Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Ariño refoma y cede el antiguo consultorio médico a las amas de casa de la localidad Ariño refoma y cede el antiguo consultorio médico a las amas de casa de la localidad

Ariño refoma y cede el antiguo consultorio médico a las amas de casa de la localidad

El Ayuntamiento ampliará la biblioteca en el espacio que ocupa la asociación

El Ayuntamiento de Ariño cederá el antiguo consultorio médico a las amas de casa de la localidad tras una reforma para acondicionarlo a sus actividades. El servicio médico fue derivado hace unos años de la calle Teruel a la residencia La Solana, por lo que los bajos del edificio  compartido con el puesto de la Guardia Civil quedaron libres. Ahora, el consistorio acometerá obras para que las amas de casa puedan aprovechar las instalaciones, situadas en planta calle.

“Ellas están en la casa de cultura, en la planta más alta, y hay que subir unas cuantas escaleras”, explicó el alcalde de Ariño, Joaquín Noé. Dentro del colectivo hay personas mayores y no hay ascensores, por lo que “hablando con ellas les pareció una idea muy buena” el cambio.

De esta forma, el espacio que ellas tienen en la actualidad se destinará a ampliar la biblioteca, “que también es necesario”, por lo que “matamos dos pájaros de un tiro”, explicó el regidor.

Ayer mismo, el ayuntamiento tenía previsto abrir las plicas de las empresas interesadas en hacer la obra. El precio de licitación es de 44.718,53 euros más IVA y el plazo de ejecución se estima en dos meses, por lo que antes de que termine el año podría estar acondicionado el local.

Memoria valorada

Según la memoria valorada, las obras consistirán en la reforma de la distribución interior de tabiquería para obtener dos estancias de mayor tamaño y así poder realizar las actividades programadas por la asociación, como talleres de cocina, costura, pintura o manualidades.

De esta forma, se pasará de una distribución formada por cinco estancias, un pasillo y un cuarto de aseo a una gran sala diáfana en forma de L de 69 metros cuadrados para uso polivalente, además de un almacén de 22 metros cuadrados y un cuarto de aseo.

Para ello, se demolerán tabiques y puertas innecesarias, se instalará un nuevo pavimento y se renovará la pintura plástica. La bancada de la cocina y el cuarto de aseo se revestirán con azulejo cerámico. Se realizará una nueva instalación eléctrica teniendo en cuenta las nuevas necesidades. La climatización estará compuesta por bombas de calor y splits interiores, eliminando el sistema de calefacción por radiadores de agua calentada por caldera de gasóleo.

El fuerte del remozado local será la cocina. Se instalará el mobiliario necesario para esta función y se abrirán nuevos huecos de ventana exterior. Se cambiará la puerta de madera de entrada por otra de aluminio. En la fachada habrá un cartel en referencia a las nuevas inquilinas.

Agradecidas

Las amas de casa de Ariño agradecen el cambio de ubicación y se muestras expectantes con el inicio de las obras. “Sinceramente, nos viene bastante mejor el antiguo consultorio porque es a pie llano y no tendremos que subir tres pisos para acceder, como ahora, que a la gente mayor le cuesta bastante”, apuntó la presidenta de la asociación local, Nati Cinca.

“Lo único que les hemos pedido es que nos hagan el espacio más amplio”, sugirió la responsable, pues “en manualidades estamos unas 10 personas y según los materiales que estés manejando necesitas mucho espacio”. Lo mismo ocurre con el taller de corte, pues todas se llevan su máquina de casa.

También organizan cursos de pintura y de cocina. Esta última actividad es la que tiene más tirón. De las 90 socias, un tercio acuden siempre a estos talleres “porque lo que se hace, después se come”, dice Cinca con grandes dosis de retranca.

Las amas de casa también hacen clases de zumba, aunque en el polideportivo o al aire libre, y colaboran con iniciativas solidarias una vez al año para recaudar fondos en favor de distintas asociaciones. En el último año se han volcado con el proyecto Entre mandiles y apaños que lidera el Balneario de Ariño para recuperar recetas tradicionales. A cambio, la estación termal les bonifica sesiones de baño y masaje.

El redactor recomienda