Síguenos

432_1200x150-bueno.gif banner click 432 banner 432

416_diariodeteruel-web-banner1200x120-vacunacion2022.png banner click 416 banner 416

435_diario-de-teruel-1200x150.gif banner click 435 banner 435

431_1200x150.gif banner click 431 banner 431

Estado de alarma en el campo bajoaragonés ante la preocupante falta de lluvias que afecta al cereal Estado de alarma en el campo bajoaragonés ante la preocupante falta de lluvias que afecta al cereal
Una parcela de cereal de invierno afectada por la escasez de lluvias en la localidad de Andorra

Estado de alarma en el campo bajoaragonés ante la preocupante falta de lluvias que afecta al cereal

En el resto de la provincia las siembras se realizan más tarde y todavía hay plazos para que la cosecha se salve
banner click 244 banner 244

La escasez de precipitaciones de los dos últimos meses, calificados como muy secos en la provincia de Teruel por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), preocupa a los agricultores, especialmente a los del Bajo Aragón, donde las afecciones en los cultivos de cereal de invierno ya son visibles. También inquieta a los ganaderos, obligados a suplementar la alimentación de sus animales ante la falta de pastos.

Las organizaciones agrarias coincidieron en señalar que, si lloviera en las próximas semanas, mejoraría la situación los cultivos de cereal de invierno dado que las persistentes heladas han frenado el desarrollo de las plantas.

UPA ha llevado a cabo durante los últimos días una ronda de consultas por toda la provincia, de la que deduce que la situación es “preocupante” en el Bajo Aragón. “Son zonas más tempranas, donde se sembró con tempero y hubo una nascencia perfecta. Pero, desgraciadamente, desde Navidad no ha caído ni una gota y calculamos que las pérdidas en la cosecha de cereal podrían situarse entre el 30% y el 50%”, explicó el secretario general, José Manuel Roche.

En el resto de la provincia, advirtió, “todavía no se puede hablar de una situación de pérdidas, pero estamos muy preocupados porque hace falta que llueva y las previsiones de que lo haga en los próximos días son nulas”. “Si ahora cayeran diez litros y después hubiera una primavera lluviosa, la cosecha se salvaría”, precisó.

Muy pronto

El miembro de la comisión ejecutiva de UAGA por Teruel, Marcos Garcés, coincidió en señalar que “es muy pronto para hablar de sequía”, salvo en el Bajo Aragón. En el resto del territorio, apuntó, las siembras se realizan más tarde, el cereal nació bien y las temperaturas bajo cero “les permiten aguantar 15 o 20 días más sin lluvias”.

El presidente de ASAJA Teruel, José Manuel Cebollada, indicó que este está siendo uno de los inviernos más secos de los últimos años, lo que ha generado problemas en las zonas de siembra de cereal más tempranas, afecciones que podría extenderse al almendro y al olivar de secano.

Al igual que el resto de responsables de las organizaciones agrarias, Cebollada apuntó que la situación se podría arreglar en el resto de la provincia si lloviera en las próximas semanas, aunque no está previsto que lo haga, indicó.

Las persistentes heladas que han frenado el desarrollo de las plantas otorgan a los agricultores “un poco de tiempo”, lo que no evita su “incertidumbre”. Y es que en este momento les surgen dudas sobre cuándo aplicar los abonos nitrogenados necesarios para el desarrollo de la cosecha, teniendo en cuenta los altos precios de los mismos y las previsiones de que no llueva todavía.
 

Campos de cereal cubiertos por la escarcha en la comarca del Jiloca


“Es el momento de aplicar los abonos nitrogenados y los productos fitosanitarios y no sabemos qué hacer”, admitió al respecto Cebollada.

Entre tanto, Marcos Garcés apuntó que los costes de producción se han elevado esta campaña un 30% respecto a los años previos, y que solo podrán compensarlos si hay una buena cosecha y se mantienen los precios del cereal.

Costes de producción

Según Cebollada, “la sequía, unida a los elevados costes de producción, podría generar una tormenta perfecta en la provincia de Teruel”. “Cada día que sale el tractor, gastamos una fortuna porque el gasoil no para de subir, así como el resto de insumos necesarios para los cultivos”, advirtió el responsable de ASAJA.

También los agricultores turolenses que disponen de parcelas en zonas regables están pendientes de las condiciones meteorológicas dado que del agua embalsada dependerá la siembra del maíz y el riego del cereal, el almendro y el olivar.

Las afecciones de la sequía y las heladas son notables también en los pastos, lo que obliga a los ganaderos de extensivo de ovino y bovino a realizar aportes adicionales con piensos y forrajes, cuyos precios son muy altos, lo que incrementa notablemente los costes de producción.

En otro ámbito, José Manuel Cebollada indicó que ASAJA ha solicitado una reunión con los responsables de Agroseguro para abordar las carencias que presentan las pólizas.

“A pesar de que los seguros agrarios están subvencionados por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y por las Comunidades Autónomas, las pólizas no sirven, están llenas de carencias porque las indemnizaciones no cubren lo que realmente tienen los agricultores en sus explotaciones”, argumentó.

Frente poco activo

El delegado de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Aragón, Rafael Requena, anunció la llegada de un frente poco activo este viernes con cielos cubiertos y precipitaciones débiles y de una borrasca este domingo que atravesará la Península de noroeste a suroeste, pero que apenas dejarán lluvias en la provincia de Teruel.

Requena precisó que, “si cae algo de agua el lunes y el martes en la provincia turolense, será poca para lo que se necesita”, y advirtió de que después se volverá a instalar el anticiclón, lo que impedirá la entrada de nuevos frentes durante toda la semana.

Las perspectivas para las siguientes semanas no son más halagüeñas. “Pinta muy mal. En líneas generales, habrá temperaturas por encima de la media y precipitaciones por debajo”, señaló el delegado de la Aemet en Aragón.

El redactor recomienda