Síguenos

298_1200x150-opticalia.gif banner click 298 banner 298

303_1200x150-controlglass.gif banner click 303 banner 303

Teruel: nueva bajada de tasas e impuestos y congelación de los precios públicos Teruel: nueva bajada de tasas e impuestos y congelación de los precios públicos
Un momento del pleno extraordinario que se celebró en el salón de plenos municipal

Teruel: nueva bajada de tasas e impuestos y congelación de los precios públicos

El equipo de gobierno PP-Cs saca adelante su propuesta apoyada en gran parte por Vox y PAR
banner click 244 banner 244

El Ayuntamiento de Teruel aprobó en un pleno extraordinario la modificación de ordenanzas fiscales para 2022, que se concreta en una bajada de impuestos y tasas y la congelación de los precios públicos. El debate se centró en las dos visiones diferentes que izquierda y derecha tienen de aplicar la política fiscal.

Las medidas aprobadas consisten en la rebaja fiscal del IBI a través de bonificaciones con un 30% por la instalación de sistemas de aprovechamiento térmico o eléctrico proveniente de la energía solar, y un 50% de bonificación para los inmuebles residenciales destinados a alquiler social, aumentando el porcentaje de la propuesta inicial. En cuanto al Impuesto de Actividades Económicas (IAE) se bonificará, en un 60% o en un 80% según el número de trabajadores, a las empresas que durante el año 2021 hayan mantenido el número de trabajadores de su plantilla.

Por tercer año consecutivo se establece una nueva bajada del impuesto de vehículos, con una reducción del 6% en todas las tarifas, acumulando así ya un 12% de descenso. Además se incentiva la adquisición de vehículos eléctricos y/o emisiones nulas e híbridos enchufables con etiqueta cero, así como la renovación de vehículos.

Respecto al ICIO se bonificarán las instalaciones u obras que incorporen sistemas de aprovechamiento térmico o eléctrico proveniente de la energía solar para autoconsumo. En edificios existentes se bonifica el 50% y obra nueva del 10% al 50% según los casos.

En cuanto a las plusvalías, se incrementan las bonificaciones fiscales en los supuestos de transmisiones de la vivienda por causa de muerte pasando al 95%, y se incrementan las bonificaciones fiscales en los supuestos de transmisiones de los locales afectos a actividades profesionales por causa de muerte pasando al 75%.

Además, se incorpora la tarifa por la utilización de espacios en el nuevo centro sociocultural San Julián con precios iguales a los de otros edificios municipales, salvo alguna novedad por la tipología del aula o de los usuarios, se mantienen congeladas las tasas en las instalaciones deportivas, eliminando tarifas en desuso y unificando otras, creando una tarifa diaria para las actividades deportivas y se reduce en un 50% la tarifa de bodas civiles en caso de que ambos contrayentes se encuentren en situación de desempleo en el momento de hacer efectiva la tasa, atendiendo una enmienda del PSOE.

Por último, se equiparan las bonificaciones en el IBI y las tarifas de la Escuela Municipal de Música, la Escuela Infantil Municipal y las instalaciones deportivas de las familias monoparentales y de las familias numerosas, igualmente atendiendo una enmienda del PSOE.

Este punto generó discrepancias entre su portavoz, Samuel Morón, y el de Vox, Alejandro Nolasco, que recordó que su grupo ya presentó una propuesta en 2019 para su equiparación, pero Morón le contestó que este acuerdo de pleno no se había trasladado a las ordenanzas fiscales de los últimos años.

Durante el pleno se votaron 15 puntos referentes a las ordenanzas fiscales, seis de ellos salieron por unanimidad de todos los grupos y la mayoría de las modificaciones presentadas por el equipo de gobierno fueron respaldadas por Vox y PAR.

En el debate hubo referencias a las políticas nacionales y autonómicas. “Ante quienes proponen cobrar por las autovías nosotros bajamos el impuesto de circulación un 12%; ante los que proponen subidas estratosféricas de la luz promovemos la energía renovable, ante quienes destruyen empleo, proponemos el mantenimiento y la creación de empleo y ante el hachazo fiscal del señor Lambán con el impuesto de sucesiones nosotros rebajamos las transmisiones”, resumió la alcaldesa, Emma Buj.

Por eso pidió a la oposición que “no se esfuerce en hacer demagogia”, y “que no digan que si no subimos impuestos no se van a poder prestar servicios porque cuando gobernaba el PSOE en este Ayuntamiento nos cortaban la luz a pesar de que había subidas fiscales en torno al 3% de manera generalizada”.

“Hoy bajamos los impuestos y estamos ejecutando 12 millones en obras, estamos dando ayudas al sector asociativo y tenemos más servicios sociales que nunca”, dijo. Por eso insistió en pedir que no se hiciera demagogia “porque los números hablan por si solos”.

Su socio de gobierno, Ramón Fuertes, aseguró que la aprobación de las ordenanzas fiscales eran “una buena noticia”  porque los turolenses “van a pagar menos por tercer año consecutivo incrementando la inversión y el gasto social”.

Esta visión, sin embargo, se distancia y mucho de la que ven las formaciones de izquierdas.

El portavoz socialista hizo también referencia a la política nacional y le contestó a la alcaldesa que para demagogia “la del PP” y le preguntó a la alcaldesa si con tantas referencias nacionales  estaba pensando más en Madrid que en Teruel.

Además, criticó al equipo de gobierno de querer vender el mensaje de que la izquierda quiere subir impuestos “y no es así”, porque en sus propuestas había tanto subidas como reducciones o bonificaciones. En este caso se refirió a los incentivos fiscales para autoconsumo fotovoltaico, donde el PSOE pedía el máximo permitido por ley, y recordó que había un acuerdo de pleno del 30 de abril aprobado en este sentido, que no se ha atendido.

El impuesto de circulación ya llega a la rebaja prometida

El impuesto de vehículos de tracción mecánica, también llamado impuesto de circulación, es el paradigma de las distintas formas de ver la política fiscal para la capital turolense. La modificación propuesta por el equipo de gobierno PP-Cs en el sentido de reducir progresivamente el impuesto es un compromiso electoral y año tras año se va reduciendo hasta alcanzar ya el 12% prometido en campaña.

Cuando el equipo de gobierno presentó la propuesta de ordenanzas fiscales para 2022 se planteó una reducción del 3% y se acumulaba un 9% de descenso en esta legislatura, pero finalmente esa reducción será del 6% para 2022, alcanzando ya el 12% que se prometió para esta legislatura. La modificación se aprobó con los votos a favor del Partido Popular y de Ciudadanos y también de Vox, que había presentado una enmienda para reducir este impuesto un 8%.

El resto de partidos tiene una visión distinta de este impuesto. El PAR, que apoyó la mayoría de modificaciones presentadas por el equipo de gobierno, no apoyó sin embargo esta propuesta, por considerar que reducir este impuesto ni es una medida medioambiental ni favorece el uso del transporte público urbano, explicó Joaquín Tomás. Otros grupos rechazan la bajada lineal que supone que las arcas municipales van a dejar de percibir 538.000 euros en la legislatura y proponen incluso aumentar este impuesto, como fue el caso de EMT, con el objetivo, explicó Zésar Corella, de volver al “punto de partida” para plantear un impuesto que establezca distintos porcentajes en función de los distintivos medioambientales de vehículos de la DGT y no solo bonificar a los vehículos de etiqueta cero. CHA también había planteado un incremento del 3% en este impuesto.

Marisa Romero incidió en que para la ciudadanía son unas cantidades mínimas, pero para las arcas municipales supondría una importante cantidad de dinero que se podría utilizar para el mantenimiento de la ciudad. El portavoz de Ganar Teruel, Nicolás López, también subrayó que la bajada generalizada de impuestos “va a suponer poco dinero para la gente pero sí para las arcas municipales”.

El redactor recomienda