Síguenos
Los primeros 50 gastro-guías reciben sus certificados en la Cámara de Teruel Los primeros 50 gastro-guías reciben sus certificados en la Cámara de Teruel
Participantes en el evento final del proyecto Gastro-Guide, a las puertas de la Cámara de Comercio de Teruel

Los primeros 50 gastro-guías reciben sus certificados en la Cámara de Teruel

Los profesionales se forman en gastronomía, agroalimentación y turismo
Los primeros 50 gastro-guías formados a través del proyecto Gastro-Guide liderado por la Cámara de Comercio de Teruel en el marco del Programa Erasmus+ recibieron este jueves los certificados que les acreditan. El programa, en el que han participado los dos últimos años nueve entidades de seis países europeos, se ha centrado en la formación de un perfil profesional en torno a la gastronomía y los productos agroalimentarios locales y el turismo.

La Cámara de Teruel acogió el evento final del proyecto, que contó con las ponencias sobre Gastronomía y producto local impartida por la responsable de Hospedería El Batán, y Turismo y gastronomía como especialidad laboral a cargo del director del CPIFP Escuela de Hostelería y Turismo de Teruel, Luis Berzosa.

La asociación Karaiskou Eleni y Sia, uno de los socios griegos, dio a conocer un ejemplo de gastro-guía desarrollado hace varios años en su zona en el que el turista tiene la oportunidad de conocer productos de kilómetro 0 y cocinarlos El resto de socios procedentes de Lituania, Polonia, Bulgaria e Italia explicaron de forma más concisa su trabajo.

El evento finalizó con la entrega de 50 certificados a los primeros gastro-guías, entre ellos una decena de turolenses.

El técnico de la Cámara Rodrigo Villarroya explicó que a través de este proyecto se ofrece formación a personas del medio rural para que actúen como prescriptores profesionales de los productos agroalimentarios locales y que generen economía en torno a los mismos con la atracción de turistas. “El objetivo es aunar turismo y gastronomía con productos locales”, dijo, y añadió que el objetivo es que este proyecto se repita en la provincia de Teruel y se replique en otras.
El director de la Escuela de Cocina Azafrán e ideólogo del proyecto, José Antonio Campos, explicó que la particularidad del mismo es contribuir al desarrollo del turismo experiencial, cada vez más demandado. Para eso, dijo, es necesaria la formación de agentes locales que actúen como dinamizadores y aunar recursos para crear paquetes turísticos cerrados o adaptables.

Los organizadores destacaron el aprendizaje que ha supuesto para todos los interesados este nuevo perfil profesional, que combina el conocimiento de la gastronomía local con las habilidades de comunicación y atención al cliente.
La jornada sirvió además para poner en valor la importancia de este sector en la provincia, que cuenta con una rica y variada oferta culinaria que atrae a miles de visitantes cada año, según fuentes camerales.

Entre los nuevos gastro-guías se encuentra José Antonio Esteban, de Azafrán La Carrasca, quien opinó que esta es una forma de promocionar cada zona en torno a su producción agroalimentaria, en su caso, el azafrán en Blancas. “Es necesario contar con personas del territorio que conozcan bien la tradición de los productos y que sean capaces de redirigir a la clientela hacia restaurantes y hospedajes de la zona”, comentó.

También recogió su certificado Belén Soler, del restaurante ecológico La Ojinegra de Alloza. Ella se siente plenamente identificada con el objetivo del proyecto Gastro-Guide “porque el turismo gastronómico sostenible es mi día a día”.
Soler se ha sentido identificada con este nuevo perfil profesional para el que sostiene que es necesario contar con “personas sociables, vinculadas a la gastronomía y al turismo, a las que les guste dejar una huela más naturalizada”.

El redactor recomienda