Síguenos

298_1200x150-opticalia.gif banner click 298 banner 298

303_1200x150-controlglass.gif banner click 303 banner 303

Los hosteleros turolenses, contentos con los cambios en las restricciones, especialmente con el consumo en barra y el baile Los hosteleros turolenses, contentos con los cambios en las restricciones, especialmente con el consumo en barra y el baile
Varios clientes en la terraza del bar de las piscinas de Cella

Los hosteleros turolenses, contentos con los cambios en las restricciones, especialmente con el consumo en barra y el baile

El ocio nocturno no cree que se pida el pasaporte covid en la provincia
banner click 244 banner 244

Los hosteleros turolenses se mostraron “muy contentos” con el fin de las restricciones en sus negocios, especialmente con la posibilidad de recuperar el consumo en barra, el cien por cien de aforos en el interior y de que se pueda bailar en las pistas de los establecimientos de ocio nocturno. El sector llevaba tiempo reclamando este flexibilización y aseguraron que podía haberse hecho antes.

“La medida llega tarde porque en Teruel se podría haber hecho antes y facturar más en el puente. Pero más vale tarde que nunca así que estamos contentos”, destacó el presidente de Teruel Empresarios Turísticos, Roche Murciano, quien recordó que la semana pasada habían enviado un escrito a Sanidad demandando que en la provincia, con los buenos datos epidemiológicos, se podía ya flexibilizar sin esperar a que finalizaran los días del Pilar.

A pesar de ello, Murciano valoró las nuevas medidas. El presidente de los hosteleros destacó que la autorización del consumo en barra va a suponer un gran alivio para los establecimientos que peor lo han pasado bares que no tienen terraza y son pequeños. “Estos pequeños locales eran los grandes damnificados y están muy contentos de volver a la normalidad”, señaló.

Respecto a la decisión del Ayuntamiento de la capital deque a partir del 2 de noviembre las terrazas vuelvan a ocupar su espacio habitual, Murciano señaló que es comprensible y que ya sabían que cuando se volviera al cien por cien en interiores habría que volver al espacio anterior.

Alejandro Soriano, miembro del comité ejecutivo de la asociación provincial Teruel Empresarios Turísticos (TET) y representante del ocio nocturno, también se mostró satisfecho de poder recuperar la normalidad de sus locales dejando a un lado las mesas para recuperar las pistas de baile.

“A partir de ahora esperamos que no haya vuelta atrás porque si hay subida de contagios seguro que volvemos a ser los primeros afectados”, deseó Soriano.

Sobre la recomendación de Sanidad a estos establecimientos de que pidan el pasaporte covid, Alejandro Soriano estimó que, si no es obligatorio, no se va a hacer porque en Teruel los locales son pequeños y no tiene personal de seguridad o porteros. “Es un poco lavarse las manos y que nos encarguemos nosotros. Ya hemos hecho bastante de policía en estos meses y no estamos para poner pegas a los clientes cuando la mayoría de la población está vacunada”, subrayó.

El sector de la hostelería y del ocio nocturno en la provincia de Huesca también ha celebrado que se hayan levantado las restricciones y que se pueda volver a consumir en barra de los bares y a bailar en las discotecas ya que llevaban mucho tiempo esperando la llegada de la normalidad.

Demanda social

Tras conocer el anuncio de la consejera de Sanidad sobre la supresión de buena parte de las restricciones para el control de la pandemia, la alcaldesa de Teruel, Emma Buj, señaló que “realmente es lo que estábamos solicitando desde el Ayuntamiento, mayor flexibilización”.

La representante municipal recordó que desde septiembre, ante los buenos datos epidemiológicos, desde el consistorio se demandaba que se debía ir volviendo a la normalidad, aunque finalmente ha habido que esperar a que pasarán los actos del Pilar en Zaragoza.

Buj insistió en que esta petición se hacía por los buenos datos de la evolución de la pandemia en la capital y la provincia. “Es evidente que la salud siempre va por delante de todo”. dijo la alcaldesa quien advirtió que la pandemia no ha terminado y que hay que continuar con las medidas preventivas como el uso de la mascarilla.

Buj señaló que los datos de turismo están siendo muy buenos y los fines de semana la ciudad está llena de visitantes y que el mayor beneficiado con la nueva normativa va a ser el sector hostelería, sobre el que recordó que es fundamental para la capital por el “empleo que genera y las familias que viven de él”.

Pero la alcaldesa de la capital aseguró que suavizar las restricciones era también una demanda social. “La ciudad está muy acostumbrada a tener una actividad social y cultural intensa y los turolenses lo van a agradecer. La sociedad lo estaba reclamando tras más de año y medio de restricciones. La gente lo pedía porque acompañaban los datos”, argumentó Buj.

La alcaldesa también se refirió a la vuelta de las terrazas a los espacios previos a las restricciones, como ha acordado con el sector, y subrayó que se ha decidido mantener la ampliación hasta el 2 de noviembre para dar tiempo a los hosteleros a reorganizarse y para que puedan prestar su servicio en los próximos fines de semana con el buen tiempo que está haciendo.

El redactor recomienda