Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Teruel registró el año pasado 2.011 muertes, 325 más que en 2019 y superó la media española Teruel registró el año pasado 2.011 muertes, 325 más que en 2019 y superó la media española
Un grupo de personas, durante el mercadillo de este jueves en Teruel

Teruel registró el año pasado 2.011 muertes, 325 más que en 2019 y superó la media española

Los datos del INE reflejan el devastador impacto de la pandemia en la provincia

El enorme impacto de la pandemia en los indicadores de población se confirma con los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que revelan un récord en las defunciones en 2020, disparadas un 19,27% en la provincia de Teruel con 2.011 fallecimientos, 325 más que en 2019. El porcentaje es superior a la media española, del 17,7% hasta un total de 492.930 muertes, pero inferior a la aragonesa, del 22,5% hasta los 16.680 decesos.

También se produjo una caída histórica de los nacimientos en la provincia de Teruel, del 6,53% hasta los 916, y del 5,9% en el conjunto del país, que registró 339.206.

Todo ello comporta un saldo negativo de 1.095 personas en el crecimiento vegetativo de la población en la provincia, que mide la diferencia entre defunciones y nacimientos; en 2019 fue de 706, también negativo.

En 2020 llegaron a la provincia 1.526 personas más de las que se fueron a otros lugares, según la Estadística de Variaciones Residenciales publicada este martes por el INE, que dará a conocer las Cifras de Población a 1 de enero de 2021 el próximo miércoles, 23 de junio.

En su estadística sobre el Movimiento Natural de Población dado a conocer este jueves, el INE no especifica a qué motivos se debió el exceso de fallecimientos detectado el año pasado, pero los datos del Gobierno de Aragón constatan que desde el 17 de marzo (fecha en la que se produjo el primer fallecimiento por covid-19 en la provincia) hasta el 31 de diciembre de 2020 habían muerto 320 turolenses por esta enfermedad. Desde el 1 de enero hasta el 16 de junio de este año, se han producido 103 muertes por covid-19 en el territorio, según las mismas fuentes.

Hace 52 años que la provincia de Teruel no superaba la barrera de los 2.000 fallecimientos en un solo año: en 1969 fueron 2.156. Por otro lado, de los 2.011 fallecimientos, 438 se corresponden a residentes en la capital, el 23,77% del total.

Este aumento de la mortalidad en la provincia de Teruel ha hecho también que la esperanza de vida disminuya en 1,31 años (1,24 en España), al situarse en los 82,51 años (79,89 para los hombres y 85,45 para las mujeres), y que el crecimiento vegetativo, esto es, la diferencia entre nacimientos y defunciones, sea negativo en 1.095 personas, frente a las 706 de 2019.

El daño del coronavirus

La nota con la que INE anuncia todas estas cifras subraya que los fenómenos demográficos detectados en la estadística de Movimiento Natural de Población estuvieron “muy afectados” por la pandemia del coronavirus y confirma que los fallecimientos aumentaron en todas las comunidades autónomas, con Madrid a la cabeza. De hecho, las cifras revelan que el crecimiento de las defunciones se multiplica con el estallido de la covid-19 en primavera y en las olas posteriores.

Coincidiendo con la explosión de casos y el confinamiento de marzo, el descenso de muertes del 5,9% de febrero en la provincia de Teruel se invirtió rápidamente al aumentar a un 47,5% al mes siguiente. Es más, en abril todavía escaló más, hasta el 65,5%, y experimentó una espectacular bajada con el término del confinamiento, ya que en mayo cayó hasta el 9,5% y en junio se volvió a un registro negativo, del 23%.

Las siguientes olas de la pandemia provocaron repuntes en las defunciones, con un 4,8% más tanto en julio como en agosto, el 20,3% en septiembre, un 40% al mes siguiente y el 69% en noviembre (récord de 2020) para acabar el año con un alza del 29% en diciembre.

Los meses de abril y noviembre fueron los que registraron un mayor número de defunciones, 235 en ambos casos, y coinciden también con los meses en los que se oficializaron el mayor número de fallecimientos por covid-19, con 65 y 92, respectivamente, según los datos del Portal de Transparencia del Gobierno de Aragón.

Precisamente, los datos del INE apuntan que el grueso del exceso de fallecimientos respecto a 2019 se concentró en los meses con mayor expansión del coronavirus y confirman que se produjo en todas las autonomías.

La tasa de variación anual de defunciones alcanzó en la Comunidad del Madrid el 41,2% en 2020, con 66.583 muertes, muy por encima de la media nacional del 17,7% y por delante de las demás autonomías.Le siguen Castilla-La Mancha (32,3% y 27.761 casos), Castilla y León (26,0% y 36.177 fallecidos) y Cataluña, que registró 79.685 y un porcentaje del 23,5%.

Por el contrario, en la parte más baja de la tabla se situaron Canarias (4,2%), Galicia (5,0%), la Región de Murcia (5,8) y Baleares (7,1%).

La tasa bruta de mortalidad (fallecidos por cada 1.000 habitantes) se elevó en la provincia de Teruel hasta los 15,11 (15,25 para los hombres y 14,97 para las mujeres) frente a los 12,67 de 2019, la más alta de toda la serie histórica iniciada en 1975.

La Comunidad de Madrid también encabeza la tasa bruta de mortalidad, con 15,1 defunciones por cada 1.000 habitantes, frente al 10,5% de media nacional, seguida muy de cerca por Asturias, con el 14,3%. A continuación se situan Castilla La Mancha (12,6), Aragón (12,5) y Extremadura (12,3).

El INE aporta además la estadística de defunciones por grupos de edad, según la cual las mayores subidas en el conjunto del país fueron entre mayores de 60 años, con la cota más alta entre personas de 75 y 79 años (24%) junto a las que tenían de 95 a 99 años (22,3%) y entre 90 y 94 (21%).

La esperanza de vida en España baja a los 82,34 años desde el máximo que había tocado en 2019, cuando llegó a los 83,58 años, y se queda en 79,6 años para los hombres y 85,07 para las mujeres.

Natalidad

También se aprecia el efecto de la pandemia en el descenso de embarazos y nacimientos, aunque todavía habrá que esperar a datos de 2021 para evaluar su alcance.

La provincia de Teruel registró en 2020 un total de 916 nacimientos (449 niños y 467 niñas), 64 menos que un año antes, lo que supone un descenso del 6,53%, ligeramente superior a la media aragonesa, que fue del 6,2%. La caída se produce después de dos años consecutivos de aumentos, que en 2019 alcanzó el 3,48% con 980 alumbramientos.

La madre del bebé residía en la ciudad de Teruel en 296 casos, lo que representa el 32,3% del total.

La tasa bruta de natalidad (nacidos por cada 1.000 habitantes) se situó en 6,88 frente a los 7,39 del año anterior, mientras que la tasa bruta de fecundidad (nacidos por cada 1.000 mujeres) se situó en 35,79, la más baja de los últimos cinco años y muy alejada de los 57,34 de 1979.

La edad media de la mujer al nacimiento de su primer hijo en la provincia de Teruel fue de 31,07 años, cuando hace 45 era de 25,77 años.

De esta forma, el año pasado nacieron en la provincia de Teruel 1.095 personas menos de las que fallecieron. El crecimiento vegetativo, que ya experimentaba una tendencia general de caída desde 2015, se desploma hasta las 153.167 personas menos en España, pero es positivo en Murcia, Baleares, Melilla y Ceuta. Al otro lado, Castilla-León, Cataluña, Galicia y Madrid presentan los mayores datos negativos de la estadística.

El redactor recomienda