Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

349_1200x150-mas-de-cebrian.gif banner click 349 banner 349

Las Bodas de Isabel desafían a la mala coyuntura económica actual y a la climatología inestable Las Bodas de Isabel desafían a la mala coyuntura económica actual y a la climatología inestable
La Plaza de la Catedral acoge ya las recreaciones de Las Bodas. Ayuntamiento de Teruel

Las Bodas de Isabel desafían a la mala coyuntura económica actual y a la climatología inestable

Los alojamientos alcanzan el 85% de capacidad y la restauración alcanza su tope de reservas
banner click 244 banner 244

Las expectativas que los hosteleros turolenses tenían a principios de mes para este fin de semana de celebración de la XXVI edición de Las Bodas de Isabel se han visto empañadas por el mal tiempo y la situación económica por la guerra en Ucrania y la subida del IPC por lo que en esta ocasión los hoteles no colgarán el cartel de completo. En cambio, restaurantes y bares ya lo tienen todo reservado para comidas y cenas.

El presidente de Teruel Empresarios Turísticos, Roche Murciano, reconoció este jueves que hace tres semanas pensaba que la ciudad se llenaría para estas fiestas pero que, finalmente, no ha sido así y los alojamientos tendrán una ocupación de entre el 85 % y el 90 %. La demanda de pernoctaciones tampoco ha llegado, como sí ocurría en otras ediciones de la recreación histórica, a otras localidades próximas.

Murciano estimó que han confluido varias elementos que explican la menor afluencia de visitantes. Por un lado, la lluvia y el frío, pero también al subida de precios de la luz y el carburante acrecentada por el conflicto bélico en Ucrania y estar a fin de mes. Asimismo, la semana pasada se celebraron las Fallas y el representante de los hosteleros recordó que el 40 % del turismo que llega a Teruel es de la Comunidad Valenciana.

Establecimientos

“Se han juntado varias cosas y la gente se ha retraído”, comentó, aunque señaló que los fines de semana están siendo muy buenos y que el pasado, precisamente por los días festivos en la comunidad vecina, los establecimientos se llenaron.
 

El jueves por la noche comenzarón la recreaciones de la leyenda de Las Bodas de Isabel de Segura. Ayuntamiento de Teruel


Sobre el cambio de fecha, Roche recordó que cuando se planteó en enero la situación epidemiológica era muy complicada y que, aunque en febrero se había mejorado, “no se podía arriesgar” y que al final era, o el aplazamiento o la suspensión y “no se puede perder esto”.

Todo reservado para comer

Aunque se esperan menos visitantes en esta edición de Las Bodas de Isabel, los bares y restaurantes sí que trabajarán al cien por cien, por las reservas de los propios turolenses.

“En la restauración es un diez, desde San León a la Fuenfresca está todo lleno y es que la gente cada vez está más cansada de cocinar en las jaimas y se han reservado mesas para el viernes, el sábado y el domingo”, explicó el presidente de Teruel Empresarios Turísticos.

El mal tiempo y la coyuntura económica reducirá la afluencia de público pero no va a restar atractivo a la recreación turolense. Casi un centenar de medios de comunicación locales y nacionales se han acreditado para dar cobertura a los actos de este fin de semana, según explicó Belén Royo, la responsable de comunicación de la Fundación Bodas de Isabel. Si bien reconoció que en esta ocasión no habrá medios extranjeros en la ciudad, pero sí que les han pedido información.

Interés mediático

Royo subrayó el gran interés que despierta la celebración turolense. “Hay muchas recreaciones en España pero Teruel es un punto de referencia por dos motivos. En primer lugar, por el rigor histórico que da un marchamo de calidad y en segundo, porque tenemos una historia que gusta mucho porque es una historia de amor que es universal y con la que todo el mundo se emociona”, aseguró Royo.

La responsable de comunicación de la Fundación señaló que una de las fortalezas de la cita de la capital es la implicación de los turolenses, con 17.000 personas vestidas al modo medieval, las jaimas de los grupos -72 este año (la mitad de los que integran la Federación)- y 250 puestos de mercado, como en otras ediciones.

“Toda la ciudad se ha involucrado”, indicó como uno de los elementos más destacados para que los visitantes se sumerjan en el siglo XIII.

Medidas sanitarias

Sobre las medidas de prevención frente a la covid-19, Belén Royo recordó que no es pueden establecer aforos en las escenas centrales de historia de Isabel y Diego pero que son más reducidas en el tiempo.
 

Belén Royo y Roche Murciano presentaron la campaña de colaboración de los hosteleros


Por otro lado, se ha tratado de repartir la actividad por toda la ciudad con la instalación de una pantalla en el auditorio del parque de Los Fueros donde se podrán seguir las representaciones “por aquellas personas que busquen un espacio más amplio y más seguro”. Se mantienen las pantallas del Torico, San Juan y el Seminario.

Royo recordó que sí que se ha modificado la actividad final, el momento del beso, que se sustituye por besos al aire para evitar el contacto social. Al mismo tiempo, este acto servirá de homenaje y respaldo al pueblo ucraniano con un mensaje a favor de la paz.

Distintivo para negocios

La Asociación Teruel Empresarios Turísticos ha invitado a todos sus asociados a colaborar con una pequeña aportación para contribuir al mantenimiento de la fiesta de Las Bodas. Un total de 17 establecimientos se han sumado a la iniciativa y dispondrán de un distintivo que lo acredite.

Los bares y restaurantes aportan 75 euros y los hoteles y otros servicios de alojamiento destinan dos euros por habitación y día ocupado. El presidente de la asociación, Roche Murciano, reconoció que el número de negocios es mucho mayor ya que esta organización cuenta con más de 200 socios en la provincia, unos 100 en la ciudad, pero recordó que también hay otras iniciativas en las que se involucran los hosteleros con el toro nupcial o con la Federación de Grupos.

Roche confió en que contar con una pegatina identificativa que indica que se colabora con la fiesta y en el año en que se hace animará a que en cada edición se vayan sumando más establecimientos.

Atrezzo

En esta ocasión el dinero se va a destinar a la decoración florar y algún elemento más de atrezzo. En el caso de la boda habrá unos arcos con flores enjauladas como símbolo de la falta de libertad de Isabel y en la escena final del domingo habrá flores azules y amarillas como gesto de apoyo al pueblo ucraniano.

La responsable de comunicación de la Fundación Bodas de Isabel, Belén Royo,  agradeció esta colaboración que subrayó que es “natural y necesario” porque la ambientación de la ciudad convierte esta fiesta en un claro ejemplo de turismo experiencial que da proyección a la ciudad “no solo estos días sino también durante el resto del año”, comentó.

“Supone una ventana abierta al mundo. A parte de los medios de comunicación, todo el público que graba las escenas y las comparten en redes sociales está compartiendo que Teruel es la ciudad del Amor”, dijo Royo quien aseguró que esto es fruto de un trabajo conjunto.

El redactor recomienda