Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

La DPT descarta unir los dos edificios para ampliar el Museo tras las pegas del Ayuntamiento y hará otro proyecto La DPT descarta unir los dos edificios para ampliar el Museo tras las pegas del Ayuntamiento y hará otro proyecto
El director del Museo de Teruel, Jaime Vicente, (izquierda), el presidente de la DPT, Manuel Rando, y el diputado de Cultura Diego Piñeiro, visitando las obras en 2020

La DPT descarta unir los dos edificios para ampliar el Museo tras las pegas del Ayuntamiento y hará otro proyecto

La institución lo ve como única solución para una actuación paralizada 15 años
banner click 244 banner 244
Cruz Aguilar

La Diputación de Teruel ha sacado a licitación la redacción de un nuevo proyecto de ampliación y reforma del Museo de Teruel. Consideran que es la única solución posible para continuar una obra que ha permanecido durante quince años paralizada porque la cubierta vanguardista y las conexiones entre el actual centro expositivo con el palacio del Marques de Tosos, contempladas en el diseño arquitectónico seleccionado en 2007, fueron rechazadas por el Ayuntamiento de Teruel al no ajustarse, según argumentaron sus técnicos, al planeamiento vigente.

El plazo para presentar las propuestas para la redacción del proyecto de ampliación del Museo y la Casa Palacio del Marqués de Tosos concluyó el martes. El presupuesto base de licitación (IVA incluido) es de 243.682 euros. Las propuestas recibidas se analizarán el próximo día 29 de agosto mientras que el plazo para la redacción será de cinco meses a partir de la fecha de adjudicación.

La institución provincial envió un expediente completo al consistorio turolense en el mes de mayo de 2017 solicitando la modificación del PERI y concretando las modificaciones necesarias para poder realizar la obra, pero en abril de 2019 recibieron la respuesta formal en la que se desestimaba la petición.  Eso llevó al equipo de gobierno, según reconoció el presidente de la Diputación, Manuel Rando, a tomar la decisión de descartar el proyecto ganador del concurso de ideas convocado en 2007, presentado por el arquitecto Luis Martínez de Santa María, para poder concluir una ampliación que lleva gestándose más de quince años.

No será la solución óptima

El presidente turolense reconoció que el proyecto elegido en 2007 era más acorde a las necesidades museísticas, pero planteó que la decisión de descartarlo es necesaria “para poder continuar con las distintas fases de las obras y que sea una realidad lo antes posible”. “Me gustaba mucho el anterior, es la pura verdad, pero, tras tantos años, hacer un nuevo proyecto era la única manera de dar salida al proyecto”, reconoció Manuel Rando. Comentó que la solución que se buscará será con cubierta a dos aguas, siempre adaptada al planeamiento urbano de la ciudad, no es la idónea puesto que ambos edificios no estarán conectados.

El director del Museo, Jaime Vicente Redón, especificó que las pegas planteadas por “uno de los técnicos municipales” hacía referencia a la cubierta plana y con elementos emergentes de determinada altura diseñada por Martínez de Santa María. Además, tampoco obtuvo el visto bueno la comunicación entre los diferentes edificios tanto por la cubierta, a través de una pequeña pasarela por encima de la calle Ayora, como por el subsuelo.

Vicente Redón precisó que el proyecto contaba con el visto bueno de la Comisión Provincial de Patrimonio y, además, detalló que consultaron a numerosos arquitectos y todos lo consideraban viable. “El propio planeamiento permite excepciones en edificios singulares, por razones de criterios artísticos y estéticos hay cuestiones que se pueden autorizar, siempre que la Comisión de Patrimonio dé el visto bueno, como en este caso”, relató.

Cubierta con elementos emergentes diseñada por Martínez de Santa María

No habrá recorrido circular

Manuel Rando concretó que este tipo de excepciones se han realizado con anterioridad. Por su parte Jaime Vicente especificó que la cubierta plana con elementos geométricos fue aceptada por la Comisión de Patrimonio al tratarse de un edificio singular. Añadió que la comunicación doble permitía un recorrido circular así como establecer los servicios públicos en el sótano del actual edificio utilizado como museo.

“Sobre todo planteaba una gestión más razonable del edificio puesto que con un solo acceso se permitía la comunicación por todo el Museo”, dijo el director. Con el nuevo proyecto habrá dos accesos diferentes y los visitantes tendrán que salir a la calle para poder visitar todo el complejo. Aunque la solución no es, a juicio de los responsables de la DPT y del Museo, la óptima, era la única posible puesto que “el bloqueo no se podía alargar indefinidamente”, apostilló Vicente Redón.

La modificación que sí ha aceptado el Ayuntamiento de Teruel es el cambio de uso del solar, que ahora se destinará a fines públicos y culturales.

El presidente destacó la relevancia de los bienes que constituyen el contenido del Museo de Teruel e indicó que hay muchos más en los almacenes. La ampliación permitirá que, al menos una parte, sea mostrado a los visitantes. Por otro lado, el responsable de la institución provincial destacó que la ampliación con el nuevo edificio permitirá “ir más allá” y convertirlo en un centro de referencia también en arte contemporáneo.

En cuanto al presupuesto para la redacción del nuevo diseño y para las obras, Rando matizó que “hay dinero a través del Fite” (Fondo de Inversiones para Teruel) además recordó que la ampliación del museo fue uno de los “objetivos prioritarios” que se marcó cuando asumió la Presidencia de la DPT.

La redacción del nuevo proyecto arquitectónico no afecta a los trabajos ya ejecutados en 2021, cuando se consolidaron los taludes del solar donde se hará la ampliación mediante un sistema de pilotaje perimetral.

El redactor recomienda