Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

Alcañiz se tiñe de azul celeste para la procesión del  Santo Entierro ante la mirada de cientos de visitantes Alcañiz se tiñe de azul celeste para la procesión del  Santo Entierro ante la mirada de cientos de visitantes
El Sepulcro regresó a Santa María la Mayor con el vibrar de los tambores

Alcañiz se tiñe de azul celeste para la procesión del Santo Entierro ante la mirada de cientos de visitantes

Los tambores dan la bienvenida a una nueva era de los hombres con el Sellado del Sepulcro

Alcañiz vivió el sábado uno de los momentos más emblemáticos de su Semana Santa con la celebración de la procesión del Santo Entierro. La tierra cogió el mismo tono azulado que mostraba el cielo para anunciar la llegada de “la nueva era de los hombres” tras la muerte y el entierro de Cristo. Con el Sellado del Sepulcro la Plaza de España vivió un momento escalofriante que alimentó el sentimiento de pertenencia de los de casa e inundó de fervor a los forasteros.

La procesión comenzó antes de las cuatro de la tarde, cuando centenares de cofrades con sus tambores fueron colocándose en el recorrido, por la parte alta y por la parte baja de la ciudad, por el que se iba a desarrollar el evento.

Con la salida de las figuras bíblicas comenzó un desfile respetuoso y participativo en el que cientos de alcañizanos se vistieron con sus trajes regionales. La procesión del Santo Entierro es uno de los actos con mayor participación de los vecinos de la localidad.

Tras casi dos horas, la Plaza de España comenzó a teñirse de azul para recibir a los dos grandes protagonistas de la cita. La Virgen de las Lágrimas llegó en volandas y se situó en la puerta del Ayuntamiento. Poco después llegaba el Cristo yacente bajo la mirada atenta de, entre otros muchos, el cineasta Rodrigo Cortés, pregonero de la Semana Santa alcañizana 2022.

Poco a poco los tamborileros fueron formando filas sin dejar que sus palillos se detuvieran. La Plaza de España se fue convirtiendo en un lugar en el que el misticismo iba creciendo a medida que accedían más y más tambores a ella.

Con la llegada del párroco alcañizano los tambores quedaron en silencio. En ese momento se podía respirar el respeto en la plaza de la capital bajoaragonesa. El sacerdote explicó el significado de la ceremonia mientras esta iba llevándose a cabo: “Jesús queda sepultado. La muerte parece tener la última palabra, pero no es así, porque vendrá la Resurrección, que es la victoria de Jesús sobre la muerte”.

El párroco continuó explicando que el mensaje de Jesús se impone sobre el de otras religiones: “El Antiguo Testamento, re-presentando en sus figuras, da paso al Nuevo Testamento. Las sibilas, mujeres profetisas de otras religiones dan paso a Jesu-cristo, que inaugura la Era de los Hombres”.

Fue entonces cuando el sacerdote se encargó de devolver el estruendo a Alcañiz con una de las frases más características de la Semana Santa bajoaragonesa. “¡Qué suenen los tambores!”, demandó. Los alcañizanos, obedientes, aceptaron la petición y volvieron a hacer sonar con potencia, pero sobre todo con mucha pasión los cientos de tambores que abarrotaban la Plaza de España. Con la procesión del Santo Entierro, la ciudad encara la recta final de los Días Santos, que concluirán hoy.

  • 372_220417-01-01.jpg
  • 372_220417-02-01.jpg
  • 372_220417-02-05.jpg
  • 372_220417-02-02.jpg
  • 372_220417-02-06.jpg
  • 372_220417-02-04.jpg
  • 372_220417-02-07.jpg
  • 372_220417-02-08.jpg
  • 372_220417-02-03.jpg
  • 372_220417-01-01.jpg
  • 372_220417-02-01.jpg
  • 372_220417-02-05.jpg
  • 372_220417-02-02.jpg
  • 372_220417-02-06.jpg
  • 372_220417-02-04.jpg
  • 372_220417-02-07.jpg
  • 372_220417-02-08.jpg
  • 372_220417-02-03.jpg

El redactor recomienda