Síguenos

416_diariodeteruel-web-banner1200x120-vacunacion2022.png banner click 416 banner 416

435_diario-de-teruel-1200x150.gif banner click 435 banner 435

439_1200x150-iaacc.gif banner click 439 banner 439

431_1200x150.gif banner click 431 banner 431

El Centro Histórico de Teruel se debate entre el impulso turístico y la necesidad de atraer residentes El Centro Histórico de Teruel se debate entre el impulso turístico y la necesidad de atraer residentes
Un momento de la visita guiada celebrada este viernes con motivo del Día de los Centros Históricos

El Centro Histórico de Teruel se debate entre el impulso turístico y la necesidad de atraer residentes

Proyectos de mantenimiento completarán a otros más ambiciosos, como la reforma de las rondas o de la muralla
banner click 244 banner 244

Teruel celebró este viernes el Día de los Cascos Históricos de la mano del Centro Comercial Abierto, que ha impulsado una campaña en colaboración con las instituciones donde se incluye una visita guiada y un sorteo y que se enmarca dentro de las actividades organizadas por la Confederación Española de Cascos Antiguos. La visita permitió a un grupo de turolenses conocer su propio Centro antiguo, su historia y su desarrollo que en el futuro pasa por proyectos de puesta al día pero que también espera la ejecución de otros más ambiciosos.

La alcaldesa, Emma Buj, repasa los proyectos que actualmente están ya redactados o en redacción, desde el perímetro del barrio hasta su interior. Recordó que tras la ejecución de dos fases de la muralla, cofinanciado con el 1,5% Cultural del Mitma, ahora se va a actuar en un el muro tapial que está en licitación y que incluye  las catas de la plaza de la Bombardera para que se haga el proyecto y arreglar la plaza.

En cuanto a la vecina iglesia de San Miguel indicó que cuando esté acabada la primera fase, que será en breve, se encargará el proyecto de la siguiente para que en el futuro se convierta en un centro cultural y se solicitará de nuevo financiación al 1,5 % Cultural. Y con aportación del Plan de Recuperación y Resiliencia, va a salir a licitación las obras de accesibilidad de las rondas, con una inversión de 2,2 millones de euros.

Zona de paseo

Las rondas pasarán así “de ser una zona de paso a una de paseo”. Otras actuaciones de menor enjundia contribuyen a mejorar la imagen del Centro.  Se está trabajando ya en la restauración de la fuente del Deán y ya está encargada la adecuación de los cubos de madera de la Glorieta, que se utilizan para exposiciones y fotografías de gran formato. Se van a instalar unos paneles nuevos, porque los de madera se encuentran muy estropeados.

También, la escultura de la Semana Santa, que se va a ubicar en la plaza del Seminario se va adjudicar en breve. “Espero que sea muy querida por los turolenses”, indicó la alcaldesa. También en el perímetro del casco antiguo se ubica la adecuación de la calle Miguel Ibáñez. El proyecto va pasar de nuevo por la Comisión de Patrimonio.

Si el Centro es bonito de día también lo tiene que ser de noche. Buj recordó que existen sendos proyectos para iluminación artística de la plaza del Torico y la plaza San Juan, que se presentaron para su financiación a una convocatoria para mejorar destinos turísticos, pero no fue admitida, y ahora “vamos a volver a intentarlo”. La alcaldesa anunció además que se está redactando otro proyecto de alumbrado para Los Arcos, la torre de la Bombardera y el tramo de muralla visitable. Otros espacios fueron rehabilitados en su día pero ahora necesitan de una puesta al día. Este sería el caso de la plaza Cristo Rey o plaza de las Monjas. Buj recordó que se trabaja en un proyecto que busque una solución al muro que se levantó para habilitar parte de la plaza como recreo, pero que pueda seguir dando servicio al colegio.

Peatonalización

Finalizar el proceso de peatonalización del Centro que comenzó a principios de este siglo es un asunto pendiente. Buj explicó que se está trabajando en la redacción del documento técnico. Su aplicación “no va a ser inmediata”, reconoció pero se avanza en su tramitación.
 

El viernes hubo visitas guiadas al centro histórico de Teruel para celebrar el Día Internacional del corazón de las ciudades


También se avanza en el proyecto de ascensor entre el barrio del Carmen y el Centro, que recibirá financiación del PRR. Se está preparando el convenio con el Obispado, ya que se tienen que ocupar terrenos del Seminario, y otros informes de distintas administraciones.

En cuanto a la recuperación de la parte muralla donde todavía no se ha actuado y su entorno, Buj apuntó que la Comisión Patrimonio ha dado el visto bueno a la reorganización urbanística. “La propia iniciativa privada es quien tiene que tirar de ese carro, porque hay parcelas edificables aunque pueda ser el Ayuntamiento con cooperación quien haga esas obras, debe confluir la voluntad de todos y que ese entorno quede liberado. Habrá una nueva calle de 3 metros y se dignificará una de las principales entradas a la ciudad de Teruel y al Centro”, indicó para añadir que esta reorganización tendrá como resultado un aspecto muy distinto al actual y para ello “el primer paso ha sido está modificación urbanística”.

Turismo

Si algo caracteriza al Centro es que se ha convertido en paso obligado para los turistas, con permiso de Dinópolis. Preocupa la masificación y por ello la alcaldesa señaló que -como indica el Plan Estratégico- el turismo tiene que llegar a otros puntos de la ciudad y a los barrios rurales para que no solo se concentre en la parte antigua y el Centro sea un sitio cómodo y habitable para los turolenses. “En otras ciudades los cascos históricos solo son para los turistas, hay que evitar eso y facilitar la rehabilitación de viviendas para atraer población”, apuntó, consciente de que el Centro tiene que ser de todos los turolenses”. A ello se dirige la subvención concedida esta semana para  poder recuperar el eje comprendido entre las calles La Parra, Abadía  y San Andrés.

Al turismo también se refirió el gerente del Centro Comercial Abierto, Rodolfo Pangua, que destacó que es un elemento clave en este momento en el Centro Histórico, necesario para la supervivencia de hosteleros y comerciantes, convencido de que la “experiencia de compra” es muy valorada por los turistas.

“Con el Ayuntamiento tenemos que conocer experiencias de otras ciudades para ver cómo se ha gestionado el turismo y no colapsar el Centro”, dijo, como ha ocurrido en otras ciudades. “No nos podemos convertir en una ciudad museo, que esté vacía de lunes a viernes”, señaló.

Establecimientos

Pangua destacó que si le va bien a los establecimientos del Centro por el peso del turismo le irá también bien al resto de la ciudad porque “somos una economía circular”. Si los comercios  del Centro tienen beneficios, gastarán en otros servicios o necesitará de los oficios para hacer una ampliación. Y si le va bien a Teruel desde el punto de visa turístico también saldrá beneficiada la provincia.

Pangua abogó por hacer un plan especial del Centro Histórico, que establezca una política clara en distintas materias. Habría que regular los alojamientos de uso turístico, establecer políticas de promoción y rehabilitación de vivienda y buscar soluciones al tema del aparcamiento, uno de los problemas de vivir en el casco antiguo. Esta propuesta va en línea con el modelo de ciudad compacta por el que apuesta el nuevo PGOU en tramitación y que “debe defender el Centro Histórico y al comercio de proximidad”.

Hacerlo entre todos

La Asociación de Vecinos del Centro Histórico cuenta con 90 unidades de convivencia y 237 socios. Desarrolla, entre sus actividades, talleres mensuales gratuitos abiertos a la ciudadanía, que cuentan con la colaboración económica de la Caja Rural de Teruel. En estos talleres se abordan temas de actualidad, como el uso de los móviles y otras tecnologías.

Pero además la asociación representa a todo el barrio ante las entidades, no solo de los asociados.  Su presidenta, María José, Izquierdo anima a asociarse porque han llegado nuevos vecinos a determinadas zonas del Centro, como el eje entre las calles San Benito y Santiago con familias jóvenes pero que no se asocian. “El barrio lo hacemos entre todos”, recordó Izquierdo. Y la cuota económica es lo de menos porque a penas son 12 euros al año.

La asociación además cuenta con sus propias redes sociales para informar a los asociados sobre comunicaciones, informaciones de interés o avisos.

Hilo social

“Les ayudamos a no perder el hilo social porque hay gente, sobre todo personas mayores, que no salen a la calle”, comenta.   En su papel  reivindicativo, siempre han estado pendientes de lo que se hace en el Centro y han demandado por ejemplo que hubiera suficientes bancos y papeleras  y las calles fueran “más amables”. Para Izquierdo, está pendiente todavía actuar en las plazas del Seminario y de Las Monjas y en área de la Nevera y la muralla.

En cuanto al proceso de peatonalización apuesta porque salgan del Centro las zonas de carga y descarga. Como el de la plaza de la Marquesa, o la remodelación de otros espacios, la siguiente fase de peatonalización del Centro también está pendiente de ejecutar, recuerda.

Al final lo que ve Izquierdo es que “hay muchas ideas pero poco desarrollo”.

 

El redactor recomienda