Síguenos
Las pernoctaciones en los hoteles turolenses descienden de nuevo en los meses de verano Las pernoctaciones en los hoteles turolenses descienden de nuevo en los meses de verano
Un grupo de turistas, en la plaza del Torico durante el puente del Pilar. Bykofoto / Antonio García

Las pernoctaciones en los hoteles turolenses descienden de nuevo en los meses de verano

Las acumuladas hasta septiembre se mantienen aún por encima de las registradas un año antes
Los hoteles turolenses recibieron 133.342 viajeros este verano, que llevaron a cabo 262.293 pernoctaciones, lo que supone un descenso del 2,53 % respecto al mismo periodo del año anterior y la cifra más baja de los últimos 6 años a excepción de 2020, cuando estaban vigentes restricciones a la movilidad para reducir la pandemia. El descenso del 3,8 % registrado en septiembre se une al del 1,7 % de agosto y del 2,38 % de julio. No obstante, el acumulado de los 9 primeros meses del año es todavía un 1 % superior al del mismo periodo de 2022, según los datos difundidos este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Las 78.563 pernoctaciones contabilizadas por los hoteles turolenses en septiembre son un 3,8 % inferiores a las del mismo mes de 2022. Con las de agosto (108.913) y julio (74.817) suman un total de 262.293, un 2,53 % menos que en los mismo meses del año anterior y un 6,68 % menos que en 2019, cuando se alcanzó un máximo de 281.073, 18.780 más.

Las noches de hotel cumplimentadas en la provincia por viajeros residentes en España se han reducido un 5,1 % este verano, hasta las 224.632, mientras que las llevadas a cabo por extranjeros se han elevado un 16,3 % hasta las 37.660, lo que supone un nuevo máximo.

El mayor porcentaje de los alojamientos realizados en septiembre por viajeros residentes en España corresponde a los llegados de la Comunidad Valenciana (23,28 %). A continuación aparecen Aragón (18,95 %), Cataluña (18,55 %) y Comunidad de Madrid (13,86 %).

El presidente de la asociación provincial Teruel Empresarios Turísticos (TET), Roche Murciano, recordó que habían advertido un descenso en la llegada de viajeros en los meses estivales motivado, en su opinión, por el nuevo auge del turismo de sol y playa y también por la caída del poder adquisitivo de las familias a consecuencia de la inflación y la consecuente limitación de sus actividades de ocio. Los hoteles turolenses, sin embargo, se han visto obligados a contener, o incluso reducir, sus tarifas para incrementar la ocupación, aseguró.


No obstante, las pernoctaciones hoteleras en la provincia durante los nueve primeros meses del año (637.445) son todavía un 1,08 % superiores a las del mismo intervalo de 2022. La reducción de los alojamientos de viajeros residentes en España en este periodo, cifrada en un 1,56 % (236.743), se ha visto compensada por el incremento en un 20,8 % de los llevados a cabo por extranjeros (89.986). Las noches de hotel del primer trimestre del año, además de las de junio, fueron superiores a las de 2022.

Murciano indicó sobre este asunto que el empresariado turístico turolense ha constatado desde hace meses que cada vez son más las personas extranjeras que residen en la costa española que se acercan a conocer la provincia de Teruel.

En cuanto a las previsiones para el último trimestre del año, Murciano indicó que octubre registrará unas buenas cifras de ocupación por la celebración el lunes 9 de octubre del Día de la Comunidad Valenciana y del puente del Pilar, a pesar del retraso en el inicio de la temporada micológica.

El hecho de que el 1 de noviembre, Día de Todos los Santos, caiga en miércoles restará afluencia de turistas respecto a otros años. Pero Murciano cree que este contratiempo se verá compensado en diciembre por el puente de la Constitución y la Inmaculada a tenor del elevado número de reservas con las que cuentan los hoteles turolenses. También en el último mes del año la restauración se verá beneficiada por las cenas de empresa que, para algunos establecimientos, llegan a suponer el 20 % de la facturación anual.

El INE calcula que la provincia contaba en septiembre con 196 hoteles abiertos, 13 menos que un año antes, que ofrecen 307 plazas menos pero ocupan a 85 personas más, hasta las 945. La estancia media continúa por debajo de las 2 noches por viajero (1,93 en septiembre).

El INE cifra el descenso de las pernoctaciones hoteleras en la capital turolense en un 3,35 % para el mes de septiembre (cuando contabilizó 27.315), porcentaje que se eleva hasta el 4,85 % para el trimestre de verano (84.439).

En el caso de Albarracín, la reducción ha sido del 2,6 % el pasado mes (7.865 pernoctaciones), mientras que en el periodo estival prácticamente ha mantenido las cifras de ocupación del año pasado (29.221, tan solo un 0,21 % menos), según la información publicada por el INE.

El redactor recomienda