Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

Los labradores Lowy y Anuk muestran su trabajo como perros guía en una exhibición en La Glorieta Los labradores Lowy y Anuk muestran su trabajo como perros guía en una exhibición en La Glorieta
Tomás, usuario de bastón, durante la prueba realizada con el perro guía Lowy y la adiestradora Elisenda Stewart

Los labradores Lowy y Anuk muestran su trabajo como perros guía en una exhibición en La Glorieta

Fundación Once explica que son fundamentales para la seguridad y autonomía de los usuarios
banner click 244 banner 244

La Fundación Once del Perro Guía (FOPG) realizó este miércoles una exhibición en el parque de la Glorieta de Teruel para mostrar a la ciudadanía cómo se trabaja con estos animales para que lleguen a ser uno de los elementos fundamentales en la autonomía y la seguridad de las personas ciegas.

Esta exhibición se enmarca dentro de las actividades que conforman la Semana de la Once en Aragón, que se celebra en Teruel hasta el domingo y que este jueves continúa con un Circuito de los Sentidos en el Salón de Baile del Casino de Teruel, donde también se expondrá material tiflotécnico y educativo que facilita la autonomía de las personas afiliadas.

El medio centenar de asistentes, procedentes en su mayoría de diferentes centros educativos turolenses, fue testigo de diversos ejercicios de obediencia y concentración realizados por la instructora de la FOPG Elisenda Stewart y la entrenadora y supervisora de cachorros Patricia Alcántara con los labradores Anuk y Lowy.

“Les enseñamos a sortear obstáculos, bordillos y escaleras para que tanto el perro como el usuario puedan caminar de forma segura y no se tropiecen”, explicaron a los niños y niñas.

Raza especial

Precisamente, los labradores son una de las razas más utilizadas para trabajar como perros guía porque se adaptan muy bien a los cambios, además del golden retriever, el pastor alemán y los cruces de labrador y caniche gigante para personas con alergia, añadieron.

La formación hasta su entrega a las personas usuarias dura entre 18 y 20 meses en función del nivel madurativo del animal y en la misma intervienen familias educadoras, que de forma desinteresada socializan a los cachorros, entrenadores e instructores caninos. Después, se adjudican a las personas que resulten más afines con las características del animal.

Las trabajadoras de la FOPG también explicaron a los asistentes algunas de las cosas que no deben de hacer nunca a un perro guía, como distraerle o darle de comer cuando están guiando a una persona.

A la pregunta de cuántas horas al día trabajan estos perros, su respuesta fue que el tiempo de desplazamiento que necesita el usuario para ir a trabajar, estudiar o de compras, por ejemplo. “El resto del tiempo es una mascota, que disfruta de otras actividades, porque también necesitan descansar para estar bien física y mentalmente. Tienen que ser perros felices para que puedan guiar”, argumentaron.

Y la jubilación les llega a partir de los diez años. Después de su entrega, se les realiza un seguimiento periódico y a partir de esa edad se valora si están en condiciones de continuar con su trabajo. En caso de que no lo estén, pueden continuar con el usuario o volver a la primera familia de adopción que lo tuvo como cachorro.

También les contaron que los perros guía pueden acceder con el usuario a todos los establecimientos salvo a los quirófanos por motivos de seguridad.

‘Xabat’, guía en Teruel

La Fundación Once del Perro Guía ha entregado desde 1990 más de 3.200 perros, y son cerca de 1.000 los que en la actualidad caminan junto a otras tantas personas ciegas por las calles. Cada año entrega unos 140 animales y en Teruel con Xabat, perro guía que acompaña desde el pasado enero a Alberto Villalba, que se convirtió en la primera persona ciega y sin manos del mundo en tener un perro perfectamente adiestrado para acompañarle en su vida diaria.

También Tomás, usuario de bastón, dijo tras probar a Lowy, que este verano solicitará un perro adiestrado. “Tenía dudas, pero me han terminado de convencer hoy”, aseguró.

Concienciación

En paralelo a la exhibición, tuvo lugar en la sede de la Once en Teruel una mesa de trabajo en la que la Asociación de Usuarios de Perros Guía de Aragón reunió a responsables de distintos colectivos para transmitirles sus problemas y necesidades en el día a día.

Entre los asistentes se encontraban los concejales de Participación Ciudadana y de Transportes, José Luis Torán y Juan Carlos Cruzado, y los gerentes de las asociaciones de comerciantes Nuria Ros y Rodolfo Pangua.

Desde la asociación indicaron que tanto las instituciones como la ciudadanía están concienciadas de la importancia de estos animales para la seguridad y las autonomías de las personas ciegas y que no se producen incidentes en el uso del transporte público o en los establecimientos. No obstante, siguen encontrando obstáculos y echando en falta una mayor señalización en las calles.

La fundación recordó que se trata de un servicio gratuito, como todos los que ofrece a sus usuarios, y que el coste estimado de cada animal supera los 31.000 euros, que se sufraga a través de la recaudación de sus juegos.

El redactor recomienda