Síguenos
Los agricultores mantienen las protestas con cortes de carreteras y columnas de tractores en marchas lentas Los agricultores mantienen las protestas con cortes de carreteras y columnas de tractores en marchas lentas
Columna de tractores avanzando por la variante de Teruel a primeras horas de la mañana del viernes. EFE / Antonio García

Los agricultores mantienen las protestas con cortes de carreteras y columnas de tractores en marchas lentas

Las Ventas de Valdealgorfa y la Venta La Panolla, puntos calientes de las concentraciones con nuevo corte de la A-23 en distintos puntos

Por M. S. Timoneda y Alicia Royo

Nueva jornada de protesta de agricultores en la provincia de Teruel este viernes, con cortes intermitentes de tráfico en distintas carreteras  durante toda la jornada que afectaron a la autovía A-23 en la capital, las carreteras nacionales N-232 y N-420 (las Ventas de Valdealgorfa y la Venta La Panolla), además de a otros puntos de la red nacional, autonómica y provincial en los que se produjeron interrupciones de tráfico por la colocación o bien de pacas de paja (N-420 entre Perales y Mezquita) o ramas de poda (TE-V-3003 entre la N-420 y Valjunquera) a las que se prendió fuego.

En la provincia de Teruel fueron nueve las columnas que avanzaron en marcha lenta por distintas zonas, con especial incidencia en la N-234 en Caminreal y Calamocha y en las rotondas de acceso a la A-23.

El grueso de las movilizaciones de este 9 de febrero en el Bajo Aragón se trasladó a dos puntos sensibles desde el puntos de vista de la circulación: ˆLas Ventas de Valdealgorfa, donde confluyen las carreteras de titularidad estatal N-420 y N-232, y La Venta La Panolla, a la salida de Alcañiz, punto en el que coinciden las carreteras N-211 y N-232. En ambos hubo interrupción de la circulación por los tractoristas en distintos momentos del día.

La jornada reivindicativa empezó pronto para los agricultores de la Tierra Baja, que, tras concentrarse a las 8.00h de la mañana en distintos municipios, emprendieron una marcha lenta por distintas carreteras, generando un tráfico muy lento, hasta confluir en Las Ventas de Valdealgorfa, donde aparcaron decenas de tractores alrededor de las 9.15 horas. Veinte minutos después, tras recibir autorización de la Guardia Civil, invadieron a pie la calzada y cortaron el tráfico en tres puntos: (N-232, N-420 y desvío desde la N-232 y N-420) evitando así que ningún conductor intentara dar un rodeo por la zona para evitar la espera.

Consejero de Agricultura

Justo cuando se abría al tráfico la vía tras el primer corte de la mañana, se acercó hasta la zona el consejero de Agricultura, Ganadería y Alimentación del Gobierno de Aragón, Ángel Samper, que visitó ayuntamientos e instituciones de la Comarca del Matarraña. Samper se desplazó hasta donde estaban concentrados los agricultores para expresarles que quiere mantener una reunión con las plataformas que han organizado los paros y con las organizaciones agrarias.

“Hay que cambiar las cosas en Europa, sobre todo lo que no funciona, por el bien de la administración, que es un tanque que cuesta mucho modificar y que debe estar al servicio de los administrados”. Fue lo primero que expresó Samper nada más acercarse a los productores agrarios. Asimismo, el consejero informó de que el próximo miércoles irá a Bruselas a “reivindicar” que son “indecentes los requisitos que se están exigiendo a agricultores y ganaderos”, a quienes, afirmó, “se les está haciendo la vida imposible”.

El titular de Agricultura se defendió de quienes le han acusado de incentivar las manifestaciones de estos días con sus declaraciones: “Yo no alimento nada, sino que denuncio lo que está sucediendo”, dijo. Sin embargo, tras señalar que “no cambiará nada estando en la calle”, pidió a los participantes en la protesta que mantengan “el tipo”, porque los cambios necesarios “no son flor de un día”, enfatizó.

Samper se mostró solidario con las reivindicaciones de los productores agrarios: “Esta consejería quiere cambiar las cosas, vamos a piñón, y en la administración hay buenos funcionarios, aunque el problema es el sistema, que tiene que cambiar”, resaltó al tiempo que informó a los presentes de que se está “intentando resolver el retraso en el pago de los expedientes” (de la PAC), si bien reconoció que “en la administración, cuando se da una orden de pagos, a lo mejor tarda meses en ejecutarse”, una ralentización que el consejero atribuyó “al sistema, no a los funcionarios de las OCAs”.
 

Concentración de agricultores en la zona de Los Planos de Teruel


Algunos de los presentes en el acto de protesta se dirigieron al consejero criticando los cuadernos de campo, como fue el caso de Manuel Cerezuela, de Castelserás, quien instó a Samper a poder supervisar el del titular de Agricultura, igual que él como ganadero tiene que “detallar cada día” lo que hacen sus vacas. Otros agricultores pidieron a Samper más sensibilidad con la provincia de Teruel y éste respondió recordando que cuando se hablo días atrás del trasvase del Ebro ya había explicado que “en Huesca y Zaragoza hay 230.000 hectáreas de regadío, pero que en la provincia de Teruel solamente hay 35.000”. Ante esto, Manuel Cerezuela le preguntó “cómo en Gandesa y Batea (localidades de Tarragona limítrofes con pueblos de Teruel) se están regando decenas de hectáreas, mientras en Calaceite y Valdeltormo están secos”.

Por su parte, el director general de Transportes, Miguel Ángel Anía, se mostró “comprensivo con las reclamaciones que están haciendo los agricultores”. Los cortes de carreteras “suponen una dificultad en la circulación, igual que los agricultores han tenido dificultades cuando ha habido huelga de transportistas”. En Aragón, dijo, “no ha habido incidentes graves, aunque hay cortes intermitentes, se espera unos minutos, pero no hay daños ni violencia y es una protesta pacífica que se comprende”. En este sentido, dijo, “los transportistas se suman a estas reivindicaciones, porque la actividad económica en general se manifiesta justamente en el transporte”.

El corte de Las Ventas de Valdealgorfa se prolongó durante todo el día, con cortes intermitentes de tráfico y dando paso alternativo a los vehículos cada 25 minutos, sin que se produjera ningún altercado. De hecho, muchos transportistas hacían sonar el claxon en solidaridad cuando se abría el paso y se iniciaba de nuevo la circulación.

Pasado el mediodía, parte de los agricultores concentrados en Las Ventas de Valdealgorfa retomaron la marcha con sus tractores y se desplazaron hasta Alcañiz, circularon por el casco urbano y, a continuación, cortaron la N-232 a la altura de La Venta La Panolla. Entre tanto, otro grupo se quedó en la concentración, prolongando los cortes hasta por la tarde, cuando emprendieron el regreso a sus pueblos.

Uno de los agricultores que participó en la protesta, Cristian Záforas, afirmó que “tenemos claro que hasta que no consigamos nuestras reivindicaciones no vamos a parar ni a volver a casa”.  En este sentido, valoró como “muy positiva” la participación en las tractoradas celebradas en el Bajo Aragón este viernes, que fueron mucho más numerosas que en los primeros días, al haber coincidido el temporal anunciado de lluvias, lo que propició que muchos de los olivareros que todavía están recogiendo la cosecha se desplazaran hasta la concentración y se sumaran a las marchas lentas convocadas para la jornada del viernes.

Teruel y Cuencas Mineras

 

La solicitud del movimiento 6F agricultores y ganaderos en defensa del sector primario para cruzar Teruel desde Los Planos hasta la rotonda de la carretera de Alcañiz y, una vez estacionados los vehículos, proceder a cortar la A-23 en ambos sentidos para regresar de nuevo hasta Los Planos, no fue autorizada, aunque los manifestantes terminaron realizando cortes intermitentes del tráfico en la autovía con incursiones a la ciudad.

Agentes de la Guardia Civil, la Policía Nacional y la Policía Local se situaron en todos los puntos de entrada a la capital y condujeron a los participantes para que rodaran entre uno y otro punto por la vía perimetral de barrios. Después de dejar los tractores estacionados, procedieron a cortar la autovía sobre las 14:00 horas y su intención era extender las protestas durante toda la jornada.

También hubo cortes intermitentes en las salidas 176 de la Autovía Mudéjar en Caminreal y en la 181 en Calamocha, donde también se cortó la vía en ambos sentidos desde las 16:00 horas, según la Guardia Civil.

Minutos antes de salir desde Los Planos, los asistentes admitían que no habían podido hacer lo que querían, sino lo que las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado les habían dejado. Entre tanto, por las redes sociales circularon “los puntos clave para manifestarse pacíficamente en la capital y en la provincia de Teruel”, que hacían hincapié en el bloqueo de los puentes, viaductos y pasos inferiores y superiores del ferrocarril de un gran número de carreteras de todo el territorio.

Paco Esteban, agricultor de Concud, aseguró que “la protesta tiene que seguir adelante porque sino en España tendremos hambre dentro de cuatro años”. “La ley de bienestar animal hará que las explotaciones no sean rentables, y tenemos que sembrar para los pajaritos”, dijo.

Lamentó que no les hubieran permitido atravesar Teruel bajo la amenaza de tomar las matrículas de quienes lo hicieran, así como el hecho de que el miércoles cortaran el tráfico y les dejaran solos entre las salidas sur y centro de la A-23. No obstante, admitió que entiende que los agentes de seguridad “tienen que ser prudentes, al igual que nosotros somos responsables”.

En cuanto a la opinión pública sobre las protestas, reconoció que no toda la ciudadanía las comparte y añadió que “el Gobierno solo se preocupa del voto”, pero no de sus demandas.

Las protestas del sector primario se repitieron en las Cuencas Mineras bajo el lema El campo en lucha. En torno a las diez de la mañana, la columna empezó a recorrer la comarca desde Villanueva del Rebollar para recoger a los vecinos de Martín del Río, Escucha, Utrillas, Valdeconejos, Torre De Las Arcas, La Hoz de la Vieja, Huesa del Común, Plou y Cortes de Aragón hasta llegar a Muniesa.

En esta última localidad se juntó con otra de las columnas que había salido de Andorra-Sierra de Arcos, concretamente de los municipios de Oliete y Alacón y con la que había venido del Campo de Belchite de pueblos como Moyuela.

Una vez agrupados, comenzarán su marcha en dirección a las  Ventas de Muniesa con la idea de juntarse en las cercanías de Zaragoza con los compañeros del resto de las comarcas aragonesas.