Síguenos

309_1200x150-tienda-tervalis.gif banner click 309 banner 309

313_1200x150-banner-tapigrama.gif banner click 313 banner 313

Los informes reflejan que la fuerza ejercida por las sirgas y las sogas provocaron el desplome del Torico Los informes reflejan que la fuerza ejercida por las sirgas y las sogas provocaron el desplome del Torico
La alcaldesa y el concejal de Fiestas muestran imagenes de cómo ha quedado la columna

Los informes reflejan que la fuerza ejercida por las sirgas y las sogas provocaron el desplome del Torico

Destacan también el “total deterioro” de algunos elementos de la columna
banner click 244 banner 244

La causa que originó la precipitación de la columna del Torico fue las fuerzas provocada por las sirgas y las sogas colocadas en el extremo superior del fuste que provocó un momento flector. A ello hubo que sumar otra serie de causas como el mal estado de los pernos y el total deterioro del perfil de hierro fundido situado en el interior del pilar, que hacía que no tuviera capacidad de trabajo de tracción o como tensor.  Así se desprende del informe de las causas hecho público ayer a los portavoces municipales. También se entregó otro sobre la restauración del bien. El Torico se restaurará con calma pero antes se investigarán sus orígenes. Mientras tanto, se ha encargado una réplica de bronce que será la que se ponga para la puesta del pañuelo tras arreglar la columna. Ayer ya se enviaron los informes técnicos a la Dirección General de Patrimonio para actuar en el monumento de piedra.

La alcaldesa de Teruel, Emma Buj, ofreció una rueda de prensa tras la Junta de Portavoces para dar explicaciones de los informes entregados a los grupos de la oposición y enviados a la Dirección General de Patrimonio y sobre el “incidente” sobre el derrumbe del Torico. “Informamos el mismo domingo y el lunes les dijimos que haríamos la reunión de la Junta cuando estuvieran los informes”, dijo, aunque estos argumentos no convencieron a la oposición, que el miércoles pidió que se reuniera la Junta de Portavoces en un solicitud de cinco de los ocho partidos con representación en el Ayuntamiento.

Buj insistió ayer en que lo que ocurrió no produjo daños personales, y  todo lo demás “tiene remedio”.  En estos momentos los pasos que se van a dar son restaurar la columna de piedra, y  para ello la Dirección General “se ha comprometido a responder a la mayor brevedad posible”. En el momento  en el que reciba la respuesta “en cuatro o cinco días estará colocada”.

La piedra de la columna no sufrió daños estructurales, pero sí se observa el total deterioro de un perfil de hierro fundido situado en el centro del pilar de sección 5x5 y que sirve para centrar  las diferentes piezas de la columna y absorber pequeños esfuerzos cortantes. Está totalmente oxidado y fragmentado.

También se observó que los pernos de acero liso están oxidados y doblados hacia fuera y se cree que no estaban haciendo la función de anclaje estructural propio.

Para recuperar la columna se retirará el residuo metálico, se limpiará el hueco del fuste para su posterior refuerzo. Se eliminarán las grapas metálicas que conectan las piezas, y la conducción eléctrica.

El fuste se coserá con varillas  de fibra de vidrio, ancladas con resina.

Sobre el Torico Buj explicó que la intención es recuperar “nuestro querido torico”, pero se va a hacer “con el mimo requerido”, y para ello “tenemos una réplica en 3D que va  a permitir restaurar mejor el Torico”.

Paralelamente, “decidimos ya hacer una réplica en metal, que será en bronce, que es el material más adecuado para que aguante al intemperie”.

Ahora, también se ha abierto un debate sobre si en el futuro se tiene que colocar el original o no de nuevo en la columna. Aunque lo que está claro es que de momento se pondrá la réplica.

Materiales utilizados

La alcaldesa también se refirió al material en el que está construida la figura y sobre lo que se ha debatido estos días. “Es de hierro y se ve que existen diferencias entre los caños y el torico y que el material es de una época industrial, de un material propio de principios del siglo XX”, dijo refiriéndose a una cita que se aporta en el informe del Centro de Restauración de la Fundación Santa María de Albarracín, que se centra sobre todo en la intervención de la columna, pero que cita a una restauradora especializada en metales del IPCE, que en la reunión mantenida el pasado martes con otros técnicos apuntaba que el toro se hizo en un periodo más industrial y avanzaba la posibilidad de que la figura recientemente caída no es la original de 1858, sino una réplica de principios del siglo XX, tal vez realizada tras la Guerra Civil. Es solo una hipótesis establecida en base a criterios estilísticos y de empleo de materiales, pero que debería ser corroborada por medios de un estudio histórico y documental antes de darla como cierta.

Por ello, “este Torico se va a estudiar más en profundidad para ver si es  el original o no”, afirmó la alcaldesa.

Otras fuentes consultadas por este periódico, como el estudioso de la Guerra Civil, Alfonso Casas, defiende que la figura que cayó el domingo se guardó en dependencias municipales durante el episodio bélico.

El redactor recomienda