Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Los populares Manuel Blasco (izqda.), Ana Martín y Jesús Fuertes, junto a la entrada principal del Obispo Polanco

El PP reclama a la DGA que busque soluciones a la falta de especialistas sanitarios

Asegura que “llueve sobre mojado” y que, además de Otorrino, hay problemas en otros servicios

Tras conocerse la semana pasada que el próximo mes de junio podría cerrar el servicio de Otorrinolaringología del Hospital Obispo Polanco de Teruel por la marcha de sus tres facultativos, el Partido Popular exigió al Gobierno de Aragón que adopte medidas para solucionar este problema y el de otras unidades del mismo centro sanitario donde también hay falta de personal. Los populares demandan diálogo con Teruel y los sindicados e incentivos reales y buenas condiciones laborales.

La portavoz de Sanidad el PP en las Cortes de Aragón, Ana Marín, reclamó una solución para los 200 turolenses que “han visto suspendida su consulta de Otorrino” y a medio plazo para los más de 80.000 turolenses que tienen al Obispo Polanco como hospital de referencia.

“Pedimos al Gobierno de Aragón que mire hacia Teruel y ponga los medios para que los turolenses tengamos la atención sanitaria que nos merecemos”, reivindicó Marín quien reprochó al Ejecutivo autonómico, que desde el jueves pasado, cuando se conoció la situación de este servicio “no se haya pronunciado”.

La parlamentaria autonómica reconoció que el problema de la falta de especialistas médico no es fácil de resolver pero demandó que se trabaje para dar una respuesta a la provincia.

En la misma línea se pronunció su compañero de partido y también diputado en las Cortes de Aragón Jesús Fuertes. “En este tema llueve sobre mojado”, criticó, recordando que hace tres meses y medio ya presentó una interpelación en la consejera de Sanidad, Sira Repollés, sobre la situación de este servicio y del de Rehabilitación.

Fuertes advirtió que esta no es una situación puntual de un servicio del hospital sino que los datos que se van conociendo sobre el concurso de traslados son muy preocupantes. “Se va mucha gente y a este hospital no va a venir nadie”, aseguró y cuantificó en unos 22 los especialistas que faltan en la plantilla del Obispo Polanco.

El diputado turolense aseguró que hay problemas en Otorrino, Rehabilitación, Oftalmología, Cardiología, Urología, Anatomía Patológica, Radiología o Intensivistas, entre otras especialidades y que esto redunda en un incremento de las listas de espera y en la calidad asistencial.

Jesús Fuertes también señaló que la falta de especialistas es una cuestión que no afecta solo a este centro pero ante la complejidad de la situación defendió la necesidad de abrir un diálogo con los profesionales para escuchar sus propuestas y buscar la fórmula para que las plazas de Teruel sean atractivas.

“Hay que sentarse con la junta de personal, con los sindicatos y llegar a una solución porque además próximamente también va a haber muchas jubilaciones”, argumentó el parlamentario popular.

Fuertes recordó que las organizaciones sindicales y profesionales ya han planteado desde hace tiempo algunas medidas que se podrían llegar a cabo.

“Hay que hacer una evaluación real de las plantillas y que no haya ningún servicio con un solo profesional”, defendió Fuertes.

También habló de incentivos como pagar más o incrementar los puntos que los facultativos reciben por el tiempo trabajado en puestos de difícil cobertura.

Jesús Fuertes lamentó que todavía se ofrezcan contratos precarios para los hospitales turolenses. “Como mínimo hay que ofrecer un año de contrato, se siguen marchando médicos porque tienen que renovar sus contratos mes a mes y en otros lugares les ofrecen mejores condiciones y eso no puede ocurrir”, comentó.

Por otro lado, la carga de trabajo también disuade a los profesionales de optar por puestos en hospitales como el Obispo Polanco porque tienen que hacer hasta siete u ocho guardias al mes.

Asimismo, Fuertes también se mostró partidario de un cambio en la estructura de la bolsa de trabajo y que se pueda penalizar a aquellos médicos que renuncien a un puesto en estos centros sanitarios, igual que ocurre en Enfermería o en la Enseñanza. Asimismo, reclamó que se trabaje para que los especialistas formados en Aragón no se marchen fuera.

“Los turolenses están hartos de tener que ir a Zaragoza”

El diputado autonómico del Partido Popular Jesús Fuertes, aseguró que los turolenses están “hartos de tener que ir al médico a Zaragoza” y que al final, los traslados van a ser incluso para consultas normales por la falta de especialistas.

Fuertes señaló, además, que la falta de personal en el Hospital Obispo Polanco también repercute en la medicina privada y los mutualistas porque esta red se nutre en buena medida de los profesionales del Salud que piden compatibilizar ambas labores y cuando se marchar fuera también dejan sus consultas privadas.

El parlamentario popular también lamentó que se haya elegido el peor momento para el concurso de traslados en la Sanidad porque a las plazas que queden sin cubrir se unirán las vacaciones del personal en los próximos meses y la oposición no se va a celebrar hasta el mes de octubre.

El redactor recomienda