Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

192_banner-ddt-premioscca-1200x150px.gif banner click 192 banner 192

Juliana Navarro, investigadora del CITA: Juliana Navarro, investigadora del CITA:

Juliana Navarro, investigadora del CITA: "Las plantas aromáticas brindan a Teruel infinitas oportunidades de negocio"

El CIBR acoge una jornada para compartir proyectos y experiencias

La investigadora de la unidad de Recursos Forestales del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) Juliana Navarro considera que la producción, transformación y venta de plantas aromáticas y medicinales ofrece “una infinidad de posibilidades de negocio” para las zonas áridas de la provincia de Teruel.

Navarro, responsable de los proyectos Foruo y RecolectaPAM, fue una de las ponentes de la Jornada sobre el cultivo de plantas aromáticas en Teruel y nuevas ocupaciones en el sector forestal y rural celebrada este jueves en el Centro de Innovación en Bioeconomía Rural de Teruel (CIBR), que coordina Marta Barba.

En su presentación sobre modelos de negocio en el sector de las aromáticas dio a conocer el desarrollo del proyecto Foruo para promover nuevas ocupaciones en el sector forestal y rural, que incluyó cursos de formación dedicados a las plantas aromáticas y medicinales y a los pequeños frutos.

En el proyecto han participado, además del CITA, el Consorcio Centro de Ciencia y Tecnología Forestal de Cataluña, el Centro de Formación Profesional y de la Promoción Agrícola Ariège-Comminges, el departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación de la Generalitat de Cataluña, la Escuela Agraria Forestal de Santa Coloma de Farners y el Centro Público Local de Enseñanza y de la Formación Profesional Agraria de Perpiñán Roussillon.

Cofinanciación

Forua ha sido ha sido cofinanciado al 65% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) a través del programa Interreg V-A España-Francia-Andorra (Poctefa 2014-2020).

Juliana Navarro explicó que el proyecto terminó con visitas técnicas a cada uno de los territorios para que los alumnos pudieran intercambiar experiencias. De esta forma, pudieron conocer diferentes modelos de negocio (plantaciones, destilerías, laboratorios de transformación...) con productos cuya demanda sigue al alza en los mercados. Esto ha hecho, por ejemplo, que el cultivo de lavandín y tomillo vaya en aumento en la provincia de Teruel.

La investigadora del CITA considera que el sector ofrece muchas posibilidades de ocupación en el mundo rural. “Existe una posibilidad infinita de negocios relacionados con la producción, transformación y venta que pueden servir para generar empleo en los secanos turolenses”, destacó al respecto.

Aprovechamientos silvestres

Navarro también presentó el proyecto RecolectaPAM puesto en marcha este año por el CITA para la valorización y optimización del aprovechamiento de las plantas aromático-medicinales en los eriales y montes de secanos áridos.

“El objetivo es enseñar que, además de la producción, también es posible el aprovechamiento y recolección de plantas aromáticas silvestres, que aún no hacemos en Aragón pero sí en Francia y Cataluña, y que pueden resultar una fuente de ingresos interesante”, argumentó.

El proyecto correspondiente a la convocatoria de 2021 del Programa de Desarrollo Rural (PDR) del Gobierno de Aragón 2014-2020, cofinanciado por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader), comenzó el pasado mes de julio.

A continuación, la directora de Proyectos de Fundación Térvalis, Elena Utrilla, explicó el trabajo llevado a cabo en el Centro Especial de Empleo (CEE) Impulso Aromas, dedicado a la plantación, mantenimiento y recogida en terrenos propios de lavanda que se destila y comercializa en forma de aceite esencial.

Fundación Térvalis ofrece también un servicio integral para que los agricultores turolenses puedan plantar su propio campo de lavanda, desde los esquejes hasta la destilería.

Asociación

El presidente de la Asociación de Productores de Plantas Aromáticas y Medicinales de Aragón (Appama), David Escribano, comentó que estos cultivos están dejando de ser algo residual.

Dado este crecimiento, varios productores decidieron asociarse para tener mayor representatividad y un punto de encuentro en el que generar iniciativas conjuntas y posibles colaboraciones. Asimismo, se propone aportar recursos y formación a los asociados y optar a proyectos y ayudas.

La jornada en el CIBR de Teruel, ubicado en la calle Corinto del polígono Platea, se completó con los testimonios del presidente de Agroblaimpa, Blas Aparicio, sobre el cultivo ecológico, procesado y comercialización de plantas medicinales y condimentarias que la empresa lleva a cabo en Ademuz; y del administrador de Aromáticas del Piedra y Transformaciones Industriales de Aromáticas, ubicadas en las localidades de Tortuera y La Yunta, en Guadalajara.

El redactor recomienda