Síguenos

298_1200x150-opticalia.gif banner click 298 banner 298

303_1200x150-controlglass.gif banner click 303 banner 303

La incertidumbre pandémica marca el programa de Las Bodas 2022 que contempla varias opciones La incertidumbre pandémica marca el programa de Las Bodas 2022 que contempla varias opciones
Escena de La Partida de Diego en la plaza de la Catedral. Bykofoto / Antonio García

La incertidumbre pandémica marca el programa de Las Bodas 2022 que contempla varias opciones

La Fundación organizadora trabaja en la representación en exteriores y con aforos
banner click 244 banner 244

Justo antes de las Navidades, la Fundación Bodas de Isabel repartía a los actores los guiones de todas las escenas que se iban a representar en la recreación medieval de Las Bodas de Isabel de Segura, del mes de febrero. Este año todavía no se ha podido distribuir porque la organización desconoce aún lo que se podrá hacer debido a la situación generada por la covid, pero con la certeza de que algo se hará.

La fundación trabaja con la idea de que sea presencial, pero ante la incertidumbre de cómo evolucionará la pandemia baraja varias posibilidades, desde la más próxima a la normalidad, donde se pudieran hacer tanto la dramaturgia de la leyenda como las escenas paralelas a una segunda opción más limitada o una tercera en la que solo se pudiera representar la dramaturgia principal.

En cualquier caso, no se plantean de momento ni suspender la edición ni acudir a un formato únicamente digital, como ocurrió en la pasada edición. Barajan la posibilidad de hacer representaciones, con un control de aforo y sillas como se hizo en La Partida. En octubre, el escenario se colocó en la plaza de la Catedral y se instalaron sillas para poder seguir las escenas, que en estas recreaciones teatrales son siempre en exteriores.

Espacios amplios, como esta plaza o la plaza del Seminario, pueden ser los lugares para llevar las escenas de Las Bodas, poder instalar sillas y controlar aforos. Así se ha hecho durante este año con diferentes espectáculos y actividades culturales organizados por el Ayuntamiento siguiendo la normativa vigente en cada momento.

A dos meses vista


A dos meses justos de la XXVI edición de Las Bodas de Isabel de Segura, “estamos asegurando la representación de la leyenda, en un proceso contrario al que hicimos el año pasado, cuando adaptamos el lenguaje del teatro al cine, ahora vamos a volver del formato audiovisual al formato teatral y en los mismos escenarios de siempre”, comentó ayer la directora gerente de la Fundación Bodas de Isabel, Raquel Esteban.

“En lo que queda de mes vamos a haber hasta dónde podemos llegar, tenemos más dudas por la complejidad de trabajar con más gente que el año pasado”, dijo, cuando se redujo el número de actores que participaron en las escenas que se grabaron para emitirlas los días de Las Bodas de Isabel.

La intención es poder comenzar los ensayos después de Navidad. El reparto que se hizo para la pasada edición se mantendrá, salvo excepciones y ajustes que se van a tener que hacer por disponibilidad de los actores, todos voluntarios. “Se trataba de un reparto pandémico”, recordaba Esteban, en el que había personajes que compartían escena y pertenecían a un mismo núcleo familiar.

A pesar de la incertidumbre provocada por la escalada de la covid, “la Fundación sigue trabajando en desarrollar los contenidos y decidir los guiones para volver tras la Navidad a ensayar las representaciones de la leyenda y si se pudiera en otras escenas paralelas”, indicó.

Estas escenas darían salida a las ganas de actuar que tienen los actores voluntarios de la Fundación y podrían hacerse sin previo aviso, para ambientar pero evitar el efecto llamada.

Ubicaciones

También desde la entidad se planten cual será la ubicación más idónea para el mercado. La Fundación abrió un proceso para recoge solicitudes, que ya ha finalizado por interés por parte de los artesanos. “Trataremos de esponjarlo para evitar concentraciones”, comentó Esteban.

A partir de enero, los ensayos podrían hacerse también al aire libre, si el tiempo lo permite.

En preparativos y escenas, la fundación no solo seguirá la normativa sanitaria si no que irán más allá con la realización de test de antígenos, como se ha hecho en anteriores eventos realizados ya en tiempo de pandemia, como La Partida de Diego o la Semana Modernista.

“Este tiempo nos ha servido para ser flexible y adaptarnos a cada situación sabiendo que con este virus cualquier precaución es poca”, concluyó Esteban.

Jaimas voluntarias

La Federación de Asociaciones de las Bodas de Isabel de Segura  proyecta una edición “normal”, después de que el pasado mes de febrero no pudieran salir a la calle, pero sabiendo que va a ser difícil alcanzar esa normalidad. Por ello, darán la opción a los grupos de que instalen sus jaimas o no. Y si deciden no hacerlo no habrá ningún tipo de penalización desde la Federación.

Así lo explicó ayer el presidente de la federación, Fran Martín, tras reunirse recientemente con el Ayuntamiento. La entidad aglutina a 150 asociaciones que durante Las Bodas representan a la sociedad turolense del siglo XIII, momento en el que se enmarca la leyenda de los Amantes. “Cada una de las 150 es diferente”, destacó Martín, tanto por el número de integrantes, que pueden ir de los 15 a los 150, como por la relación que hay entre sus integrantes: amigos, familias, personas que vienen de fuera, jóvenes y mayores.

Ante esta idiosincrasia, desde la federación “lo único que podremos hacer es recomendar”, considera Martín, que explicó que pasarán un formulario a todas las asociaciones que forman parte de la Federación para que expliquen su interés en montar jaima o no durante Las Bodas.

 

El redactor recomienda