Síguenos
Aurinka e Iberdrola optan a 700 MW del Nudo Mudéjar a cambio de cien empleos estables Aurinka e Iberdrola optan a 700 MW del Nudo Mudéjar a cambio de cien empleos estables
Javier Moya, Benjamín Llaneza y José Manuel Lamiel, de Aurika Photovoltaic Group. M.N.

Aurinka e Iberdrola optan a 700 MW del Nudo Mudéjar a cambio de cien empleos estables

Plantean un centro de formación e fotovoltaica y dos plantas de fabricación de paneles y reciclaje

La asociación que han conformado Aurinka Photovoltaic Group e Iberdrola para participar en el concurso del Nudo Mudéjar aspira a instalar 700 megavatios (MW) de energía renovable de nueva planta con un proyecto netamente fotovoltaico en Andorra y su entorno al que, en caso de adjudicación, sumaría un centro de formación profesional relacionado con esta tecnología de generación. Además, lleva en cartera una industria de fabricación de paneles solares y otra para su reciclaje, aunque condicionadas a licencias para otros desarrollos renovables en la región.

En conjunto, el entente calcula que su proyecto sería generador de aproximadamente un centenar de empleos estables una vez concluida la fase de construcción de los parques fotovoltaicos, en la que participarían centenares de técnicos y operarios que podrían salir formados del centro que propone en caso de adjudicarse la potencia a la que aspira.

Un conjunto condicionado

No obstante, el director general de Aurinka Photovoltaic Group, Benjamín Llaneza, reconoce que el conjunto de su proyecto para Aragón está ligado a la adjudicación de otros concursos que el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) prevé lanzar en los próximos meses en Aragón, que también primarán el desarrollo socioeconómico de los territorios objetivo.

El cabeza visible de Aurinka lleva desde 1989 -antes fue ejecutivo en BP Solar- en el sector del aprovechamiento energético del sol. La empresa comenzó especializándose en la fabricación de paneles y células solares, hasta convertirse en una compañía de soluciones fotovoltaicas integrales, incluido el autoconsumo.

El proyecto de mayor envergadura que ha promovido Aurinka hasta la fecha ha sido una planta solar de 200 MW en Almería que en este momento está al 50% de ejecución. Posteriormente la operará.

En el caso de Andorra, Aurinka se encargaría del desarrollo, ejecución y puesta en marcha de los parques, que posteriormente operaría Iberdrola, empresa que respalda el proyecto con su “potencia financiera”.

Llaneza define su plan como “ambicioso”, pues “el desarrollo fotovoltaico lleva aparejados desarrollos industriales generadores de empleo estable”.

En concreto, “queremos traer una fábrica de paneles fotovoltaicos, otra de reciclaje de placas y un centro de formación profesional para instruir a nuestros técnicos y a otros del sector”. Este último abarcaría  todas las diferentes disciplinas profesionales que tienen que ver con la tecnología fotovoltaica, desde el diseño e instalación en cubierta hasta el desarrollo de proyectos en suelo.

Proyecto conocido

Llaneza asegura que los ayuntamientos y el Gobierno de Aragón son conocedores del proyecto “desde hace dos años”. El responsable apostilla que Aurinka no pretende “generar expectativas irreales”, por lo que la empresa ha desechado terrenos “que pudieran tener afecciones ambientales o arqueológicas”. En concreto, “en las seis ubicaciones que hemos elegido hemos rechazado el 50% de los terrenos apalabrados con los propietarios”, subraya.

En caso de obtener en Aragón los megavatios que considera suficientes para implantar las industrias de su porfolio, Aurinka asegura que su fábrica de componentes sería la referencia para los proyectos ubicados en la mitad norte de la península.

El proyecto cumple con el mínimo de almacenamiento energético que compromete el concurso del Nudo Mudéjar, pero en ningún caso contempla inversiones en hidrógeno renovable. “No apostamos por tecnologías que, en este momento, no podemos garantizar su viabilidad, aunque confiamos que en el futuro sean un complemento ideal a la fotovoltaica”, concluyó el director general de la compañía.

La mesa empieza a evaluar

La propuesta de Aurinka e Iberdrola es una de las 11 plicas que se han presentado al concurso y cuyos sobres ya se han empezado a abrir siguiendo el cronograma del Miteco, que espera que el fallo se resuelva provisionalmente a principios de julio y definitivamente en septiembre.

Entre ellas, están las ofertas de Forestalia; los grupos Ignis y Arcoiris; Endesa; Acciona y Falck Renewables; Copenhagen Infrastructure Partners (CIP); Energías de Portugal (EDP) y Térvalis; Naturgy; Iberdrola y Aurinka; Grupotec, Solaria Promoción y Desarrollo Fotovoltaico, y Calanda Renovables SL.

La mesa de evaluación ha celebrado ya dos reuniones para decidir qué solicitudes admite a concurso en función de si reúnen todos los requisitos que debía contener el sobre A.

El redactor recomienda