Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

192_banner-ddt-premioscca-1200x150px.gif banner click 192 banner 192

La covid no ha provocado el agotamiento emocional de los docentes turolenses La covid no ha provocado el agotamiento emocional de los docentes turolenses
Una profesora de Primaria dando clase en un colegio turolense el curso pasado. Bykofoto/ Antonio García

La covid no ha provocado el agotamiento emocional de los docentes turolenses

Una investigación del Campus analiza los efectos de la crisis sanitaria en el profesorado

La satisfacción docente se ha mantenido en niveles adecuados en los profesionales de Teruel, a pesar de la situación sufrida a causa de la pandemia de coronavirus y, aunque sí que se ha detectado un nivel muy elevado de demanda psicológica, el profesorado no ha llegado al agotamiento emocional. Estos son algunos de los primeros resultados obtenidos en el trabajo La voz de los maestros y maestras de Teruel y provincia en tiempos de covid-19, un proyecto de investigación financiado por la Fundación Universitaria Antonio Gargallo y que nace de la preocupación de un grupo de investigadores de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas de Teruel, junto con el Cuerpo de Inspectores de Educación de Teruel, sobre los efectos que los abruptos cambios que se han producido en las aulas por la crisis sanitaria.

La investigadora principal de este estudio y profesora de la Facultad turolense, Laura Gallardo, recordó que “en la actual situación de pandemia por coronavirus, los centros educativos, como tantas otras organizaciones, se han visto afectados por las nuevas normativas impuestas”. A nivel organizativo, los centros educativos han modificado sus procedimientos. A nivel del profesorado, los estilos y metodologías docentes han sufrido variaciones y adaptaciones, así como las relaciones entre docentes, y finalmente a nivel del alumnado, se han restringido los contactos y relaciones entre iguales, según detalló la experta. Todo ello, en un breve período de tiempo.

Este trabajo parte del modelo teórico de Karasek y Theorell enunciado en 1990 que indica que hay tres aspectos clave que en el bienestar/estrés laboral del docente. En primer lugar, las demandas del trabajo en las que se incluiría la cantidad de trabajo que debe realizarse el profesional, la existencia de tiempo suficiente para hacer las tareas, la proporción de trabajo que se desarrolla bajo presión de tiempo, o nivel de concentración requerido, entre otras cuestiones.

El segundo aspecto que afecta al estrés del profesorado es el nivel de control o autonomía del docente: por un lado, las competencias necesarias y habilidades para el desempeño del trabajo y por otro el grado de autoridad o de autonomía en la toma de decisiones. Finalmente, también se evalúa el apoyo social del centro que  hace referencia a las relaciones que se establecen, las ayudas disponibles o jornadas. “Como es posible intuir estos tres aspectos clave han sido modificados durante la actual pandemia”, advierte Gallardo.

En las demandas del trabajo, el profesorado ha realizado adaptaciones de materiales en muy poco tiempo, tanto a formato online como el no uso en metodologías presenciales por miedo a la transmisión del virus. Esto ha obligado a los maestros a actualizarse en plataformas online y a modificar metodologías grupales y de trabajos cooperativos a otras más individuales, algo que está estrechamente relacionado con el control y autonomía del profesorado.

Por otro lado, las relaciones y apoyos de los maestros, que se podrían dar en reuniones, pasillos y jornadas, fueron suspendidas y/o pasadas a formato online. “La actual pandemia ha modificado los tres aspectos clave que influyen en el estrés laboral de los docentes en un período de tiempo muy breve y debemos tener en cuenta que, además, siguen viéndose afectadas con cada cambio de normativa al que deben de hacer frente”, explicó la investigadora turolense.

Además, el profesorado debe de enfrentarse a una consecuencia física de su principal herramienta de trabajo: la voz. El uso de mascarillas provoca una disminución de la intensidad del habla de hasta 29 decibelios, por lo que el docente debe de realizar un sobreesfuerzo, provocando finalmente cansancio y fatiga pudiendo derivar en afonías.

Aunque todavía es pronto para poder ver las conclusiones globales de este proyecto, actualmente el equipo de trabajo ya cuenta con los resultados de los cuestionarios iniciales, en los que participaron más de 170 profesores de la provincia de forma voluntaria. Este análisis permite conocer la situación de los colegios durante la incidencia del covid-19 a nivel de profesorado y de funcionalidad.

Los principales resultados muestran que el nivel de demanda psicológica para el profesorado ha sido muy muy elevado. Siendo esta demanda un precursor muy importante del estrés laboral. Sin embargo, gracias al sentimiento de control y al apoyo social, esta demanda no se ha convertido en un agotamiento emocional. “La recomendación es intentar descender los niveles de demanda con el fin de evitar un estrés mantenido que podría derivar en agotamiento emocional”, plantea  Gallardo.

La satisfacción docente, así como la realización profesional de los maestros de Teruel ha mostrado estar en niveles satisfactorios, a pesar de la situación sufrida.

Por otro lado, el uso de mascarillas en la labor docente está teniendo una gran repercusión en la fatiga de su instrumento de trabajo, la voz, según recuerda la investigadora. La recomendación que se plantea para estos problemas es el contacto profesional con un logopeda, que genere pautas, corrección de errores o nuevos aprendizajes entorno a su uso.

El equipo de investigadores continua trabajando en este proyecto que “va a permitir establecer causas y consecuencias así como pautas y estrategias para profesores y alumnos”, concluyó Gallardo.

Conductas disruptivas y rendimiento académico en el alumnado

Los docentes no son los únicos afectados por los cambios producidos por la pandemia. En los centros educativos también se pueden ver las consecuencias sobre el alumnado que se pueden observar en el rendimiento académico y en la cantidad de conductas disruptivas que se producen tanto dentro del aula como fuera, según explicó la investigadora del proyecto La voz de los maestros y maestras de Teruel y la provincia en tiempos de covid-19.

Son numerosos los estudios que muestran los beneficios de la convivencia escolar sobre los resultados académicos, algo que durante el tiempo de pandemia está siendo coartado y modificado, especialmente en alumnado de Educación Primaria.

En los cuestionarios realizados al profesorado turolense, existen discrepancias entre sobre las repercusiones de la situación covid en el alumnado, a nivel de rendimiento académico o de conductas disruptivas del aula. El 25% considera que los estudiantes se están portando mejor, un 13,8% cree que han sacado incluso mejores notas, sin embargo, un 15% piensa que han sacado peores resultados que en otros cursos sin pandemia.

Mientras, un 13,1% del profesorado participante asegura que los alumnos han mostrado más conductas disruptivas, peleas, etc. Algo más de la mitad de los maestros, el 50,6%, considera que los estudiantes han funcionado igual que en cualquier otro curso sin pandemia.

El redactor recomienda