Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Ramón Fuertes y Emma Buj se dirigen a la rueda de prensa de balance de dos años de legislatura municipal

PP y Cs escenifican su buena relación tras dos años de gobierno en común en Teruel

Buj (PP) y Fuertes (Cs) subrayan el trabajo “en equipo” para dar “estabilidad” a la ciudad

La alcaldesa de Teruel, Emma Buj, y el primer teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Teruel, Ramón Fuertes, hicieron balance del ecuador de una legislatura que se ha visto marcada por la irrupción de la pandemia, lo que ha obligado a trabajar con una mano sobre los efectos de la covid y con otra en el día a día y en los proyectos marcados en el acuerdo de gobierno que el Partido Popular y Ciudadanos firmaron en el mes de julio de 2019.

El primer recuerdo de la alcaldesa en esta comparecencia fue para víctimas del coronavirus antes de hacer un balance positivo de estos dos últimos años y destacar el trabajo “en equipo” que se está llevando a cabo entre las dos formaciones y que ha dado a la ciudad “estabilidad y serenidad”, en un Ayuntamiento de 21 concejales pero muy fraccionado, del que forman parte ocho formaciones políticas.

Buj destacó que el Ayuntamiento ha estado durante este tiempo “al lado de los turolenses”, desde el momento que más lo necesitaba a la actualidad, tratando de ir “un paso por delante” de otras administraciones. Así, durante el estado de alarma se consiguieron equipos de protección, se atendió a las personas mayores, se suministró material o se ofreció equipo psicológico a la población, como algunos ejemplos entre los que también figuran la cesión de espacios municipales. “Hemos estado abiertos cuando otras administraciones no lo han estado”, destacó.

“Con una mano hemos trabajado en la pandemia y en la crisis económica y con otra hemos seguido trabajando en todos los proyectos de la ciudad a pesar de haber sufrido la mayor nevada después de 50 años y la mayor bajada de temperaturas en 20” recordó Buj, lo que obligó a una inversión extraordinaria en medios para atajar los problemas ocasionados.

A pesar de la pandemia, se ha seguido trabajando en proyectos como la finalización del centro sociocultural del asilo, se ha seguido invirtiendo en los parques públicos y se van a poner en marcha nuevas obras como la cuesta de los Molinos, el colector del Carmen o la finalización de la urbanización del Polígono Sur.

También se ha finalizado la recuperación de una parte de la muralla y se van a contratar en breve las riberas del río Turia. El Ayuntamiento tiene ya el proyecto del ascensor del Carmen y se va a recibir además el del Coam.

Destacó también las actuaciones en marcha para las instalaciones deportivas. “Durante estos dos años el Ayuntamiento de Teruel ha seguido trabajando en los proyectos ambiciosos e importantes a la vez que en los pequeños que nos piden los ciudadanos en los barrios a pesar de las dificultades”, apuntó.

“No hemos parado ni un minuto, no quiero ser triunfalista pero son hechos contrastables, que están en los presupuestos y en las calle”, comentó y, antes de pasar la palabra al primer teniente de alcalde, quiso lanzar un mensaje de optimismo, convencida de que se va a recuperar la ciudad de antes del paréntesis de la pandemia, donde crecía la población, había un bajo nivel de desempleo y se alcanzaban datos récord de turismo.

Por su parte, Fuertes destacó que el equipo de gobierno PP-Cs se caracteriza por el buen entendimiento, por la lealtad y sobre todo por los resultados que se están obteniendo, lo que se traduce en las políticas municipales que se están llevando a cabo. “Nos sorprendió una pandemia para la que no se estábamos preparados”, dijo, pero a ella se respondió, en su opinión, con gestión.

“Hemos estado al lado de las empresas, de los autónomos y de las familias”, señaló.

“La administración más cercana ha hecho frente a esta situación dentro de sus competencias municipales y respondiendo a la crisis económica con ayudas por más de 3 millones de euros”, agregó y recordó las ayudas a los empresarios, la supresión de tasas de terrazas o proyectos como 44calles.com, el espacio coworking, o los bonos sin olvidar el refuerzo que se ha tenido que hacer en Servicios Sociales o el incremento en las ayudas de urgencia, así como la iniciativa Aislados pero no solos.

“Estamos dando certidumbre”, comentó el concejal que repasó el acuerdo de gobierno que se alcanzó hace dos años y donde se planteó que se iban a bajar los impuestos, se iba a apostar por el deporte, se iba a ayudar a la natalidad, se iba a hacer un plan de choque de mantenimiento de la ciudad, se iba a lanzar un cheque de natalidad, a impulsar el centro de ocio joven de Domingo Gascón, a trasladar el mercado de los sábados al Ensanche o a trabajar en el PGOU con participación ciudadana.

“Hay muchos más puntos,  pero este acuerdo se está cumplido en un 60% y este porcentaje se va a incrementar por ejemplo con el proyecto del auditorio, para el que se va a dar los primeros pasos”, comentó.

“Todo esto es mejorable y somos exigentes con nosotros mismos para dar lo mejor a los turolenses”, dijo, “para hacer de Teruel una ciudad del siglo XXI”, concluyó.

"Deslealtad" por parte del Gobierno de Aragón con las ayudas a la hostelería


La buena relación de los socios de gobierno PP-Cs en el Ayuntamiento contrasta con la que hay con el Gobierno de Aragón. Un ejemplo de que no fluye todo lo bien que debiera está en el acuerdo que hay que firmar para que el Ayuntamiento de Teruel se sume al convenio de ayudas a la hostelería afectada por la covid. El plazo de solicitudes para estos empresarios termina el día 22 y el consistorio turolense no sabe cómo va a entrar a ese convenio, aunque sí que tiene guardada una partida económica para dedicarla a este sector.

“Nosotros vamos a estar siempre con los hosteleros, nos comprometimos a que, independientemente del convenio que está encima de la mesa, tenemos una partida por lo que pueda pasar pero me parece vergonzoso que a estas alturas todavía no sepamos nada nuevo del convenio”, comentó Ramón Fuertes, quien recordó que el Gobierno de Aragón tiene una deuda pendiente con el Ayuntamiento de Teruel, referente a IBIs de su edificios, que a la administración autonómica no le consta y esa deuda impide que el consistorio entregue una ayuda a la institución aragonesa. “Se lo hemos transmitido por escrito”, apuntó el concejal. Ahora “la pelota está en su tejado”, dijo, y tendrán que reconocer la deuda y hacerse cargo de ella, si quieren recibir una aportación económica por parte del Ayuntamiento para el convenio, o compensarla. Se trata de unos 250.000 euros y, siguiendo el Plan Estratégico de Subvenciones del Ayuntamiento, si no se salda no se puede entregar una ayuda. “Tenemos que dar el mismo tratamiento que al resto”, dijo.

La alcaldesa, Emma Buj, consideró que el tratamiento que está dando el Gobierno de Aragón sobre este tema a los ayuntamientos “no es de recibo”. Dijo que no se está dando ninguna facilidad y recordó que el Ayuntamiento está dispuesto a dar hasta 450.000 euros en ayudas a la hostelería.

Explicó que el Gobierno de Aragón quiere que se le entregue todo el dinero y en 2022 se devolverá si sobra. “Esto no es lealtad institucional ni hacer las cosas bien”, consideró la alcaldesa que pidió que antes “se hagan las cuentas”.

Además, esta misma semana se ha aprobado en comisión una ordenanza para una línea de subvenciones dotada de 45.000 euros para que micropymes y establecimientos de hasta 100 m2 puedan optar a una ayuda municipal para equipos HEPA y medidores de CO2, a pesar de que el Gobierno de Aragón sigue estableciendo aforos, una medida que PP y Cs plantean cambiar por la medición de la calidad del aire.

El redactor recomienda