Síguenos
La DPT apoya de forma unánime la iniciativa para que el secado natural a ventana abierta sea Patrimonio de la Humanidad La DPT apoya de forma unánime la iniciativa para que el secado natural a ventana abierta sea Patrimonio de la Humanidad
Pleno de la DPT de este miércoles

La DPT apoya de forma unánime la iniciativa para que el secado natural a ventana abierta sea Patrimonio de la Humanidad

El presidente de la institución recalca que este procedimiento representa “el buen hacer respecto a la industria cárnica con el jamón de Denominación de Origen de Teruel
El pleno de la Diputación de Teruel ha manifestado este miércoles por unanimidad su apoyo para el reconocimiento del concepto de “Secado natural a ventana abierta” como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por parte de la Unesco, en representación de la calidad cárnica de la provincia.

Según ha explicado el presidente de la institución provincial, Manuel Rando, este procedimiento de secado representa “el buen hacer respecto a la industria cárnica al jamón de Denominación de Origen de Teruel”, y conseguirlo daría a la provincia “un plus más” de lo que ya tiene.

Igualmente, el vicepresidente, Alberto Izquierdo, ha valorado la importancia de apoyar esta declaración y ha recordado que también la están aprobando los ayuntamientos de la provincia porque “beneficia al buen nombre del jamón, al buen nombre de Teruel” y sirve para “potenciar un producto de calidad de la provincia”.

Tras la petición previa de los agentes implicados y a propuesta de la Presidencia, los diputados presentes en la sesión ordinaria de enero han aprobado un manifiesto en el que se destaca lo particular del secado natural que, a día de hoy, “sigue manteniendo unas pautas específicas de trabajo que se aplican de forma muy similar en todo el territorio”.

El texto de apoyo señala que el “Secado natural a ventana abierta” se ha transmitido en el ámbito familiar generación tras generación, e incluso condicionaba la edificación de los hogares, y asegura que, hoy en día, está en peligro de extinción precisamente en este ámbito de las familias, pese a formar parte de la cultura de las mismas.

Asimismo, recuerda que este tipo de secado “se basa en el aprovechamiento de las particularidades climatológicas de distintas zonas de España, con altitudes elevadas y caracterizadas por inviernos fríos y secos y veranos cálidos y también secos, con muchas horas de sol y con vientos variables”.

Además, apunta que los productos sometidos a estas condiciones durante meses “son totalmente naturales” y “cien por cien sostenibles con el medio ambiente”, así como “insignia de la cultura española y notablemente apreciados en los mercados y en la alta cocina internacional”.

Así, el texto de apoyo señala que este reconocimiento “aumentaría la autoestima de los jóvenes herederos de la cultura”, y les animaría a mantener la tradición.

El redactor recomienda