Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

El presidente aragonés, Javier Lambán, considera El presidente aragonés, Javier Lambán, considera
Imagen de la reciente reunión de Lambán con Ábalos para tratar sobre los trenes deficitarios

El presidente aragonés, Javier Lambán, considera "excelente" el acuerdo con Ábalos sobre los trenes deficitarios

El jefe del Ejecutivo "comprende" el malestar de alcaldes, pero cree que será "pasajero"

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha descrito este jueves como “excelente” el acuerdo con el Ministerio de Transportes por el que esta institución seguirá manteniendo los servicios que presta entre Zaragoza y Lérida y parte del Teruel Valencia y, mediante una nueva modalidad de transporte, se hará cargo de los que actualmente asume el Gobierno de Aragón.

Lambán, que ha explicado a los medios de comunicación en Zaragoza que el malestar de los alcaldes de los municipios de estos trayectos lo entiende “perfectamente”, ha subrayado que está “convencido de que con el paso del tiempo ese malestar se disolverá y pasará a convertirse en satisfacción”.

“Se trata de que la movilidad se acomode a criterios de sostenibilidad, de comodidad y de calidad en la prestación del servicio para los usuarios”, ha remarcado el presidente, quien ha considerado “bastante difícil de explicar” que se mantengan trenes “en los que apenas viajan dos personas diarias, costando al erario público muchísimo dinero”.

Servicios

Además, Lambán ha subrayado que “en absoluto” se trata de suprimir el servicio, sino de ofrecer uno “incluso mejor que el que tienen en este momento, pero que sea sostenible desde el punto de vista económico”, además de estar acomodado a la demanda.

El presidente aragonés ha avanzado, además, que, a partir de ahora, desde el Ejecutivo que preside y desde Transportes van a hablar con los alcaldes, “a dedicarle mucho tiempo a negociar con ellos e incorporarlos al proyecto”.

“Estoy absolutamente convencido de que participando en el diseño del servicio, y acomodando el servicio a la demanda y sus necesidades, no solo saldrán perdiendo, sino que saldrán ganando”, ha remachado.

Respecto a estos cambios, Lambán ha explicado que desde el Ejecutivo nacional plantean un reajuste en todo el país en cuanto a movilidad que no quiere decir, ha señalado, que en modo alguno se esté “‘destrenificando’ la península”.

Baja ocupación

Sin embargo, sí que ha matizado que los ferrocarriles “de bajísima ocupación están llamados progresivamente a ser eliminados, no solo en Aragón, sino en el conjunto del país”.

Según informó el Ejecutivo autonómico este martes, el acuerdo entre ambas instituciones se traduce en que el ministerio seguirá manteniendo los servicios que viene asumiendo desde hace años entre Zaragoza y Lérida y parte del Teruel-Valencia, mientras que el Gobierno de Aragón hará lo propio con el Caspe-Fayón.

La novedad radica en que uno de los servicios del Zaragoza-Lérida y de parte del Teruel-Valencia, actualmente costeados por la Comunidad, pasarían a ser financiados por el Gobierno de España y prestados mediante una nueva modalidad alternativa, que sería a la carta, a demanda, y completamente digitalizada.

El redactor recomienda