Síguenos

298_1200x150-opticalia.gif banner click 298 banner 298

Apoyo, optimismo y reivindicaciones entre  la clase política tras el derribo de las torres Apoyo, optimismo y reivindicaciones entre  la clase política tras el derribo de las torres
Tomás Guitarte (Teruel Existe) atiende a los medios de comunicación en los instantes previos a la voladura

Apoyo, optimismo y reivindicaciones entre la clase política tras el derribo de las torres

Teruel Existe y Vox muestran su rechazo a la detonación con protestas ante la central térmica
banner click 236 banner 236

Si los días previos a la detonación de las tres torres de refrigeración de la central térmica de Andorra habían sido movidos a nivel político, las reacciones tras la voladura no tardaron en llegar. Representantes de todas las formaciones políticas mostraron sus opiniones acerca del histórico acontecimiento. Desde la ministra de Transición Energética, Teresa Ribera, hasta los representanes territoriales de las fuerzas políticas quisieron enviar su mensaje a los andorranos afectados por el cierre, y actual derrumbe, de la central térmica. La clase política reflexionó acerca del proceso de desmantelamiento que dio un paso adelante importante, pero cada formación lo hizo con un punto de vista diferente a la anterior. Los mensajes de optimismo procedentes de las formaciones partidarias al cierre de la central se mezclaron con las incisivas reivindicaciones por parte de los partidos que reclaman la firma del convenio de la Transición Justa y piden responsabilidades por la detonación del que consideran un elemento simbólico para todos los aragoneses.

La ministra manda su apoyo

Andorra recogió las miradas de todos durante la jornada. A su salida del Consejo de Ministros, la titular del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico reflexionó sobre el papel fundamental que había tenido el carbón a lo largo de la historia en la economía nacional. Sin embargo, la ministra reconoció que en la actualidad se cuenta con fórmulas “más baratas y limpias”. No obstante, Teresa Ribera no dudó en enviar un mensaje de apoyo y de cariño a todos los andorranos afectados por la desaparición de un elemento singular de su territorio: “Un momento como este en el que desaparece una imagen de referencia para la comarca es emotivo y especial, y por eso quiero trasladar a los vecinos que estamos con ellos, y les entendemos, y vamos a seguir trabajando para ellos, más allá de la fórmula que refleje el acuerdo conjunto con los actores locales y las distintas administraciones”.

Javier Lambán, presidente del Gobierno de Aragón, también aprovechó la voladura de las torres andorranas para recordar el elevado coste que supondría su manutención para las administraciones. Lambán afirmó que el derribo de las torres de la central térmica de Andorra es algo “absolutamente lógico”, ya que a pesar de que haya quien quiera que permanezcan, nadie ha dicho para qué iban a servir ni cómo pagar su mantenimiento.

Aunque, el presidente se mostró optimista respecto al futuro de la localidad minera, que según Lambán “poco a poco se va despejando”. En ese sentido, destacó que a pesar del retraso en la firma en los convenios de transición justa, cuya tramitación está siendo más complicada de lo que se pensaba inicialmente, “tarde o temprano llegarán”.

Representantes de VOX en Aragón recriminan una Transición Justa antes de la detonación

Demanda de Transición Justa

Desde la oposición, los mensajes no resultaron tan optimistas de cara al futuro. El portavoz de Industria del PP en las Cortes, Juan Carlos Gracia Suso, lamentó que mientras algunos “quieren convertir la demolición en un espectáculo, la realidad es que la Central Térmica lleva dos años cerrada y no hay ni una empresa nueva, ni un solo puesto de trabajo relacionado con la transición justa. Se cerró la Térmica y las gentes de estas comarcas seguimos esperando una alternativa al cierre”. El portavoz popular mostró su malestar con el Ejecutivo aragonés. “Llevan tres años haciendo falsas promesa, anuncio tras anuncio. Lo que se ha demostrado es que destruir es fácil pero construir cuesta mucho”, aseguró un Gracia Suso que volvió a recordar a Javier Lambán que el convenio de Transición Justa sigue sin ser firmado.

Movilizaciones en la central

Por su parte, tanto VOX como Teruel Existe quisieron estar presentes en la voladura de las torres. Ambas formaciones se concentraron desde primera hora de la mañana en el parquin próximo al perímetro de seguridad establecido por los técnicos de Endesa con pancartas en rechazo del acontecimiento que minutos más tarde tuvo lugar a escasos metros de su ubicación.

A pesar de las diferencias ideológicas existentes entre ambas formaciones políticas, el rechazo fue mutuo, aunque los mensajes mantuvieron las diferencias.

Por parte de Teruel Existe, Tomás Guitarte calificó de “error absoluto” la demolición de las torres al considerar que el mantenimiento de la central térmica “es compatible con cualquiera de las propuestas que puedan derivarse del Nudo Mudéjar o de los convenios de Transición Justa”.

En el bando opuesto, Marta Fernández, diputada de VOX en Aragón, consideró que sí que ha habido transición energética, pero no se ha realizado de manera justa debido a que “estamos siguiendo los ritmos que marca la agenda globalista”. La representante de VOX recordó algunas de las propuestas que desde su formación propusieron para mantener viva la central, como “convertir la central en una central de ciclo combinado”.

El redactor recomienda