Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

La ciudad de Teruel, pendiente de mejorar los modos de conectividad con sistemas más sostenibles La ciudad de Teruel, pendiente de mejorar los modos de conectividad con sistemas más sostenibles
El equipo de gobierno volverá a llevar a pleno una propuesta para mejorar el servicio de autobús urbano

La ciudad de Teruel, pendiente de mejorar los modos de conectividad con sistemas más sostenibles

La propuesta para llevar el bus a las pedanías se ha modificado
banner click 244 banner 244

Los modos de conexión de las personas en las ciudades pueden ser múltiples, desde encontrarse entre ellas en un espacio público, como una plaza, a conectarse a través del transporte a diferentes lugares de esa misma ciudad. Mejores conexiones en transporte público significa, en definitiva, lugares y personas mejor conectados, lo que es además uno de los enfoques clave del Pacto Verde Europeo de la Comisión Europea que se ha puesto de manifiesto con motivo de la Semana de la Movilidad.

Teruel tiene pendientes varios asuntos para mejorar la movilidad y la conectividad urbana en tres aspectos: la implementación el transporte público, la recuperación de espacios para los peatones y la conectividad entre espacios urbanos con medios mecánicos.

El servicio de transporte público en Teruel se presta a través de una concesión. El equipo de gobierno PP-Cs llevó el pasado mes de junio a pleno una modificación de líneas y planteó que el servicio cubriera los 10 barrios pedáneos en vez de dos a los que llega en estos momentos. A la oposición no le convenció la propuesta planteada y no salió adelante. Ahora, se está modificando para poder volverla a llevar a pleno este otoño.

“Desde el equipo de gobierno llevamos una modificación de las líneas de autobús al pleno, con la que se pretendía atender las demandas de los ciudadanos como por ejemplo la parada más cercana al hospital para que dé menos vuelta, o la de la residencia Javalambre, una modificación del servicio vinculada al mercado, llevar el autobús hasta la residencia San Hermenegildo y la gran novedad era que se daba el servicio a todos los barrios rurales”, recordó la alcaldesa, Emma Buj.   

La atención a los barrios pedáneos no será  diaria y se hará a demanda, se plantea desplazar un microbus si hay usuarios que lo quieran utilizar.

La oposición votó en contra en junio, entre otros motivos, porque no iba a haber servicio todos los días a Villaspesa y San Blas como lo hay hasta ahora.

“Nosotros queríamos dar un margen y si fuera necesario pasar en estos barrios de tres días a todos. La oposición puso excusas para que no saliera adelante y que no pudiéramos cumplir con  un proyecto que llevábamos en nuestro programa electoral. Ahora no queremos que tengan excusas y estamos modificando aquella propuesta inicial para incorporar San Blas y Villaspesa con el mayor número de expediciones posibles, espero que la próxima vez que lo llevemos a pleno obtenga los votos suficientes para salir adelante”, explicó la alcaldesa, que confió en que la propuesta una vez modificada se pueda llevar al pleno de octubre. La responsable municipal recordó que detrás de este proyectos hay un importante trabajo de análisis de datos porque es muy importante dar un servicio que sea rentable socialmente y asumible para el Ayuntamiento de Teruel ya que con esta modificación la partida que se destina a hacer frente al servicio de autobús urbano va a estar cercana a los 600.000 euros al año.

“Lamento que no pudiera salir adelante en su momento”, comentó la alcaldesa que espera que salga en esta ocasión.

Otro proyecto en el que se está trabajando es  el de la peatonalización. El pasado año se dio a conocer un estudio para dar un nuevo paso para peatonalizar todavía más el Centro Histórico pero todavía no hay nada en firme. La alcaldesa comentó que aunque ya se realizaron reuniones con vecinos y comerciantes van a volver a reunirse con ellos porque va a suponer “un cambio de concepto”, que aunque reconoció que no es radical, porque gran parte del casco antiguo de la ciudad es ya peatonal, va a suponer “un cambio ambicioso”. Para ello, “queremos que haya el mayor consenso posible”, comentó  y explicó que se está redactando el proyecto técnico.

Buj apuntó el peso que en esta iniciativa tiene la tecnología, que facilitará la puesta en funcionamiento del plan de peatonalización pero que cambia constantemente por lo que hay que incorporar los nuevo avances. Calculó que esta nueva fase de peatonalización será una realidad para finales de 2023 o principios de 2024.

Ascensores urbanos

Los ascensores urbanos facilitan la movilidad en una ciudad como la de Teruel construida a diferentes alturas. Si los del Óvalo y el barrio de San Julián son un éxito también lo será el del barrio del Carmen que conectará con el Centro Histórico desde la plaza del Seminario. Este proyecto, pendiente desde hace más de una década, cuando se puso en marcha el de San Julián, cuenta ya con los informes favorables de distintas entidades y organismos aunque Patrimonio ha solicitado más información sobre la visibilidad de una barandilla que coronará la estructura proyectada “porque tiene dudas”, comentó la alcaldesa.

Paralelamente, se está tramitando un convenio del Ayuntamiento de Teruel con el Obispado, ya que será necesario ocupar espacios del Seminario. “En cuanto tengamos el convenio aprobado con el Obispado y el informe de Patrimonio podremos licitar la obra”, señaló Buj.

Para esta actuación además se cuenta con financiación de fondos europeos procedentes del Plan de de Recuperación y Resiliencia, que gestiona el Departamento de Vertebración del Territorio del Gobierno de Aragón con quien habrá que firmar un convenio de financiación. La UE asumirá la inversión, prevista en el proyecto de 1,8 millones de euros, y la administraciones autonómica y local el IVA.

El redactor recomienda