Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

192_banner-ddt-premioscca-1200x150px.gif banner click 192 banner 192

La paleontología de la provincia de Teruel está impulsando el nacimiento de vocaciones científicas La paleontología de la provincia de Teruel está impulsando el nacimiento de vocaciones científicas

La paleontología de la provincia de Teruel está impulsando el nacimiento de vocaciones científicas

Arranca un curso de la UVT con un perfil de participantes muy motivados por la experiencia

La paleontología de la provincia de Teruel está impulsando las vocaciones científicas a través de  la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel y de Dinópolis, como se puso este lunes de manifiesto en la inauguración de la vigésima edición del curso “Paleontología y desarrollo” de la Universidad de Verano de Teruel (UVT). Los 25 participantes, el total de la oferta que se ha hecho este año, destacaron en la primera jornada el atractivo por su formato de uno de los cursos veteranos de la UVT. El director de la Fundación Antonio Gargallo, Alfonso Blesa, valoró también la dinámica de un curso que hace de la provincia “un laboratorio al aire libre de primer nivel”.

Los participantes del curso de “Paleontología y desarrollo” de este año proceden de puntos tan distantes de la geografía española como Huelva, y muchos de ellos son estudiantes de Geología o Biología que quieren dedicarse a la paleontología, o que pretenden terminar de definir su carrera profesional a partir de experiencias como este curso práctico y teórico que tiene como eje los dinosaurios de Teruel como un motor de desarrollo de la provincia.

Entre los matriculados este año también hay menores de edad que han acudido acompañados por adultos para poder realizarlo, algo que no es nuevo ya que en otras ediciones también se han dado casos, y que corroboran cómo actividades como esta de la UVT o las que realiza la Fundación Dinópolis son impulsoras de vocaciones científicas.

Territorio Dinópolis

Ese es el caso de Curro, por ejemplo, de Málaga, que tras haber visitado Territorio Dinópolis ha hecho realidad este “sueño infantil”, según manifestó él mismo, de profundizar más en el conocimiento científico sobre los dinosaurios turolenses con los paleontólogos que desde hace veinte años están excavando la provincia y realizando importantes hallazgos que después se exponen al público en las diferentes sedes del conjunto paleontológico.

El secretario del curso, que fue el primer ponente en la jornada del lunes, Alberto Cobos, explicó que esta iniciativa está plenamente “consolidada” con el formato actual, después de que en los últimos años haya ido evolucionando desde los primeros cursos más teóricos hasta el modelo actual, donde se combina la teoría con la práctica.

Durante la inauguración de la actividad en el salón de actos del Campus de Teruel, el director del curso y de la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis, Luis Alcalá, valoró la “motivación, dedicación e ilusión” mostrada por los participantes después de haberles dado un turno de intervención para que se presentaran y explicaran por qué habían decidido hacer este curso.

Geología

Entre los 25 participantes hay muchos estudiantes de Geología tanto de la Universidad de Zaragoza como de otros centros universitarios, así como de Biología, que explicaron que querían acercarse a esta ciencia no solo desde la parte teórica sino desde la práctica, con la posibilidad de participar también en excavaciones y prospecciones.

De hecho, durante los próximos días podrán excavar un yacimiento de icnitas en El Castellar y recorrer numerosos recursos paleontológicos que hay no solo en este municipio sino en otros de su entorno y conocer tanto afloramientos de huellas de dinosaurios como de huesos.

Alberto Cobos explicó que este año se iba a intervenir en el yacimiento de El Pozo de El Castellar, uno de los afloramientos de pisadas de dinosaurio que está catalogado como Bien de Interés Cultura (BIC), aunque no forma parte de los que son visitables en estos momentos.

El año pasado no pudo celebrarse el curso por la pandemia de la covid, después de que se suspendiese a última hora debido a la evolución de los contagios en España, aunque el anterior los estudiantes de la edición de 2019 pudieron hacer prácticas en el yacimiento de icnitas de Camino el Berzal, acondicionado en el municipio de El Castellar entre los múltiples recursos paleontológicos de su oferta turística y cultural, que lo ha convertido en uno de los municipios turolenses de referencia en la provincia en cuanto a cantidad de recursos paleontológicos para ser visitados que posee.

Icnitas

En aquella ocasión se amplió la superficie de las icnitas expuestas, y este año se va a intervenir en otro yacimiento, el de El Pozo, para seguir el rastro de las pisadas que habían aparecido anteriormente. Cobos recordó que este afloramiento no está acondicionado para ser visitado como otros del pueblo, pero que lo deseable en un futuro es que también lo estuviese ya que es un BIC.

Precisó que no era esa la finalidad de la intervención que se va a hacer estos días con las prácticas de los alumnos del curso de la UVT. Aclaró que los paleontólogos de la Fundación están interviniendo ya y seguirán haciéndolo para que puedan aflorar más pisadas y ver su potencial. Además de las pisadas saurópodas que aparecen en este yacimiento, también hay huellas ornitópodas cuadrúpedas.

Zaragoza, Huesca, Huelva, Madrid, Barcelona, Alicante, Albacete o Málaga son algunos de los lugares de procedencia de los alumnos, además de pueblos cercanos de El Castellar como Cedrillas, e incluso un jubilado de Mora de Rubielos. Este último, llamado Jesús, es un enfermero prejubilado y un aficionado a la geología y los fósiles que explicó que se había apuntado al curso para “aprender” y poder profundizar más en esa pasión que siente por la paleontología.

Inscripciones

Entre los 25 inscritos este año había mucha gente vocacional, que en algunos casos además de hacer este curso realizaron también la semana pasada el de Geología Práctica, otra de las actividades veteranas de la UVT y con mayor demanda. Al exponer sus motivaciones los alumnos del curso, hubo quienes como Sofía, que estudia en la Universidad de Barcelona, explicaron que de pequeña vino a Dinópolis y ahora regresaba a formarse con la idea también de poder orientarse en qué especializarse en sus estudios.

La matrícula del curso se cerró hace ya dos meses, según destacó Alberto Cobos, otro de los indicios que apuntan hacia el interés que tiene el mismo para la gente por lo atractivo de sus contenidos.

 

El redactor recomienda