Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

Finsa habilita un ERTE en Cella para hacer frente a la caída de la demanda de pedidos Finsa habilita un ERTE en Cella para hacer frente a la caída de la demanda de pedidos
Planta de producción de Finsa en Cella. Archivo

Finsa habilita un ERTE en Cella para hacer frente a la caída de la demanda de pedidos

El expediente se extiende hasta abril de 2023 y afecta a toda la plantilla
banner click 244 banner 244

Financiera Maderera SA (Finsa) ha llegado a un acuerdo con el comité de empresa para habilitar un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) en sus dos plantas de Cella, que se extenderá hasta abril de 2023. La compañía aplica esta herramienta desde el pasado 30 de septiembre en sus plantas gallegas ubicadas en Santiago de Compostela, Padrón, Rábade y Orense debido a un descenso de los pedidos.

Tras una primera reunión informativa celebrada el viernes 7 de octubre, este jueves 13 de octubre Finsa llegó a un acuerdo con los comités de empresa de las dos plantas turolenses, que suman una plantilla de 420 trabajadores: Cella I se dedica a la fabricación, empaquetado, almacenamiento y distribución de kits de muebles, mientras que Cella II se ocupa de la producción de madera técnica (tablero aglomerado de partículas).

La secretaria general de CCOO en Teruel, Pilar Buj, confió en que la situación económica mejore y se reactiven los pedidos a Finsa para que la empresa “tenga que utilizar el ERTE lo menos posible”. Según el sindicato, en este ERTE discontinuo el máximo consumo de desempleo de cada persona trabajadora será de 90 días naturales.

El pacto implica establecer dos tramos para la aplicación del ERTE. El primero de ellos hasta finales de año y con las mismas condiciones de las plantas gallegas: 90% del salario y 100% de las extras, vacaciones y plan de jubilación). Y el segundo tramo, del 1 de enero al 1 de abril, se marca en función de la actividad, de modo que el salario podrá oscilar entre el 85 y el 90%. El resto de elementos (extras, vacaciones y plan de jubilación) también alcanzará el 100%.

Fuentes de la compañía explicaron tras la firma del ERTE en las plantas gallegas que la adopción de esta medida respondía a circunstancias productivas debidas al descenso de los pedidos. Sobre el habilitado ahora en Cella, declinaron hacer declaraciones.

Resultados

Finsa incrementó su actividad y amplió su plantilla en las dos plantas de producción de que dispone en Cella hasta llegar a una media de 420 personas contratadas el año pasado frente a las 414 de 2020 merced a la consolidación de la recuperación del mercado de la madera tras la pandemia.

El Informe de verificación independiente presentado el pasado mes de julio por Finsa desvelaba que la facturación del grupo alcanzó los 1.118,7 millones de euros en 2021 frente a los 832 de un año antes, lo que supone un 34% más que cuando comenzó la crisis sanitaria y se produjo el parón en la producción durante el primer estado de alarma. Además, logró superar los 1.000 millones de cifra de negocio por primera vez desde 2008.

Un total de 3.323 personas, distribuidas principalmente entre España, Portugal y Francia, han formado parte de la plantilla de la maderera en 2021, el 84% en las factorías, delegaciones comerciales y plataformas logísticas ubicadas en el territorio nacional.

Respecto al presente ejercicio, Finsa admitió en julio que le seguían afectando, como al resto de sectores, los impactos en la economía global derivados de la invasión de Rusia a Ucrania, principalmente los incrementos en los precios de las materias primas y la energía y la tensión en la cadena de suministros.

Finsa compartía también la incertidumbre respecto a la evolución de la situación socioeconómica y su impacto en los mercados en los próximos meses, que le ha llevado a notar en las últimas semanas un descenso en la demanda.

El redactor recomienda