Síguenos
La Guardia Civil refuerza los servicios de seguridad ciudadana en las provincias de Teruel y Zaragoza La Guardia Civil refuerza los servicios de seguridad ciudadana en las provincias de Teruel y Zaragoza
La Guardia Civil quiere reforzar los servicios de seguridad ciudadana, especialmente en Teruel y Zaragoza. Archivo

La Guardia Civil refuerza los servicios de seguridad ciudadana en las provincias de Teruel y Zaragoza

Plan específico y temporal para incrementar la presencia de agentes en Aragón, La Rioja, Castilla-La Mancha y Castilla-León
La Guardia Civil ha diseñado un plan operativo por el que reforzará temporalmente la seguridad ciudadana en provincias de Aragón, La Rioja, Castilla-La Mancha y Castilla y León que se han visto afectadas con una disminución de efectivos por el último movimiento de vacantes dentro del Cuerpo.
Este plan ha sido aprobado por el Mando de Operaciones de la Guardia Civil y busca aumentar la presencia de agentes en municipios afectados de las provincias de Burgos, Segovia, Soria, Guadalajara, Cuenca, Teruel, Zaragoza y La Rioja para atender a las necesidades de la ciudadanía, informa una nota de prensa.

Para reforzar la seguridad en las áreas afectadas, en las que mayoritariamente la Guardia Civil es el único Cuerpo de seguridad existente, se ha diseñado este plan específico y temporal dirigido a incrementar la presencia de agentes. Para ello, guardias civiles de diferentes unidades como la Agrupación de Reserva y Seguridad (GRS) y de las Unidades de Seguridad Ciudadana (USECIC) reforzarán los servicios que habitualmente desarrollan las unidades territoriales en estas zonas.

Concentración de refuerzo en Zaragoza y Teruel

Este refuerzo supondrá un aumento de la presencia de la Guardia Civil en la Zona de Aragón, mejorando la prevención en materia de seguridad ciudadana y disminuyendo el riesgo de comisión de hechos delictivos en las áreas territoriales, que actualmente tienen un índice delincuencial más elevado y una cobertura de agentes inferior a la que sería la ideal, concentrando este refuerzo, en estos momentos, en las provincias de Zaragoza y Teruel.

Esta implantación, que será flexible y variable, se irá adaptando a las circunstancias que vayan surgiendo en las zonas afectadas por lo que, si dichas necesidades cambiasen en cualquiera de los territorios de las tres provincias aragonesas, se adoptarían las medias oportunas para garantizar la seguridad ciudadana en los mismos hasta que se normalice la dotación de plantillas con la próxima publicación oficial de vacantes.

El redactor recomienda