcaldesa consideró que es interesante abrir este debate porque hay pueblos de Teruel que no pueden instalar placas al estar sus cascos urbanos protegidos. “Hay muchos municipios preocupados por este tema”, destacó y consideró que el Gobierno de Aragón “se lo tenía que tomar en serio”, pero aclaró que esta petición se hace “sin acritud”. “Vamos a evolucionar y ponernos a trabajar sin ofender a nadie”, dijo, para permitir adaptase a la tecnología de las actuales instalaciones solares térmicas y fotovoltaicas y adaptar una norma, la de Patrimonio Cultural de Teruel, que es de 1999.

El portavoz del PSOE, Samuel, Morón, consideró sin embargo que el equipo de gobierno quería “tirar balones fuera”, con esta petición porque “si tuviera una plan de protección del Centro Histórico lo podrían hacer”. “Cada institución que haga sus deberes”, pidió aunque -según explicó el concejal de Urbanismo- si las placas afectan a un bien protegido igualmente deberán pasar por la Comisión Provincial de Patrimonio.

El portavoz de Ciudadanos, Ramón Fuertes, defendió la propuesta porque “hay que apostar por la eficiencia energética” y la prohibición “no es comprensible más allá de la protección del patrimonio”.

El portavoz del PAR, Julio Esteban, se mostró partidario de conjugar la defensa del patrimonio y aplicar medidas para que la población quiera invertir en viviendas situadas en el Centro Histórico.

El portavoz de Vox, Alejandro Nolasco, consideró que hay que cuidar el tema estético pero “no se puede penalizar a los que viven en el Centro”.

La portavoz de CHA, Marisa Romero, opinó que tiene que haber un equilibrio y ser “muy pulcros” con el cuidado del patrimonio pero que la ciudadanía no sea “reacia” a ocupar las viviendas del Centro.

El portavoz de Ganar-IU, Nicolás López, se mostró de acuerdo en modificar los criterios porque “hay una norma muy restrictiva”.

El portavoz de EMT, Zésar Corella, se abstuvo en la votación porque se mostró partidario de presentar al Gobierno de Aragón una propuesta más concreta y analizar lo que se puede hacer y lo que no “de una forma más sosegada”, y puso ejemplos de lo que ha hecho en otras ciudades españolas que se han enfrentando a la misma problemática.

Línea de alta tensión

Esta formación política presentó otra propuestas relacionada con la energía, que todo los grupos respaldaron. En concreto, sobre las afecciones que puede ocasionar  el proyecto de alta tensión de Ojos Negros a la Eliana de manera especial a lugares como el Camino Natural del Río Guadalaviar, la Rambla de Barrachina y las inmediaciones del barrio rural de Castralvo.

En el debate, la alcaldesa señaló que se trata de un proyecto que requiere de mucha tramitación y hay que explorar la vía jurídica y la de negociación. “Tenemos una reunión con la empresa”, anunció porque, tras estudiar el proyecto presentado, han visto que  “cumple” con la parte técnica y habría que ver cómo se podrían alegar las afecciones al paisaje. “Vivimos un momento muy convulso con los proyectos de aerogeneradores”, comentó. Es una situación que se extiende a todo el país y en sentido apuntó que se había tratado en el seno de la FEMP en una reunión con la secretaria de Estado.

Cruz de los caídos

Estos son algunos de los asuntos que se abordaron durante el pleno en el que se defendieron nueve propuestas o mociones y todas menos una salieron adelante. La que se rechazó fue presentada por el grupo municipal de Vox y hacía referencia a la iniciar los trámites necesarios para proteger la cruz de los caídos de la plaza del Seminario. Ciudadanos presentó una enmienda para solicitar que la Comisión Técnica de Memoria Democrática de Aragón se pronuncie sobre si se puede mantener o hay que retirarla. La enmienda fue aceptada por el portavoz de Vox, Alejandro Nolasco, con el objetivo de que Ciudadanos votara a favor de la propuesta y así poderla sacar adelante, pero su portavoz, Ramón Fuertes, decidió cambiar el sentido del voto después de que el primero le acusara de actuar con “cinismo”, ya que Ciudadanos no está de acuerdo con la Ley de Memoria Democrática en Madrid pero aquí pide que se pronuncie la comisión. “Dejamos claro con nuestra enmienda que queremos que sea un organismo técnico el que se pronuncie y si se tira habrá puesto la voz de alarma, y habrá conseguido lo contrario de lo que pide. Creo que es de sentido común solicitar informe sobre cómo se considera esta cruz”, apuntó Fuertes. Además de Ciudadanos, PSOE, CHA, Ganar-IU y EMT también votaron en contra. Sumaban así 11 votos frente a los diez que alcanzaban PP, PAR y Vox. La alcaldesa se comprometió a adecentar la cruz y su entorno.

Alejandro Nolasco explicó que se trata de una cruz construida en 1949 en homenaje a la Batalla de Teruel y que pudo realizarse con el hierro de los proyectiles de la batalla. Apuntó que es de estilo neomodernista y que se debería proteger. Recordó además que actualmente no hay ningún significación política, porque una placa existente con los nombres de los caídos en el bando sublevado ya se retiró.

El portavoz del PSOE apuntó que el historiador Serafín Aldecoa dice que es una cruz de los caídos del bando sublevado, y que se construyó en 1949 después de que se decidiera tirar los restos del seminario, donde se había colocado otra cruz, para hacer otro edificio. Morón recordó que hay dos leyes de memoria democrática que regulan estos elementos. Por su parte, el portavoz de EMT opinó que es un símbolo de exaltación franquista, que tendría que ser retirado, mientras que el concejal de Ganar Teruel consideró que no reúne los requisitos para ser considerado BIC. La portavoz de CHA aseguró que sentía escalofríos solo de pensar que pudo estar hecha con el hierro fundido de los proyectiles.

El portavoz del PP apuntó que apoyaban la propuesta porque Teruel ya retiró los elementos que la comisión le pidió y entonces no se dijo que hubiera que retirar esta cruz. En este sentido, la alcaldesa calificó de “increíble” el debate vivido. “Para mí es una cruz que forma parte de la estética de la  ciudad y creo que es el sentir mayoritario. Esa cruz va a permanecer ahí porque esta ciudad ya ha aplicado la ley”, argumentó.

Vox también defendió otra moción para el desarrollo de un proyecto de ayuda a mujeres embarazadas en situación de vulnerabilidad, que salió adelante con los votos a favor del PP, Cs, PAR y Vox y en contra del resto de grupos. Se puso de nuevo de manifiesto que los partidos van tomando posiciones de cara a las elecciones municipales y autonómicas que se celebrarán dentro de siete meses y se acentúan las diferencias entre los bloques.

El redactor recomienda